Estrategias nutricionales y de manejo de ganado de levante

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Agosto 2017
compartir
Nutrición terneros, terneros de levante, Carta Fedegán, Yesid Tobías Bejarano Clavijo MVZ, CONtexto ganadero, ganadería Colombia
Entre mejor sea el desteto, mejor levante se logrará. Foto Carta Fedegán
En la fase de levante se busca que haya formación de tejido magro y poca acumulación de grasa, lo cual se logra con buena suplementación con minerales y proteínas. Lea los apartes de la conferencia de Yesid Tobías Bejarano Clavijo, MVZ, en la Gira Técnica de Fedegán a los Llanos. 
 
Se puede seguir ganando peso después del destete, además, existe la costumbre de que esta es una fase larga, pero hay posibilidades de hacerla más corta, y para ello, la nutrición estratégica es clave para contrarrestar las ineficiencias que por este aspecto derivan en problemas en el levante.
 
También a través de la suplementación es posible mejorar la adaptación del ternero en su estrés post destete y su rendimiento en el levante.
 
Un rumen eficiente requiere de proteína, energía y minerales, para que logre una buena alimentación de las bacterias. Entonces deben considerarse para suplementar minerales, proteína verdadera, nitrógeno no proteico, energía o algunos aditivos como levaduras o ionoforos.
 
La costumbre hace muchos años es que a todo el ganado de ceba o de cría hay que darle sal al 8 % y se ha comprobado que un animal dependiendo de donde se encuentre, no la necesita. A eso hace referencia la necesidad de tener una estrategia.
 
Y algo de sumo cuidado es que la suplementación debe ser constante. ¿Por qué se suplementa? Porque hay deficiencias de calcio, de fosforo o de cualquier otro mineral, o sea que la deficiencia va a ser permanente, y con la suplementación debe suceder lo mismo, a lo cual debe sumarse además agua de buena calidad.
 
Llevar registros
 
Para suplementar es necesario llevar registros de cada fase y poner lo que se requiere en cada sitio. Solo así, se pueden optimizar los recursos.
 
El manejo del ganado de levante carece de gerencia ya que cuando se indaga la ganancia diaria de peso –GDP– en las fincas no hay datos que permitan tener una información completa, la administración sabe que hay una pérdida de peso pos destete y que las ganancias en el levante son bajas, pero se considera que es una situación normal y no vale la pena generar una estrategia para cambiarla.
 
Lo interesante es tener actitud para lograr un buen levante. No se sabe de cuánto puede ser la pérdida o la ganancia de esa fase o el estrés post destete. Pero tomar datos, hacer registro de los mismos y analizarlos son la mejor vía para generar buenas decisiones.
 
Si entre los 8 y los 18 meses se logra cambiar la curva de GDP, se puede reducir el tiempo de sacrificio de 4 a 6 meses. A eso se puede llegar, sin lugar a dudas, con la suplementación.
 
Efectos económicos
 
En lo que se refiere a los efectos económicos del destete es importante tener en cuenta dos cosas de índole económica que se deben cambiar.
 
La primera es que cuando se pesa el ganado en las fincas hay destetos de 220 kilos, y a los cuatro meses resultan con 10 o 15 kilos por debajo, con lo cual el esfuerzo en tener un buen desteto pierde su provecho.
 
La segunda es que la fase de levante por ser tan larga, genera un costo fijo alto. Terneras que están levantándose para ir a toro, si no van a toro, tienen los costos básicos de cualquier otro animal.
 
Recomendaciones de manejo
 
Con base en la experiencia de campo surgen las siguientes recomendaciones de manejo:
  • Garantizar a los terneros destetos el consumo de materia seca.
  • Tener los terneros en su destetadero: Esto le permite tener un juego económico o acumular cierta cantidad de terneros para venderlos y no tener que comercializarlos fraccionadamente. Además, algo notorio en la suplementación es que los lotes se emparejan.
  • No enviar recién destetos al levante: se destetan y se dejan dos días en el corral y luego se envían al levante. La idea es que no sufran.
  • Hacer lotes por peso: se ven novillas de levante en el mismo lote cuyos pesos son diferentes y van desde los 145 hasta los 370.
  • Medir, evaluar y tomar decisiones: se tiene una gran oportunidad de pesar los terneros, de saber su ganancia y de hacer sus análisis de crecimiento.
  • Suplementar los terneros lactantes: un ensayo que ha dejado buenos resultados, consiste en colocar un saladero móvil con tapa, en el que se agrega un suplemento proteico. Para esto, se requiere un periodo de adaptación de consumo en el que el ternero aprende rápidamente. 
Por: Yesid Tobias Bejarano Clavijo, es Médico Veterinario Zootecnista de la Universidad de los Llanos; siete años de experiencia en el manejo de suplementación y ganadería con la empresa Somex S.A., en la que se ha desempeñado como gerente en el Casanare y Arauca y es asistente técnico de los Llanos Orientales.