Fedegán se defiende del ataque de Maya

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Agosto 2018
compartir
Fedegán, Contraloría General de la República, Edgardo José Maya Pinzón, Contralor Maya, Fedegán se defiende del ataque de Maya, Ministro de Agricultura, falsedades, Ministro Valencia,  José Félix Lafaurie Rivera, Friogán S.A., Fondo Nacional del Ganado, Licitación No. 001 de 2018, control fiscal, liquidación del FNG, Fiduagraria, Aurelio lragorri, retractación, proceso penal, injuria y calumnia, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
Maya pretende desconocer los resultados objetivos de la gestión auditora de la CGR sobre el Fondo Nacional del Ganado bajo la administración de Fedegán, afirma José Félix Lafaurie R, Presidente ejecutivo de Fedegán. Foto: static1.squarespace.com, elheraldo.co- CONtexto ganadero.
El contralor saliente señala que la administración de recursos parafiscales no debe ser entregada a Fedegán. El gremio afirma que la de Maya es una persecución sin precedentes en su contra, al tiempo califica la comunicación como malintencionada, en la cual le trasmite al ministro de Agricultura una serie de "inquietudes" soportadas todas en falsedades.
Frente a la arremetida que hiciera el Contralor saliente, Edgardo José Maya Pinzón, contra Fedegán –en un oficio enviado al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, al punto de llegar a conminar a este Despacho para que Fedegán no sea el administrador de la cuota de fomento ganadero y lechero, el gremio ganadero envió al Ministro Valencia una comunicación en la que le hace unas precisiones y aclaraciones a lo señalado por Maya.
 
El contralor dice en su comunicación que el despacho de Minagricultura “deberá, imperiosamente, garantizar que la administración de los recursos parafiscales no caiga nuevamente bajo la órbita de un gremio cuya administración ha sido cuestionada y que, por ende, no tenga las calidades para la salvaguarda del recurso público, como es el caso de Fedegán.
 
Para el gremio ganadero lo afirmado por Maya no sólo atenta contra la gestión auditora de la CGR y la labor profesional de los funcionarios de la entidad que abandona, sino que se arroga la pretensión de impartirle al ministro una "orden" según la cual deberá asumir "imperiosamente", una serie de decisiones en relación con el manejo de la parafiscalidad ganadera.
 
El estado del arte
 
Luego de un minucioso y argumentado análisis en el que desvirtúa los argumentos de Maya, el presidente de los ganaderos, José Félix Lafaurie Rivera, resume la situación actual de las empresas involucradas así.
 
Hoy, la empresa Friogán S.A., no solo cumplió su objetivo de liderar la necesaria transformación del sector del sacrificio, sino que se salvó de la liquidación. Está totalmente a salvo y con grandes perspectivas en el mercado de la carne.
 
El Fondo Nacional del Ganado, por el contrario, fue intervenido por el Ministerio y luego liquidado sin la posibilidad de retorno que se le otorgó a Friogán, con lo cual se causó daño enorme a Fedegán, a los empleados del FNG y, lo más importante, a la ganadería colombiana.
 
Con el salvamento total de Friogán, se vendría a comprobar que sus recursos nunca estuvieron en riesgo, y que el FNG, después de cancelar todos sus pasivos inclusive los laborales de todos sus empleados que perdieron el trabajo, generó un excedente de $90 mil millones que ya fue restituido por el liquidador al Ministerio.
 
Agrega que el saliente contralor Maya, después de cuatro años en donde ordenó realizar varias auditorías y actuaciones especiales al FNG, no encontró un solo hecho reprochable que, en el marco de sus competencias, le hubiese permitido sancionar o endilgar alguna responsabilidad fiscal a Fedegán.
 
“En lugar de ello, ad portas de su retiro de la Contraloría, de manera aleve y violentando las normas constitucionales en materia de control posterior y, más grave aún, incurriendo en desacato de la sentencia de la Corte que prohíbe el control de advertencia por parte de la CGR, asumió una conducta abusiva mediante la cual pretende presionar mediáticamente al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, para que el atropello contra Fedegán continúe, tal como lo patrocinó el contralor Maya a finales de 2015, en connivencia con el gobierno anterior”.
 
Los procesos licitatorios
 
El Contralor afirma que las recientes modificaciones y retrasos que se han presentado en el proceso licitatorio para contratar al administrador de la cuota parafiscal de fomento ganadero y lechero (Licitación No. 001 de 2018, actualmente suspendida), tienen origen en la multiplicidad de observaciones realizadas al proyecto de pliego de condiciones por parte de FEDEGAN en espera del cambio de gobierno.
 
Por su parte la entidad gremial señala que estos retrasos, modificaciones u otras circunstancias vienen desde el año 2016, y que Fedegán no ha tenido incidencia alguna diferente a la de los demás actores, que en ejercicio del legítimo derecho de efectuar observaciones en el curso de un proceso público.
 
