En Sucre, aun sufren las consecuencias de la ola invernal de 2010

Por: 
CONtexto Ganadero
02 de Noviembre 2012
compartir
La construcción de un dique, supera en costos los $600.000.
La construcción de un dique, supera en costos los $600.000.

Luego de las afectaciones que ocasionó el invierno en 2010, ganaderos y arroceros aún siguen endeudados con créditos otorgados por el Banco Agrario desde 2009. Con la refinanciación de los créditos, las cuotas de los intereses aumentaron, “lo que hicieron fue aplazar la muerte financiera”, explica Francisco Navarro, Representante de la Junta Directiva de Fedearroz en Sucre.

“La gente está muy desmotivada, le debe a casas comerciales y otros acreedores, en la región impera el caos (…) hay personas que están preocupadas porque ya les están rematando los bienes y no les han solucionado el problema”, enfatizó Navarro.

Sin embargo, para el sector ganadero el tema es un poco menos crítico. Así lo explica Jesús Marceliano Zapata, Coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero de Fedegán en Sucre, ya que al trasladar las reses a zonas más altas, donde no mueran por inanición, las pérdidas no son tan notorias como en el sector arrocero, aunque las deudas persisten.

Ante estos compromisos financieros de los campesinos del sector arrocero con el Banco Agrario, se han elaborado varias peticiones con el fin de evaluar la situación del sector. “Ya le hemos pasado dos cartas al Dr. Iván Márquez, de la Dirección de Atención de Riesgos, e incluso nos tocó pasarle, hace 15 días, un derecho de petición porque no nos han contestado” replicó Francisco Navarro.