Gobierno de Argentina permite la media res pero no el «hombreo»

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Enero 2023
compartir
argentina media res y hombreo
La modificación normativa en Argentina prohíbe que las piezas superiores a 32 kg sean cargadas por personas, eliminando la práctica conocida como «hombreo», cargar la media res en el hombro. Foto: Buenos Aires Times

Las escenas de los carniceros cargando con media canal de res en la espalda podrían ser cosa del pasado después de un nuevo fallo del Gobierno de Argentina. La modificación normativa prohíbe que las piezas superiores a 32 kg sean cargadas por personas, eliminando la práctica conocida como «hombreo».

 

El gobierno del presidente Alberto Fernández decidió ayer modificar una serie de resoluciones que establecen la obligatoriedad del troceo de la carne vacuna en pedazos que no pueden superar los 32 kilos para su comercialización a carnicerías y puntos de venta minorista, y permitirá, tras una serie de idas y vueltas, que trozos de un peso superior sean descargados con métodos mecánicos.

 

Desde su llegada al poder en 2019, el gobierno se ha empeñado en poner fin a la práctica del «hombreo», que data del siglo XIX y consiste en llevar el corte de «media res» (media canal vacuna) en la espalda. El corte se permite pero la forma de cargarlo se elimina por motivos de higiene y salud. (Lea: 22 plantas de Argentina están autorizadas para enviar carne de res a México)

 

La imagen de un carnicero doblado bajo el enorme corte es bien conocida en Argentina, donde los ciudadanos comen casi 48 kilogramos de carne al año per cápita, según estadísticas oficiales. Pero «la media res» puede pesar más de 100 kilogramos, una carga aplastante incluso para el carnicero más robusto, y transportarlo puede causar lesiones musculares o en la espalda.

 

«El debate es si seguimos comercializando carne vacuna como hace 150 años o, como lo exige la salud, bromatológica, del trabajador y del consumidor, en el siglo XXI», dijo recientemente el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, para Buenos Aires Times. (Lea: Argentina volvió a ganar el premio al mejor bife del mundo)

 

El sector en sí estaba dividido por el tema y en su mayor parte giraba en torno al costo. Algunos estaban a favor de la modernización y de evitar que grandes piezas de carne entren en contacto con diferentes superficies. Pero muchos argumentaron que las nuevas reglas beneficiarían a los principales exportadores en detrimento de los procesadores más pequeños sin los medios para invertir en nueva maquinaria.

 

Otra solución hubiera sido aumentar el precio al consumidor, una idea impopular en un país donde la inflación alcanzó casi el 95 % el año pasado. Una ley de 2020 redujo el peso máximo de un corte de carne que puede transportar una persona a 25 kg. Eso se modificó al año siguiente a 32 kg, pero las autoridades aún querían eliminar el corte de medio animal.

 

Esta semana, se encontró un compromiso. El corte de medio animal permanece, pero debe trasladarse desde camiones mediante un sistema de poleas y rieles, informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. La nueva ley se implementará «sistemática y progresivamente», agregó. (Lea: Aspectos que debería saber sobre la canal bovina y el rendimiento en canal)

 

De otro lado, la nueva resolución que publicará la cartera agropecuaria «establece la conformación de una mesa técnica consultiva permanente integrada por Senasa, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), las provincias y otros organismos públicos considerados pertinentes».

 

Además, «la normativa establece que sólo se podrán cargar o descargar desde el medio de transporte hasta el interior del establecimiento o viceversa, por medio del acople de la rielera del transporte con la rielera del establecimiento», según informó Infobae.

 

Estas modificaciones estipuladas para las resoluciones hoy vigentes dan lugar a dos cosas. Por un lado, el Gobierno no renuncia, en teoría, en ir a un proceso que permita establecer el troceo como medio de comercialización, aunque se desconocen plazos para lograrlo y, por el momento, no será obligatorio.

 

Por otro lado, el Ejecutivo cedió ante el pedido de las provincias y algunas cámaras empresarias del sector de utilizar medios mecánicos para las descargas de las medias reses, aunque solo mencionó para tal fin las rieleras y no otro método. Por lo pronto lo que sí desaparecerá es el “hombreo” de cualquier corte superior a los 32 kilos.

 

Tras varias prórrogas que se realizaron desde 2021 para implementar la nueva modalidad de comercialización, la presión de los frigoríficos y matarifes abastecedores del mercado local y la reticencia de algunas provincias llevaron a que el pasado 15 de enero, momento para el cual se había decidido el final de la media res, el Gobierno disponga el sistema mixto donde se impulsa el troceo al mismo tiempo que se puedan utilizar medios mecánicos.