Entregan predios a 144 familias en los Montes de María

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Noviembre 2012
compartir
La restitución de tierras en los Montes de María va caminando
Poco a poco las familias van recuperando sus predios en Sucre. Foto: Archivo particular

Un total de 144 familias, en 8 municipios de la región de los Montes de María, recibieron predios durante una entrega masiva del Fondo Nacional Agrario, FNA, realizada por el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, INCODER, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

 

Esta entrega de títulos se llevó a cabo durante un evento en la Universidad de Sucre, en Sincelejo, donde Miriam Villegas, gerente del Incoder, fue la encargada de dar estas casas y las soluciones que acreditan a estos campesinos como nuevos propietarios de los predios ubicados en los municipios de Ovejas, Sincé, Buenavista, Sucre, Los Palmitos, Colosó, Chalán y San Onofre.

 

“Eran más de un centenar de familias beneficiadas que se encontraban en situación de indefinición jurídica hace varias décadas, sin que nadie les diera respuesta. Pero ahora podrán acceder a otros programas y beneficios que brinda el Estado, con la garantía de que el patrimonio de sus hijos y sus generaciones venideras, está a salvo”, puntualizó en un comunicado Jhenifer Mojica, subgerente de Tierras Rurales del Incoder.

 

En este evento, al cual asistieron funcionarios del Incoder; Aldo Morales, director territorial del PNUD en Montes de María; Sonia Muñóz, directora territorial Sucre del Departamento para la Prosperidad Social (DPS); Fabio Camargo Gualdrón, director de la Unidad de Restitución de Tierras Territorial Sucre; Vicente Periñán, rector de la Universidad de Sucre; Julio Cesar Guerra Tulena, gobernador de Sucre; Jairo Fernández Quessep, alcalde Municipal de Sincelejo, entre otras autoridades locales, departamentales y gubernamentales, se dejó claro que el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural continuará con su Plan Estratégico en todo el territorio nacional, con el fin de legalizar la tenencia de tierra en manos de campesinos para el presente año y los venideros.