“Fedegan está en disposición de concertar la política rural y ganadera”: Lafaurie

Por: 
Contexto ganadero
28 de Junio 2022
compartir
Presidente electo Gustavo Petro
“La democracia exige la permanente construcción de reglas de juego y luego ser fieles a ellas”, precisó José Félix Lafaurie Rivera. Foto: semana.com - nature.org - sisdeagro.com

“Si el presidente electo Gustavo Petro llama a la concertación, el diálogo y a la construcción de consensos, Fedegan estará presto a atender ese llamado”, dijo el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán).

 

En reunión virtual con más de 600 ganaderos del país, el presidente ejecutivo de Fedegan, José Félix Lafaurie Rivera, explicó la postura del gremio cúpula de la ganadería colombiana frente lo propuesto en campaña, al programa de gobierno, y al discurso como presidente electo.

 

Como nota introductoria de su conversatorio, el presidente de los ganaderos colombianos explicó el marco de la política actual en el que se eligió al presidente electo. Señalo que “vivimos en una democracia” y que la democracia exige el respeto por las decisiones de las mayorías, requiere lograr consensos, necesita innegablemente el respeto y fortalecimiento de las instituciones. Anotó que la democracia fortalece las libertades y mejora el bienestar de los ciudadanos y exige la construcción de reglas de juego y ser fiel a ellas.

 

Dicho esto, indicó que el presidente legítimo es el señor Gustavo Petro Urrego, y que él hizo un llamado a la concertación, al diálogo y a la construcción de consensos. Concluyó en que “es necesario atender ese llamado”.

 

Fiel a su credo político de origen conservador, Lafaurie expresó que “a la gente hay que creerle”: “Hay que creer en lo propuesto en campaña. Hay que creer en el programa de gobierno. Hay que creer en su discurso como presidente electo. Hay que creer en su propuesta de concertación, dialogo y construcción de consensos”.

 

En razón a ello Fedegan, dijo, está en la disposición de concertar la política rural y ganadera con el gobierno en el hipotético caso que este viabilice un espacio para poder conversar con él.

 

En consecuencia, “los ganaderos tendremos que estar muy atentos a lo que el gobierno establezca en materia de política y desarrollo rural. La representación gremial reunida en la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, estará presta, diligente a ir a los espacios que el gobierno brinde para discutir y para concertar si fuere posible, aquellas decisiones en materia de política pública rural”.

 

Lafaurie Rivera explicó que hoy la situación es diferente a cuando el gobierno de Santos llamó a los gremios del sector agropecuario a discutir la política rural en la Universidad Nacional con las Farc. En ese momento Fedegán le envió una carta al señor Bruno Moro, en ese entonces representante del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, quien estaba encargado de desarrollar la citada reunión. En esa misiva se le dijo al Señor Moro que el interlocutor natural de Fedegan no eran las Farc, ni tenía que discutir absolutamente nada. Se le preciso que el interlocutor natural de Fedegan era el gobierno nacional de Juan Manuel Santos y, si este presidente quería preguntar, consultar o concertar con el gremio ganadero cualquier tema, todos los canales estaban abiertos.

 

El gobierno consideró que la postura de Fedegan era como una mula muerta que se atravesaba al proceso de paz y así se concibió, “nos atravesamos”.

 

En este mismo escenario vale la pena recordar que el único tema que el gobierno de Santos tramitó con la Farc fue el de tierras y el desarrollo rural. Ningún otro sector económico estuvo en riesgo en ese momento, salvo el ganadero.

 

Por consiguiente, era evidente que el gremio ganadero que tiene un poco más de 34 millones de hectáreas de los 42 millones de hectáreas que tienen título de propiedad legítimo, necesariamente tenía que salir en defensa del principal activo de esta actividad: la propiedad sobre la tierra.

 

Por eso durante los largos años en los que el gobierno de Santos adelantó la negociación con las Farc, la junta directiva de Fedegan respaldó las decisiones de Fedegán pese a las difíciles circunstancias que se vivieron, sobre las que sigo creyendo, le hicieron mucho daño a la institucionalidad.

 

Como herencia maldita de ese Acuerdo, hoy tenemos a gente de las Farc en el Congreso con impunidad, guerrilleros como la famosa Nueva Marquetalia haciéndole la vida imposible a los colombianos con el negocio lucrativo del narcotráfico y las disidencias que no se acogieron al “acuerdo” de paz que el gobierno de Santos desarrolló en esa época.

 

La postura que la junta directiva y la presidencia de Fedegan tomaron en ese momento, tenía toda la legitimidad para defender los intereses de los ganaderos.

 

A renglón seguido Lafaurie Rivera se refirió a lo dicho por Petro en campaña, tomando en consideración lo publicado por varios medios de comunicación

 

 

Lo que dijo Petro en campaña electoral

 

Lafaurie dijo que el electo presidente expreso su concepción de latifundio improductivo, y las formas en que manejaría este tema.

