Enfermedades que provoca la ingesta de agua contaminada en bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Septiembre 2019
compartir
enfermedades agua salud bovinos, enfermedades parasitarias agua bovinos, calidad de agua para bovinos, microbiología patógena agua bovinos, agua, nutrición, Ganadería, virus, bacterias, coliformes, patógenos, microbiología patógena bovinos, Agua en bebederos permite mejor ganancia de peso, mejor peso en terneros, mayor peso en novillas, consumo de agua, a mayor temperatura más carga microbiana, agua de calidad mejor consumo de alimento, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Entre las enfermedades que afectan a los bovinos cuando consumen agua contaminada, están la campilobacteriosis, la leptospirosis y la salmonelosis. Foto: infoluro.com

Las patologías transmitidas por el agua son provocadas por el consumo del líquido contaminado con restos fecales y que contienen microorganismos patogénicos. Conozca las más comunes que pueden presentarse en bovinos y demás tipos de animales.

 

El agua es el requisito más importante para el sostenimiento de la vida. Sin embargo, la polución ambiental es un problema generalizado a nivel mundial, incluyendo la contaminación del agua. Por ejemplo, en los países pobres, más del 80 % del agua en mal estado se usa para irrigación.

 

En el caso de los animales, se ha comprobado que el suministro de este líquido de pobre calidad, infectado con heces y orina, puede causar un decrecimiento en el consumo y en la ganancia de peso. (Lea: Preste atención a la microbiología patógena en el agua del ganado)

 

La mayoría de enfermedades de origen hídrico comparten síntomas comunes y las características de cada síntoma dependen de la bacteria, el virus o el microorganismo patógeno. Entre los síntomas están malestar abdominal, fiebre, vómito, diarrea y pérdida de peso.

 

Una de las patologías más frecuentes es la coccidiosis, provocada por protozoos coccidios del género Eimeria e Isospora que infectan el intestino. Cada especie tiene su propia variedad de organismos, en el caso de los vacunos es la Eimeria bovis.

 

“Por lo general, la sintomatología muestra una diarrea, además de depresión y el pelo erizado en los terneros. Como efecto de la primera, se tiene la deshidratación y la baja en el apetito que en algunas ocasiones alcanza la muerte”, sostuvo Wilmer Andrés Ramos, profesor del área de reproducción bovina en la Corporación Universitaria del Huila, Corhuila.

 

De otro lado, está la fascioliasis, una infección del hígado de los rumiantes con el parásito fasciola hepática, que también se ha encontrado en cerdos, equinos, conejos, humanos y otros mamíferos. (Lea: El listado de enfermedades parasitarias más comunes en varias especies)

 

El parásito habita en aguas limpias de flujo lento como remansos a la orilla de arroyuelos o canales de regadío y a menudo se incrustan en el barro y vegetación ribereña. Las fasciolas adultas viven en las vías biliares, donde ponen sus huevos que son arrojados al ambiente en las deposiciones.

 

A continuación se suceden una serie de transformaciones incluyendo el paso por un huésped transitorio: un caracol de la familia Lymnaea. Luego lo abandonan y se fijan en plantas acuáticas las cuales son ingeridas por el huésped definitivo.

 

Otras enfermedades que afectan a los bovinos cuando consumen agua contaminada, están la campilobacteriosis, la leptospirosis, la salmonelosis y la yersiniosis, que son de importancia zoonótica. (Lea: Contaminación de agua y atollamiento en los bebederos)

 

De igual manera, existen otras propias de los animales como el ántrax, la paratuberculosis, la peste bovina, el carbón sintomático y la actinomicosis, también conocida como el cáncer de mandíbula en bovinos.