Sector lácteo sigue en mora de tener contratos de proveeduría

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Noviembre 2016
compartir
contratos de proveeduría, contratos de proveeduría noticias, contratos de proveeduría colombia, contratos de proveeduría fedegán, contratos de proveeduría ganadería, contratos de proveeduría lafaurie, contexto ganadero
Fedegán presentó en 2009 una propuesta pero no llegó a ser implementada. Foto: www.elcampesino.co - www.zonalogistica.com.
Serían un mecanismo eficiente para ayudar a las miles de familias ganaderas que hay en el país; sin embargo, la industria sigue rehuyendo su responsabilidad con ellas y apelando a sus propios esquemas de pago, todo con el aval y complacencia del Gobierno.
 
En 2009, la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, se puso en la tarea de elaborar un modelo de los contratos que se podrían utilizar para este fin y ayudar así a garantizar mejores condiciones de pago para los productores; sin embargo, a pesar de la buena respuesta que tuvieron no llegaron a ser implementados.
 
Los contratos de proveeduría serían una forma de legalizar las operaciones o transacciones que se realizan a diario entre las diferentes empresas encargadas del acopio del lácteo y las personas que se dedican a su producción y comercialización. (Lea: Contratos de proveeduría, asignatura pendiente para el sector lácteo)
 
Ese vínculo es una formalización que redundaría en beneficios para ambas partes, pues les permitiría trabajar de manera articulada. Los ganaderos sabrían cuanta leche producir dependiendo de la temporada, tendrían un flujo de caja estable que ayudaría a mejorar sensiblemente su negocio y no tendrían que estar sujetos a lo que suceda en los mercados internacionales.
 
De igual manera, dicha medida evitaría el desperdicio de leche y les impondría el reto de ser más eficientes de cara a cumplir con los compromisos adquiridos con las empresas.
 
A pesar de lo anterior, el sector industrial no se ha mostrado nunca interesado en que se establezcan dichos contratos. Esto a pesar de que les permitiría definir cifras de acuerdo a sus necesidades e incluso segmentarlas por zona, estratificación, volumen, entre otras variables.
 
Hace un tiempo, Jorge Andrés Martínez, director ejecutivo de Asoleche, reiteró que es importante establecer los contratos, ya que “eso garantizaría la compra del 100 % de la leche producida en el país, incentivando la formalización, la tributación y la mejora de las condiciones laborales en el campo”.
 
La informalidad ha sido la gran protagonista entre los acuerdos que alcanza el sector industrial con los ganaderos, que en su mayoría se ven obligados a aceptar el valor que a bien tengan pagarles, so pena de quedarse con la leche en sus hatos y perder la inversión hecha para obtenerla.(Lea: Colombia necesita reglamentar comercialización de leche cruda)
 
En no pocas oportunidades, la industria disminuye sin mayores argumentos el precio de compra del lácteo, desconociendo a veces bonificaciones a productores que cumplen con certificaciones de predios libres de tuberculosis, que aplican las Buenas Prácticas y tienen en cuenta las unidades formadores y las células somáticas.
 
El presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, ha manifestado que se hace primordial trabajar en lograr esa formalización contra actual entre quienes se dedican a producir la leche y los encargados de su acopio.
 
El dirigente considera que se le debe poner freno a la posibilidad actual que existe de que se pague menos por la leche, que no haya garantías para quienes derivan su sustento de una actividad con los costos y riesgos que implica la ganadería y, sobre todo, que regule a un sector que como el industrial solo piensa en su provecho particular.
 
Los contratos serían herramientas útiles como garantía crediticia y anque no se entenderían como cuotas, sí  podrían ser una voluntad manifiesta entre ganaderos e industriales, a quienes no les ha llamado la atención este modelo porque no quieren estar obligados a nada. (Lea: Aspectos de importancia en el recuento de células somáticas)
 
Hasta el momento, y a pesar de haber sugerido varias veces por voces que hacen parte de la cadena, nadie del Ministerio de Agricultura o del Gobierno ha mostrado interés alguno en viabilizar una de las iniciativas que mayores beneficios traerían a aquellos que se encuentran en los campos del país procurando que en la mesa de lo colombianos nunca haga falta la leche.