 

  • Colombia tiene 15 millones de hectáreas fértiles y solo produce en cinco. ¿Qué se debe hacer? “Hay que poner impuestos al latifundio improductivo porque esto abarata la tierra y el dueño queda con dos opciones: vuelve el terreno productivo o lo vende. Y ahí está el Estado listo para comprar”, El Tiempo- febrero 2018.

 

  • “Estamos hablando de 15 millones de hectáreas que deberían producir alimentos, que sus poseedores deberían tenerla produciendo, pero no lo hacen porque son el lavado del narcotráfico”, La República, junio 2018.

 

  • “Sí un latifundista improductivo no quiere vender su tierra tendrá dos alternativas: 1. Volver productiva su tierra. 2. Dejar su tierra improductiva, pero pagará el impuesto de tierras fértiles improductivas”, Trino-octubre 2021.

 

  • “La expropiación no es instrumento para hacer la reforma agraria pues, como gobernante puedes tener una política de desestímulos a la improductividad, como la subida de impuestos…”, Caracol junio 15 2022.

 

  • Álvaro Uribe Vélez es un gran terrateniente, poseedor de tierras, en general de ganadería extensiva, es decir, no es productivo”… comprarle a él y a otros “grandes terratenientes” tierras para darles un uso productivo y para que “allí se pueda producir comida”, Semana octubre 2021.

 

Sobre estos planteamientos, se preguntó:

 

“La carne y la leche no son 'Comida'”

 

La tierra dedicada a la ganadería “no tiene un uso productivo”

 

— A la tierra improductiva hay que subirle impuestos para obligarla a vender. Y anotó que “La venta forzada es una forma de expropiación”.

 

 

Petro y la Reforma Rural Integral

 

Petro expuso ante los colombianos igualmente lo siguiente:

 

  • Democratizar la tierra fértil y el agua para alimentar a Colombia (punto 2.1.1 del Acuerdo de la Habana)

 

“Avanzaremos hacia el cierre de la brecha de desigualdad en la tenencia y uso de la tierra y el agua a través de una reforma agraria y acuaria (…) Garantizaremos el derecho a la tierra para las familias rurales, la formalización de la propiedad y evitaremos la expansión indiscriminada de la frontera agraria y la colonización de baldíos”.

 

  • Adelantaremos la reforma agraria haciendo realidad y potenciando el Fondo de Tierras, los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial y otros instrumentos creados por el Acuerdo Final de Paz, con lo que se titularán millones de hectáreas,…

 

En aquellas subregiones estratégicas para hacer de Colombia una potencia agrícola, propondremos al propietario del latifundio improductivo activar la producción de sus terrenos, pagar los impuestos correspondientes, o en última instancia, venderlos al Estado para que este a su vez lo entregue a las comunidades rurales.

 

La tierra más fértil del país generará empleo para millones de familias desplazadas de sus tierras, cooperativas de productores agrarios y demás actores rurales. Seremos una potencia agrícola, para que nunca más haya hambre en nuestro suelo.

 

  • Como herramienta estratégica de la reforma agraria, realizaremos el catastro multipropósito con base en el cual desincentivaremos el latifundio improductivo en tierras fértiles a través de impuestos y orientaremos la distribución equitativa de la tierra., hacia el uso de acuerdo con la vocación productiva, especialmente la producción agroalimentaria y la implementación de sistemas agrosilvopastoriles.

 

Lafaurie indicó con respecto a lo anterior que Petro propone respetar la propiedad privada a cambio de ser productivo, convertir al país en una potencia agrícola. Pero a su vez advirtió una amenaza: los diálogos regionales vinculantes pueden entorpecer y demorar el desarrollo de políticas públicas urgentes y necesarias.

 

 

El programa de gobierno de Petro

 

Esta es otra de las referencias bibliográficas que utilizó el presidente ejecutivo de Fedegán para darle un marco sobre el cual se desenvolverá la política pública rural, sobre el cual trajo los siguientes apartes:

 

  • Los Acuerdos de Estado con los firmantes de la paz, la sociedad y la comunidad internacional se cumplen.

 

En nuestro gobierno recuperaremos el tiempo perdido (…) haremos realidad lo pactado en toda su extensión. En particular, el acuerdo sobre reforma rural integral será pilar central de nuestra propuesta de democratización de la tierra y por tanto entre otras medidas constituiremos el Fondo de Tierras, crearemos la jurisdicción agraria, avanzaremos en la elaboración de los Planes de Ordenamiento Social de la Propiedad Rural –POSPR, implementaremos el Registro de Sujetos de Ordenamiento (RESO) para contribuir a la resolución pacífica de conflictos y a la seguridad jurídica de la tenencia…

 

 

  • Hacia un cambio de paradigma en la lucha contra las economías ilegales.

 

Impulsaremos la sustitución de tierras y de economías para que las poblaciones rurales hagan parte del nuevo modelo de economía productiva, (…) participando como propietarios de los nuevos encadenamientos productivos.

