Apareció muerta esposa de ganadero que escapó de secuestro en La Guajira

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Noviembre 2012
compartir
Fotografía de la Clínica Cedes, en Riohacha
Fotografía de la Clínica Cedes, en Riohacha
El cuerpo de Maryluz Acosta, la esposa del ganadero Ángel Rodríguez, quien estaba secuestrado junto con ella, apareció en el fondo de una laguna de Aremasaín en zona rural del municipio de Manaure en La Guajira.
 

Según confirmó a CONtexto Ganadero William Ballesteros, Miembro de la Junta Directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el cuerpo de Maryluz estaba amarrado de pies y manos y envuelto en una especie de manta.

El cuerpo de la esposa del ganadero Ángel Rodríguez, quien sobrevivió a un disparo que le propinaron sus secuestradores, según informaron fuentes regionales apareció en horas de la mañana en una laguna en Aremasaín, zona rural del municipio de Manaure en La Guajira. 
 
 
Desde el domingo en la mañana autoridades de la Guajira buscaban a Maryluz Acosta, quien según declaraciones que dio Rodríguez a la Policía fue asesinada por la banda que los tenía secuestrados a ambos.
 
 
Según informó el  comandante de la Policía de la Guajira, coronel  Élver Velazco, quien ha estado investigando los hechos, el ganadero le contó que en la noche del martes 6 de noviembre, la banda que los tenía en cautiverio atentó contra su vida y la de su esposa en una laguna cercana a Manaure, causándole la muerte a Maryluz.
 
 
La decisión de los secuestradores, según lo reportado por el ganadero, se debió a que notaron que un grupo del Gaula venía a rescatarlos. Rodríguez le dijo al coronel Velazco que su esposa fue asesinada por la banda esa noche, y que él logró sobrevivir.
 
 
“El ganadero dijo que los secuestradores los sacaron del sitio donde se encontraban minutos antes de que la Policía llegara”, agregó Velazco
 
 
Ganadero se encuentra estable
CONtexto Ganadero contactó a Juan Monroy, él médico que atiende a Ángel Rodríguez en la Clínica Cedes de Riohacha, quien le dijo a este periódico que el ganadero tiene una herida debajo de su mandíbula causada por una bala, de la cual se recupera satisfactoriamente. Según Monroy, el paciente sería dado de alta en aproximadamente 24 horas.