Rafael Mejía le apuesta a reducir brechas sociales con vacas por la paz

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Julio 2015
compartir
Entrega Vaca por la Paz 2015
Hasta el momento, el programa ha entregado 2.500 bovinos en todo el territorio nacional. Foto: Óscar Harry Flórez.
A título personal, el presidente de la SAC se vinculó al programa que lidera Fundagán, con el fin de mejorar las condiciones económicas y nutricionales de campesinos en Nariño. Así mismo, en Cartagena se realizó la entrega de otras 2 semovientes preñadas.​
 
Al municipio de Pasto, en el departamento de Nariño, llegarán 12 Vacas por la Paz, en aras de mejorar la calidad nutricional de familias campesinas de escasos recursos y, de paso, brindarles la oportunidad de aumentar sus ingresos.
 
Las entregas, que se realizarán el próximo 17 de julio, corresponden al compromiso de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, con la población más vulnerable del campo colombiano. (Lea: Donación de vacas “cumple función resocializadora” en el Caribe)
 
Cada 2 años, la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, realiza una gran cena gourmet, en donde empresarios, entidades del sector público y ganaderos, se reúnen para apoyar el programa ‘Una vaca por la paz’, donando en especie o en dinero, el equivalente a una vaca preñada.
 
De acuerdo con Nataly Delgado Pinzón, directora ejecutiva de Fundagán, esta iniciativa es una respuesta al llamado solidario que busca apoyar a las familias rurales y, así, poder brindar opciones desde la ganadería a pequeños productores que están en situación de vulnerabilidad, pero que encuentran en esta actividad un medio digno de subsistencia.
 
La desigualdad y el olvido en que se encuentran las familias campesinas son un motivo para que desde Fundagán generemos estrategias para que el sector privado también haga parte del cambio y fortalecimiento social de la ruralidad colombiana. A través del programa queremos llevar una semilla de esperanza a todos los campesinos, para que puedan encontrar en la ganadería un medio digno de progreso”, afirmó Delgado Pinzón.
 
La vocera de la entidad dijo que es gratificante que empresarios como Rafael González Ulloa y el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía López, se vinculen al programa para beneficiar a estas familias. (Lea: Lafaurie entregó 18 vacas preñadas en Agroencuentro de Valledupar)
 
Según el dirigente gremial, la sociedad tiene que aprender a compartir y ayudar, porque en el sector agropecuario eso es lo que más falta hace.
 
Este programa es extraordinario por todo lo que hay hacia el futuro. Estoy convencido de que cuando se apoya no se debe hacer solo por una vez sino que hay que continuar y así motivar a todas las personas a que lo hagan. Siempre que pueda voy a ayudar a reducir las brechas entre la pobreza rural y la urbana, y esa pobreza no es solo hablar de ingresos monetarios sino también de educación, vivienda, servicios y de oportunidades”, afirmó Mejía López, quien agregó que esta donación nace desde una iniciativa personal, la cual busca ser un ejemplo para otros que están en mejores condiciones tanto nutricionales, como económicas.
 
Por su parte, Rafael González, socio de Riopaila, aseguró que el programa les enseña a las familias beneficiarias a generar ingresos nutricionales y económicos, para que de esta manera puedan progresar.
 
“Vengo realizando donaciones al programa Una vaca por la Paz desde su inicio, debido a que a todas las personas que he tenido la oportunidad de regalarles una novilla preñada siempre me lo han agradecido. Estoy seguro que con estos gestos de solidaridad, muchas familias han mejorado su situación económica y han podido salir de sus niveles de pobreza. Me encuentro muy agradecido con el programa, me parece que es verdaderamente extraordinario porque le enseña a la gente a auto superarse. Con estas vacas, las familias trabajan, producen y progresan”, aseguró González. (Lea: Alcaldía de San Marcos hace posible sueño de tener vaca a 10 familias)
 
Para Enrique Erazo, futuro beneficiario de uno de los 12 semovientes preñados que se entregarán en Pasto, recibir una vaca es un gran apoyo que beneficiará a su familia, “ya que la vaquita va a dar leche y eso me va a servir para alimentar a mis 3 hijos y poder venderla acá en el campo. Además, cuando mi vaca tenga crías, me va a servir para incrementar los ingresos de mi hogar. Quiero agradecerle a Fundagán y decirles que sigan apoyando a toda la gente de bajos recursos y que realmente lo necesita”, expresó Erazo.
 
Entregas en Cartagena
 
“El pasado 14 de julio se entregaron 2 vacas preñadas, una a la señora Carmen Helena Osorio López y al señor Carmelo Vergara Carrasquilla, las cuales fueron donadas por la empresa Inversiones Cospique S.A.S., en la vereda Membrillal, las entregas se hicieron a través del Comité de Ganaderos de Bolívar. La gente se mostró muy contenta porque son personas muy pobres, las condiciones en las que ellos están son básicas, entonces la vaca les va a ayudar a mejorar su situación”, indicó en diálogo con CONtexto ganadero Óscar Harry Flórez d'Haro, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, el cual es administrado por Fedegán.
 
Por su parte, Fundagán aseguró que seguirá en la tarea de despertar el apoyo e interés en todos los ganaderos y empresarios para que cada vez sean más los que se unan a esta causa. Los nuevos beneficiarios de las donaciones recibirán acompañamiento por parte de Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado durante 3 años a través de visitas y recomendaciones técnicas. (Lea: Infantes de Marina reciben 'Una vaca por la paz')
 
En la actualidad el programa ha entregado 2.500 bovinos en todo el territorio nacional.