Ganadería Sostenible en Caquetá, una historia exitosa

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Octubre 2022
compartir
Ganadería Sostenible en Caquetá, una historia exitosa
Ganadería Sostenible en Caquetá arroja resultados exitosos. Foto: Fedegán FNG

Juan Guillermo Cubillos es un ganadero del Caquetá que gracias a un proyecto impulsado en la región, implementó la ganadería sostenible. Aquí nos cuenta su historia.

 

A sus 57 años, da fe de que toda su familia ha sido del campo y él continuó con el legado. Afirma que este proyecto ha traído un cambio significativo para su finca. “Gracias a este proyecto cambiamos la manera en la que, desde algunas generaciones atrás, se hacia la ganadería aquí en el Caquetá”.

 

Este ganadero dice sentirse orgulloso de pertenecer a la región Amazónica, la cual comprende más del 40 % del territorio colombiano y es la zona menos poblada del país. Por su parte, el Caquetá, conocido como el portal de la Amazonía colombiana, es el tercer departamento más extenso con 5.37 habitantes por kilómetro cuadrado y el sexto menos densamente poblado. Esta región está caracterizada por una geografía rica en flora y fauna, grandes ríos que bañan el territorio y una espesa selva tropical.

 

Juan Guillermo hace parte de un proyecto impulsado por organizaciones nacionales, el cual busca contribuir con la recuperación, conservación y uso sostenible en escenarios de cambio climático. El cual cuenta con 5 componentes: transformación productiva, formación del capital humano, agregación de valores por uso de buenas prácticas ganaderas, evaluación integrada, criterios e indicadores de sostenibilidad.

 

Todos estos componentes sumados, brindaron herramientas técnicas y prácticas a los ganaderos. “El problema que teníamos un 80 o 90 % de los fincarios en Caquetá era que nosotros no teníamos la tecnología en las fincas aún sabiendo que la ganadería es la base de la economía del departamento.”

 

Asegura que empezaron a implementar técnicas para el mejoramiento de praderas, suelos, el medio ambiente en general y la seguridad alimentaria, y además han visto beneficios en sus fincas “en mi caso, primero teníamos 15 potreros, ahora tenemos 35 potreros, donde ahora tenemos más cabezas por hectárea y vamos a producir mucho mejor leche y carne”, dice Juan Guillermo.

 

Añadió que “ya tenemos un 60 % arborizado desde que comenzó el proyecto. Al menos cambiamos ese chip de tener que tumbar una hectárea para tener una vaca,  antes al contrario, ahora sabemos que hay que sembrar árboles para poder tener un confort,  bienestar animal y un mejoramiento de suelos en la finca.”

También cuenta que gracias al mejoramiento de suelos y praderas ahora manejan 2.5 cabezas de ganado por hectárea” Uno se da cuenta que la finca está produciendo mucho mejor, los ganados ya son de mejor calidad, entonces se ve la rentabilidad en las fincas gracias a las capacitaciones del proyecto”. Cuenta además que ahora hacen abonos orgánicos en los suelos, renuevan las praderas, siembran leguminosas y así han mejorado los suelos de su finca.