Más control fronterizo, menos carrusel comercial pide Fedegán

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Enero 2013
compartir
Augusto Beltrán, secretario FEP
Augusto Beltrán, secretario técnico del FEP, asegura que se busca mantener el estatus sanitario del país. / Foto: Archivo
“Lo que buscamos es un control fronterizo eficiente, en ningún momento hemos hablado de frenar las exportaciones del sector ganadero”, sostiene de forma tajante Augusto Beltrán Segregra, secretario técnico del Fondo de Estabilización de Precios, FEP, a propósito de la cantidad de especulaciones surgidas en los últimos días sobre este tema.
 
Sin embargo, Beltrán Segrera es enfático al decir que “no solo no hemos hecho pronunciamiento alguno al respecto solicitando ese tipo de cosas, sino que se han venido malinterpretando una serie de comentarios hechos desde la Federación que lo único que generan es confusión en el gremio”. (Fedegán denuncia ‘carrusel’ comercial en frontera colombovenezolana)
 
El secretario técnico del FEP reitera que lo que se hizo desde Fedegán en su momento fue enviar una carta al Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo y al director general de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, en la que se advertía sobre el cuidado que se debía tener de cara al carrusel comercial que se ha venido desarrollando en la zona fronteriza con Venezuela.
 
Lo delicado del tema no pasa únicamente por los intereses de tipo económico, sino por el cuidado que se debe tener con el estatus sanitario que actualmente ostenta el país.
 
Colombia se encuentra certificada como libre de aftosa con vacunación, lo que le ha permitido iniciar trámites para ingresar a nuevos mercados para la carne colombiana, competir con mayores ventajas y ofrecer garantías a quienes se han interesado en la oferta nacional, situaciones todas que pueden verse en riesgo si se continúa presentando la situación advertida por Fedegán.
 
José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán, ha venido llamando la atención sobre lo que ha denominado un carrusel comercial con Venezuela.
 
El dirigente ha reiterado el riesgo sanitario que se corre al ser el país vecino un  mercado irregular, donde a través de mecanismos cambiarios se alteran las fuerzas del mercado.
 
Los ganaderos de Colombia han invertido más de 500 millones  dólares en combatir la aftosa y con una situación como esta se corre el riesgo de contraerla en cualquier momento, con todas las consecuencias que algo así acarrearía para el producto local.
 
“Nosotros somos los más interesados en darle al tema una solución rápida, pero sobretodo eficiente que permita a los ganaderos seguir trabajando con la tranquilidad de estar protegidos sin que por ello disminuyan sus márgenes de rentabilidad”, explicó Beltrán Segrera.
 
Desde la Federación se ha insistido en la necesidad de generar desde la DIAN mecanismos eficientes para controlar este tipo de situaciones, igualmente se ha solicitado apoyo para reforzar las políticas existentes para el control y prevención de la aftosa y se han hecho llamados al Gobierno para que acompañe las iniciativas se han propuesto para trabajar de forma adecuada todo este tema.
 
Lafaurie Rivera ha insistido al Gobierno en el establecimiento de un registro de exportadores, donde sean los ganaderos y agremiaciones ganaderas colombianas los llamados a exportar y beneficiarse completamente de este negocio, que es manejado con comercializadores oportunistas.
 
Se trata entonces de adelantar un trabajo de manera conjunta para que desde la Federación y con quien el Gobierno designe para tal fin, se revisen cifras, estadísticas, casos prácticos y que con el conocimiento de las partes se logre encontrar mecanismos que ayuden a Colombia a seguir en la senda de la salubridad, se eleven los estándares sanitarios y se optimicen los negocios de los ganaderos del país”, sentenció Beltrán.