Explica que sí se dio un sesgo radical contra Fedegán, que atentaba contra la posibilidad de participar en condiciones competitivas y de igualdad, pues dicho proceso precontractual desconocía que el MADR está en la obligación legal y perentoria de adelantar a Fedegán un debido proceso administrativo respecto de su idoneidad y capacidad para administrar el recaudo, administración e inversión de las cuotas de fomento ganadero y lechero, derivada de su anterior gestión en esta materia, tal como lo ordenó de manera clara y perentoria la sentencia C-644 de 2016 de la H. Corte Constitucional,
 
A esta circunstancia, dice la comunicación de Fedegán, se suma el inédito hecho de que el Ministerio, atendiendo los intereses de unos proponentes, elevó consulta a la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, sobre la capacidad de participación de Fedegán en ese proceso y su posible contratación, a lo cual el Alto Tribunal respondió, de manera contundente, que no existía ninguna inhabilidad o incompatibilidad por parte de la Federación para ser el administrador de la contribución ganadera. Por cuenta de esta consulta, el proceso se dilató por un término cercano a los seis meses
 
Los resultados del control fiscal
 
Afirma el Contralor que “FEDEGAN, de manera tergiversada, ha invocado que durante 22 años recibió las mejores calificaciones cualitativas y cuantitativas por parte de la Contraloría General de la República y presenta como argumento el supuesto manejo transparente, eficaz y eficiente del Fondo Nacional del Ganado – FNG”, pero que el argumento de las "buenas calificaciones" ha sido producto de las interpretaciones sesgadas y parcializadas por parte de un ex funcionario de la Contraloría y actualmente revisor fiscal de FEDEGAN (sic).
 
De acuerdo con Fedegán, esto no corresponde a la realidad. Maya pretende desconocer los resultados objetivos de la gestión auditora de la CGR sobre el Fondo Nacional del Ganado bajo la administración de Fedegán.
 
En los informes oficiales de la Contraloría –que pueden ser consultados en cualquier momento–, están claramente expresadas las opiniones y conceptos de auditores sobre el manejo de los recursos de la parafiscalidad, así como los resultados obtenidos a partir de los mismos.
 
Más aún, en los informes mencionados, muchos de los cuales anteriores a la gestión del señor Maya como contralor, ni durante los cuatro años de su ejercicio, se derivó acción alguna por parte de la CGR, capaz de determinar responsabilidad fiscal en cabeza de Fedegán como administrador del FNG
 
La liquidación del FNG
 
Maya señala que la liquidación del Fondo se debió a circunstancias como el otorgamiento de garantías.
 
A este respecto Fedegán afirma que lo cierto es que en el seno de la Junta Directiva del FNG, en el año 2016, cuando la mayoría de sus miembros se disponían a aprobar los proyectos de acuerdo de reorganización, tanto del FNG como de Friogán, el entonces Viceministro de Asuntos Agropecuarios, presidiendo dicha Junta, previa consulta a la Contraloría, informó a los demás miembros que el órgano de Control Fiscal lo había instruido para no permitir el trámite acuerdo de reorganización empresarial.
 
Estos hechos dan cuenta de la grave intromisión de la CGR en una trascendental decisión, actuando por fuera de sus competencias y extralimitándose en el ejercicio de sus funciones, llevando a un fondo parafiscal, sano jurídica, financiera y administrativamente, a una liquidación innecesaria, que ha traído como consecuencia la ausencia de inversión de recursos parafiscales ganaderos en el sector, con el agravante de que no solo no se invirtió en los objetivos de la Ley 89 de 1993, sino que en el único programa en que se invirtió, el de Sanidad Animal, el país perdió el estatus sanitario de libre con vacunación.
 
De otra parte, contrario a lo que afirma el contralor Maya, si bien el ingreso del FNG a Ley 1116 de 2006 fue cierto, omite informar que Fedegán, en su condición de entidad administradora, no fue partícipe de la decisión de ingresar al régimen de reorganización empresarial, toda vez que tal decisión fue de la Junta Directiva del FNG (sesión de JD del 22 de junio de 2015, acta No. 153), presidida por el Ministerio de Agricultura, en desarrollo y ejercicio de una competencia exclusiva y excluyente en esta materia.
 
Según Fedegán, el contralor Maya se aleja totalmente de la realidad jurídica y fáctica, toda vez que, como se puede evidenciar en los estudios previos, en el acto administrativo de justificación (sin número) de la contratación de Fiduagraria, no se invocan solamente las menciones que hace dicho funcionario, sino que se invocan otra serie de razones, ninguna de las cuales a la fecha ha generado responsabilidad fiscal sobre Fedegán como entidad administradora del FNG.
 
Finalmente señala Lafaurie R., que “debo reiterar mi extrañeza y rechazo, no solo como representante de un gremio, sino como ciudadano del común, a la comunicación sin fundamento y alejada de las competencias que le otorga la ley, de un saliente contralor general de la República, que de manera temeraria descalifica a una reconocida institución gremial, sin tener los fundamentos que la ley obliga a un funcionario público al expresarse públicamente, solo con el ánimo de atender a una venganza personal.
 
Pero, además, tratándose de un pronunciamiento del jefe del máximo órgano de Control Fiscal, se violan flagrantemente los principios de objetividad e independencia que este debe aplicar y, principalmente, el de evitar la coadministración que fue proscrita desde la promulgación de la Constitución de 1991.
 
Cuando me refiero a la falta de argumentos, debo traer a colación la reciente declaración pública del ex ministro Aurelio lragorri, con ocasión de la retractación en el curso de un proceso penal por injuria y calumnia como resultado de la conciliación con el presidente de Fedegán en dicho escenario judicial, sobre unos falsos señalamientos que el citado ministro expresó en un conversatorio público llevado a cabo el día 24 de julio de 2017 en el departamento del Caquetá.
 
En la retractación, en concreto, el exministro lrragorri manifestó que " ... no existe prueba alguna que me permita afirmar lo antes señalado. Es decir, no hay fundamento probatorio donde se pueda atestiguar que antes se robaban o que existían malos manejos en relación con los recursos del Fondo Nacional del Ganado".
 
Igualmente afirmó que: "No fue mi intención menoscabar o dañar el honor, honra y buen nombre y dignidad de la asociación gremial FEDEGAN, al igual que los miembros de su junta Directiva, funcionarías y exfuncíonarios, tampoco fue mi intención afectar a aquellos que formaban parte de la administración del Fondo Nacional del Ganado”.
 
Lea la carta completa aquí