La coca: combustible para la subversión en Guaviare

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Noviembre 2012
compartir
Foto: Gobernación de Guaviare
Reunión en la Gobernación de Guaviare de Sustitución de Cultivos Ilícitos

Aproximadamente 150 hectáreas en una zona de reserva forestal de la vereda La Paz se utilizan para cultivos de coca. Estos sembradíos son el sustento de casi 4.300 familias en el departamento del Guaviare. Grupos de erradicación manual, del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos, iniciaron labores para mitigar esta labor, provocando un paro por parte de los campesinos de la zona.

 

La manifestación afecta varios frentes políticos, niveles gubernamentales y nacionales, al sector ganadero e incluso los relacionados con los niveles de producción agrícola.

 

El pasado 9 de noviembre el Gobernador de Guaviare, Octavio Rivera, miembros de las Fuerzas Militares, Gobierno Nacional, Alcaldes de los municipios de Miraflores y El Retorno y líderes de las comunidades del corregimiento Charras Boquerón y la vereda

La Paz, se reunieron con el objetivo de llegar a un acuerdo para la erradicación de cultivos de coca.

 

La propuesta desde la Gobernación es llegar a las diferentes comunidades con proyectos que permitan a las familias abandonar los cultivos ilegales, debido a que en la zona forestal donde se lleva a cabo esta práctica se encuentra prohibida la sustitución de cultivos.

 

Así mismo, durante el ‘Acuerdo de la Prosperidad’ número 85, realizado en San José del Guaviare, el Presidente Juan Manuel Santos enfatizó en revocar el nombramiento de 'Reserva Forestal' en la vereda La Paz, lo cual significaría la intervención de organizaciones en defensa del medio ambiente.

 

Sin embargo, los manifestantes exigen como garantía ser ellos mismos quienes erradiquen los sembradíos de coca, esto con el ánimo de obtener las ganancias e invertirlas en proyectos agropecuarios que generen más ingresos.

 

Otra afectación se presenta en el sector ganadero. Vacunadores de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, no han podido llevar a cabo el ciclo de vacunación. Los propietarios de las fincas se encuentran reunidos en la vereda San Luis de los Aires, lugar de la manifestación.

 

Desde entonces se espera una reunión para establecer un acuerdo en Bogotá que permita cambiar este tipo de prácticas. De no lograr concetar alguna solución, 3.500 campesinos de la vereda La Paz y 800 del corregimiento de Charras Boquerón, han anunciado que se desplazarán a San José del Guaviare y a El Retorno con el fin de llevar a cabo bloqueos.

 

Igualmente el gobierno departamental y municipal ha enviado delegados del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, y de la Secretaría de Salud, con el fin de evitar casos de desnutrición en menores de edad, paludismo, entre otros.