Cúcuta tiene su propio banco de forrajes

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Noviembre 2012
compartir
Banco de forrajes, Fedegán
'La ley', lugar en la cual se implementó este banco de forrajes, útiles para la alimentación del ganado.

La finca ‘La ley’, gracias a sus buenas prácticas ganaderas, ya cuenta con su propio banco de forrajes. Sembradíos de yuca, matarratón, caña, maíz, botón de oro y sorgo forrajero son usados como alimento fresco o en ensilajes, en caso de escasez alimenticio por causa del invierno o el verano.

 

El propósito es que el banco se pueda usar en esta finca, pero de los materiales que se produzcan ahí, un 30% se son para suministro a otras empresas ganaderas del departamento”, argumentó Jesús Parada Jaimes, Profesional en Gestión de Proyectos Estratégicos de Fedegán en Cúcuta.

 

El 4 de junio se guadañó el campo. Con las recomendaciones del Cipav, Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria, se compraron los insumos para realizar los respectivos correctivos en el suelo, como agregar cal en caso de que la tierra esté ácida.

 

Al principio tuvimos problemas con las semillas porque eran de mala calidad, no germinaban y tuvimos que hacer ese proceso dos veces”, sostuvo Parada. Cerca de 15.000 semillas se sembraron en sacos para matarratón, “esta es una leguminosa arbustiva que se da en clima cálido. A cada bolsa se le puso tierra especialmente preparada, abono y arena para el buen drenaje”, comentó el profesional de Fedegán.

 

Como las semillas de matarratón se sembraron en sacos, es decir en un sitio no definitivo, removibles, ese espacio de tierra se aprovechó para sembrar maíz y luego hacer ensilajes (pastos en proceso de fermentación, útiles en momentos de escasez de alimento para el ganado)”indicó Jesús Parada. Una vez se cosecharon los 19.200 kilos de maíz, las plántulas se trasladaron a este espacio, se espera que en 4 meses el matarratón sirva como alimento fresco o en ensilajes para el ganado.

 

Así como el maíz y el matarratón, en ‘La ley’, también se sembró yuca, que proporciona un follaje de hojas y tallos de excelente calidad en proteínas para el ganado. Por otro lado, el sorgo forrajero, que es una planta parecida al maíz, se utiliza para producir grano y su consumo puede ser humano y animal.           

 

A su vez plantas como el botón de oro, considerada por su valor nutricional, y la caña, aún están en proceso de crecimiento y se espera que para el otro año ya puedan ser aprovechadas para como alimento fresco o ensilajes.

 

Este proyecto se realiza con el apoyo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, “para que seleccionar esta finca se tuvo en cuenta el interés por mejorar la ganadería y la pertenencia a los círculos de excelencia”, puntualizó Parada Jaimes.