 

Reparación efectiva e integral de las víctimas Materializaremos el principio de centralidad de las víctimas para reparar los daños causados en las personas y sus territorios.

 

Promoveremos las reformas institucionales y legislativas necesarias para (…) subsanar la deuda que el Estado tiene con la sociedad en materia de restitución de tierras…

 

Se impulsarán estrategias de acompañamiento jurídico para acelerar los procesos de restitución de tierras y se transformará la metodología de macro y micro focalización para avanzar de manera significativa en la restitución de tierras.

 

Fomentaremos el retorno y la reubicación de las víctimas de desplazamiento (…). En este sentido, se buscarán alternativas de acceso y garantía del derecho al territorio para las víctimas que se encuentran actualmente en condiciones de indignidad en las ciudades

 

De acuerdo con Lafaurie Rivera, será prioridad del nuevo gobierno la aplicación en toda su extensión de la reforma rural integral del acuerdo con las Farc, sin embargo considera que si bien Fedegán está de acuerdo en gravar la tierra improductiva, existe una brecha sobre el concepto mismo de productividad, cuando solo se fija en el tamaño y desconoce la condición productiva de actividades como la ganadería, así como la realidad de a puño de las enormes carencias de infraestructura básica para la producción agrícola y pecuaria, frente a las cuales la ganadería es más adaptable.

 

 

¿De dónde saldrán los 3 millones de hectáreas para alimentar el Fondo de tierras

 

Lafaurie manifestó que la Reforma Rural Integral se basa en 4 aspectos fundamentales:

 

1.El Fondo de Tierras, que a su vez provendrá de 6 fuentes que son:

1. Tierras provenientes de la extinción rural de dominio.

2. Recuperación de baldíos indebidamente apropiados u ocupados.

3. Tierras provenientes de la actualización de reserva forestal.

4. Tierras donadas.

5. Tierras adquiridas o expropiadas por motivos de interés social o de utilidad pública.

6. Tierras inexplotadas, esto es, las recuperadas mediante extinción administrativa de dominio por incumplimiento de la razón social o ecológica.

 

Expreso dudas sobre estas fuentes pue dijo ¿Quién dona tierras? Nadie. Eso es ser ingenuo”, aseguró.

 

Se cuestionó entonces, ¿de dónde saldrán los 3 millones de hectáreas?

 

En este tema recomendó tener cuidado con el Acuerdo de Escazú y, además, dijo que se requerirán grandes recursos presupuestales en una coyuntura de alto déficit fiscal de las finanzas nacionales.

 

Otros temas que toco el presidente de los ganaderos son

 

La Jurisdicción Agraria. Este aspecto se constituye en una amenaza a la propiedad legítima de la tierra. Existió un proyecto de ley sobre dicho tema en el Congreso en 2021 y no pasó la legislatura, pero no obstante será otra prioridad del gobierno de Petro.

 

Catastro multipropósito. Expresó que el gobierno de Iván Duque avanzó en este tema. El Catastro antes era de $32 billones y ahora es de 6 veces más $198 billones. Consideró importante concretar la actualización catastral multipropósito.

 

Zona de reserva campesina. Opinó que se han convertido en zonas de pobreza y aislamiento de campesinos minifundistas. También de control territorial del narcotráfico.

 

 

La posición de Fedegán frente al gobierno electo de Gustavo Petro

 

El dirigente de los ganaderos concluyó con lo siguiente:

 

-El gobierno de Petro se compromete a profundizar y potenciar el cumplimiento del Acuerdo con las Farc, en especial, en lo relativo a Reforma Rural Integral.

 

-Como parte de la RRI se comprometió a hacer realidad y potenciar el Fondo de Tierras, lo que quiere decir que sobrepasará los 3 millones de hectáreas pactados en el Acuerdo (La pretensión inicial de la Farc en la negociación era de 20 millones de has).

 

-La RRI contiene los elementos que coinciden con la propuesta de la “democratización de la tierra” incluida la participación de las “comunidades” en todos los procesos.

 

-El eje central de la “Democratización de la tierra” es la persecución de la que el gobierno considera “Improductiva”, principalmente la dedicada a la ganadería empresarial, la cual debe dedicarse a “producir alimentos” como si la carne y la leche no lo fuera.

 

-Del gobierno Petro harán parte los funcionarios del gobierno Santos, que negociaron el Acuerdo con las Farc y que propiciaron la persecución a Fedegan por su posición frente a las negociaciones y al Acuerdo.

 

Tal como afirma en su columna editorial, si la actitud es de concertación, como debe ser en democracia, Fedegán está dispuesto a sentarse con el gobierno Petro a confrontar visiones y buscar consensos de acción frente a un objetivo compartido; con independencia, respeto y dignidad; sin perder de vista los derechos y expectativas de los ganaderos, pero atendiendo el consejo de quien fuera mi mentor: “A la gente hay que creerle”. Y ahí estaremos.