El intenso verano toca las puertas del Valle de Cauca

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Octubre 2015
compartir
Valle del Cauca, Sequía, Ola de calor, efectos del fenómeno de El Niño
Los efectos del intenso verano ya empiezan a sentirse en el departamento de la Región Pacífica. Foto: ‏@GobValle.
La ola de calor que azota al país ya se siente en el Valle del Cauca. A pesar de las recientes lluvias, ganaderos del departamento advierten que puede haber pérdidas por culpa del intenso verano.
 
Andrés Sandoval Garcés, gerente de la Cooperativa de Ganaderos del Centro y Norte del Valle, Cogancevalle, advirtió sobre la creciente preocupación entre los productores por cuenta del verano intenso. “Se ha bajado la oferta de forraje y se están secando los afluentes de agua, como las quebradas en las zonas de laderas. Es una situación crítica, porque las altas temperaturas y la baja pluviosidad han provocado algunos incendios forestales y han hecho que se sequen algunas fuentes de agua”, indicó.
 
Aunque el verano se siente en todo el Valle, los municipios del norte del departamento viven una situación más difícil. “La zona más afectada es la zona norte, lo que es Cartago, Zarzal, La Unión, pero tengo entendido que en Buga y Tuluá, en los corregimientos de Barragán y Santa Lucía se reportan, han sufrido mucho por la ausencia de lluvias”, señaló Andrés Sinisterra, profesional de Gestión de Proyectos Estratégicos en Tuluá del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.
 
De igual manera, Hernán Zapata, profesional en Cartago de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, indicó que los ganaderos han tenido que desplazar sus ganados a regiones de ladera, porque está muy disminuido el río Cauca.
 
Los ganaderos están sacando sus ganados, las fincas están sin pasto, muchos tienen afectación por la falta de agua. Todavía no se ha empezado a morir el ganado, pero sí esto continúa así, vamos a tener mucha mortalidad en novillos”, recalcó el profesional. (Lea: Incendios forestales queman y matan bovinos)
 
Sinisterra indicó que muchos ganaderos han tenido que descargar fincas, vendiendo animales improductivos o de menor valor de producción o génetico, para que los que restantes puedan tener agua y forraje suficientes. En vista de la escasez de alimentos y suplementos para el ganado, varios productores han comprado silo o heno, y otros cuantos han tenido que elaborar silo por el alto precio al que se vende.  “El silo de maíz se consigue a unos precios escandalosos. El heno se trae del Tolima pero hay baja en la oferta”, confirmó Sandoval.
 
Para Sinisterra, todavía no hay soluciones visibles para contrarrestar la falta de alimentos para las reses. La primera sería el ahorro de comida, pero los productores no lo practican.
 
“Lo otro es echar mano de los productos de la región, por ejemplo hay una empresa de derivado de jugos, y ellos están ofreciendo cáscara de banano, de maracuyá, de guayaba, y esa es una alternativa para alimentar los animales”, explicó. (Lea: Estas son las 5 frutas que más han subido de precio por el verano)
 
Si bien en los últimos 2 días han caído algunas lluvias, estas no son suficientes para aliviar la situación. Por ello, los ganaderos reclaman la ayuda del Gobierno nacional. “El gremio líder de los ganaderos, Cogancevalle, hizo una solicitud al Ministerio de la Agricultura por intermedio de Fedegán para tener una bodega de alimentos subsidiados a bajo costo para los ganaderos en el Valle del Cauca, una para Cartago y una para Tuluá, y hasta ahora no ha habido respuesta positiva y estamos en lista de espera”.
 
Zapata afirmó por su parte que “la única solución es hacer suplementación, bien sea con silos o con sales fortificadas, o trasladar los ganados porque no hay otra solución”.