Las buenas prácticas ganaderas son reconocidas en Santander

Por: 
CONtexto Ganadero
11 de Diciembre 2012
compartir
Foto: Óscar Leonardo Jiménez, Fedegán, Santander.
En Santander hay 4 fincas certificadas por BPG, el objetivo es que pequeños y medianos empresarios ganaderos organicen su hato sin afectar la economía de la finca. Foto: Óscar Leonardo Jiménez, Fedegán, Santander.
En las veredas de San Faustino y Chinacota 3 fincas ganaderas, productoras de leche, se certificaron en ‘Buenas Prácticas Ganaderas’.
 
Fernando Londoño propietario de la finca ‘Aposentos’ en la vereda Chinacota se certificó por primera vez en ‘Buenas Prácticas Ganaderas’, BPG, “me parece que ya nos vamos arrimando a lo que necesitamos a ver si competimos contra este TLC, ya era justo que nos fuéramos poniendo al día con reglamentación nueva del ICA y llenando todas las necesidades de las empresas para poder hacer negocios internacionales”, explica.
 
Dice Londoño que después de 2 años comprende la importancia de hacer parte de un proceso voluntario, el cual exige mejorar el orden y la calidad del producto, “es un proceso en el que hay que ir acomodando la finca (…) si uno quiere progresar toca irse metiendo en cintura, la gente tiene conciencia pero tiene es como miedo, pero es muy fácil, es de cuidado y de tiempo, nos son cosas del otro mundo”.
 
Lo más importante es que ellos sepan que sus hatos deben estar libres de brucelosis y tuberculosis aprender a manejar todo sobre de medicamentos, estableciendo un plan sanitario: cuando se previene no se cura y al no tener que comprar medicamentos hay ahorro”, señala Mercedes Gutiérrez, profesional del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, especializada, regional Norte de Santander.
 
Buenas Prácticas Ganaderas en Producción de leche. Foto: Óscar Leonardo Jiménez, Fedegán.
 
“Hemos sembrado la semilla con la gente de la región y están con mucho ánimo de empezar”, César Portilla
 
La finca ‘La Ley’, ubicada en la vereda San Faustino, perteneciente a César Augusto Portilla Luna y su familia, fue recertificada en BPG. “En mi finca mucha gente quiere conocer el proceso, yo les explico qué es lo que se necesita y lo que se exige por parte del ICA y la gente quiere empezar certificarse con hatos libres de brucelosis y tuberculosis; se han dado cuenta de que no es complicado y que son muchos los beneficios que se obtienen”.
 
Este año Gonzalo Báez, dueño de ‘El Caney’, fue nombrado como ganadero del año por el Comité de Ganaderos, con el apoyo del ICA, con orgullo dice que fue el primero en certificarse en BPG, “los compromisos que se adquieren con esa certificación son grandes, controles, gastos, capacitación y manejo de personal, lo que le llama a uno la atención es que la tarea se estaba haciendo bien”.
 
Sin embargo, el no poder vender ganado en el país, por considerarse zona de seguridad, no es impedimento para Báez, “la mayor ventaja que veo es que tenemos la facilidad de vender hembras sin necesidad de exámenes, eso es una garantía que nuestros animales están bien, además de los $10 que se ganan por la venta de litro de leche” sostiene.
 
Buenas Prácticas Ganaderas en Producción de leche. Foto: Óscar Leonardo Jiménez, Fedegán.
 
La clave es…
 
Tener controles de todo: nacimiento, pesaje, producción, manejo de potreros, el todo era ponernos en orden y cumplir con las políticas del ICA, hoy nosotros sacamos animales con 18 ½ litros”, replica Gonzalo Báez.
 
En Colombia todavía faltan muchas fincas por ser certificadas, Fernando Londoño explica que en la región hay 3 o 4 fincas certificadas, “en las reuniones que hemos tenido con Tecnigán, la gente va entrando en razón de que eso tiene que ser así, con el tiempo la gente ser irá anexando”.
 

Finalmente Mercedes Gutiérrez enfatiza en el rigor de cada ganadero para llegar a la certificación, “depende de la persona puede durar 4 meses, 6 meses 1 año, el tiempo que requiera el usuario para cumplir con lo determinado en la resolución, el tiempo lo determina él”.