Casanare y Meta afrontan los efectos del verano

Por: 
CONtexto Ganadero
12 de Febrero 2013
compartir
Bodegas de Suplemento Alimenticio
A través de las 43 bodegas que hay en el país, los ganaderos se pueden abastecer de alimentos como melaza, semilla de algodón, heno, silo de maíz. Foto: Mónica Bonilla.
Con la ayuda de 2 bodegas de suplemento alimenticio, cerca de 30 mil 200 ganaderos, de los dos departamentos, se abastecen con el fin de evitar la disminución en la producción cárnica y láctea.
 
Eduardo Arias, gerente del Comité de Ganaderos de Meta y Jairo Medina, profesional de Salud Animal en Trinidad, Casanare, llegan a la misma conclusión: el verano cada vez genera más y peores consecuencias para el agro y el sector pecuario: los forrajes han disminuido, no hay lluvias y la tasa de mortandad de animales se incrementará en estos 2 meses que quedan de sequía.
 
Pero también reconocen la ayuda que brinda el programa de ‘Bodegas de Suplementación Bovina’ que tiene la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR. A través de las 43 bodegas que hay en el país, los ganaderos se pueden abastecer de alimentos como melaza, semilla de algodón, heno, silo de maíz, entre otros. (Lea ‘El sector ganadero recibe respaldo para enfrentar la sequía’)
 
En Meta, cerca de 12 mil predios se ven beneficiados, es decir, unos 30 mil ganaderos desde el pasado 6 de febrero se abastecen de estos alimentos para suministrar a los animales. “Nosotros estamos haciendo pedidos 2 veces a la semana y a la gente le ha gustado el programa, porque la sequía los ha afectado mucho”, asegura Eduardo Arias.
 
El ahorro se ve reflejando entre un 20% y un 50%, de acuerdo a lo que explica Jairo Medina, “los precios están entre los $8.000 y $10.000 por debajo del mercado externo”. Sin embargo, aunque el precio ayude al bolsillo del consumidor, la cantidad de alimentos se agota en la bodega de Casanare, que ha suplido la necesidad de 200 ganaderos de este departamento, “desde las últimas 3 semanas se han estado agotando las existencias y estamos a la expectativa de que el MADR destine más recursos para ayudar a los ganaderos de la zona”, sostiene el profesional de Salud Animal.
 
Aún quedan 2 meses de verano, de acuerdo con los pronósticos del Ideam, y una de las recomendaciones que pueden tener en cuenta los productores pecuarios es disminuir la carga animal, tratar de implementar sistemas de riego y siembra de forrajes, los cuales ayudarán a sostener productiva y económicamente el predio.
 
De igual forma quienes no tengan esa posibilidad se pueden acercar a los comités ganaderos de los municipios y diligenciar el formulario del MADR, esto con el objeto de ser parte del programa de suplementos bovinos. (Lea ‘'El Choro', ejemplo de empresarización ganadera en Santander’)