Desde Boyacá, el sector agrícola también hace sentir su voz

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Marzo 2013
compartir
Productores de papa, cebolla y cereal piden ayuda al Gobierno.
El gremio agrícola boyacense está sufriendo por la crisis del sector. Foto: Gobernación de Boyacá.
A través de un comunicado de prensa, varios productores de papa, cereal y cebolla del departamento le piden al Gobierno Nacional mejoras de fondo para que la productividad no se vea amenazada, tal y como muchos líderes gremiales ya lo pronostican.
 
El sector productivo del departamento de Boyacá anunció, por medio de un comunicado dirigido a la opinión pública, que respalda las manifestaciones que se presentan en el país por la inconformidad que vienen presentando los productores de café y cacao en Colombia.
 
Productores de cebolla, papa y cereales del departamento, que a diario adelantan sus actividades en las distintas localidades boyacenses, se unen a las voces que piden al Gobierno Nacional que atienda “las justas exigencias y no reprima por la fuerza las protestas pacíficas de los trabajadores del agro colombiano”.
 
El agro en Boyacá, a través de sus representantes, hace un llamado para exigirle al Estado la definición, implementación y financiación de una política agropecuaria en Colombia que esté acorde a las necesidades y a la seguridad alimentaria del país.
 
Dentro del documento entregado a los medios de comunicación y respaldado por los productores agrícolas, Celestino Garzón Acuña, Tarcisio Cuervo, Luis Espinel y Darío Álvarez, delegado de la Federación Nacional de Cereales, Fenalce; los campesinos de Boyacá le piden al Gobierno Nacional una financiación a largo plazo de los créditos morosos con el establecimiento de un año de gracia, suspendiendo los cobros de capital e intereses corrientes; la cancelación de toda clase de cobro jurídico que en la actualidad se adelante contra los campesinos y que sea el Estado quien asuma los costos de las actividades procesales adelantadas. (Boyacá la apuesta a proyecto de avanzada para el cultivo de papa). 
 
Además, dentro de las peticiones se encuentran dos puntos más que exigen subsidios suficientes y en igualdad de condiciones para los agricultores colombianos, si se compara con los países signatarios de los Tratados de Libre Comercio, así como el cese inmediato de toda importación de lo que se produce en el país, desarrollo de investigación científica y trasferencia tecnológica gratuita, establecimiento de precios de sustentación ligados a los costos reales de producción, establecidos de común acuerdo con los campesinos.
 
La situación que enfrenta el gremio agrícola colombiano, según los voceros que lideran la petición, es “el resultado de las importaciones, los bajos precios, los altos costos de los insumos agrícolas, la  baja productividad, la falta de incentivos económicos, técnicos e industriales, la carencia de investigación y el nulo desarrollo tecnológico”.
 
Ahora, los productores del sector agro en el departamento de Boyacá esperan que su voz sea escuchada y que sus peticiones sean atendidas para que estas actividades económicas no se vean reflejadas en un descenso de su productividad.