Manuel Rodríguez Becerra, primer ministro de Ambiente que tuvo Colombia
Foto: apnnoticias

Cargando...

Manuel Rodríguez destaca uso de silvopastoriles en Acuerdo firmado Fedegán-Gobierno

Por - 28 de Octubre 2022

El primer ministro de Ambiente que tuvo Colombia, Manuel Rodríguez, destacó la importancia del acuerdo de adquisición de tierras en la que se hace referencia a la implementación de sistemas silvopastoriles intensivos en el país. Habló de sus ventajas y los retos para aplicarlas en distintas regiones del territorio nacional.


El primer ministro de Ambiente que tuvo Colombia, Manuel Rodríguez, destacó la importancia del acuerdo de adquisición de tierras en la que se hace referencia a la implementación de sistemas silvopastoriles intensivos en el país. Habló de sus ventajas y los retos para aplicarlas en distintas regiones del territorio nacional.

Los resultados de los sistemas silvopastoriles implementados en Colombia bajo el liderazgo de la Federación Colombiana de Ganaderos son tan relevantes en la transformación de la ganadería en el país, que quedaron consignados en el acuerdo firmado entre Fedegán y el Gobierno Nacional, para la adquisición de tres millones de hectáreas de tierras, paso fundamental en el camino a la Reforma Agraria.

Mayor productividad, tierras fértiles e incluso contribuciones al cambio climático son algunos de los beneficios de la implementación de los sistemas silvopastoriles intensivos.

Así lo confirmó Manuel Rodríguez, primer ministro de Ambiente del país y un experto en estos temas, al recordar que fue Fedegán quien lideró el exitoso proyecto piloto con el Banco Mundial y el Reino Unido con asesoría del Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria, Cipav, para la implementación de estos sistemas en 100.000 hectáreas; razón por la cual hoy lidera esa iniciativa desde el acuerdo con el gobierno Petro.

“Hubo un congreso hace unos años con expertos ganaderos del mundo para hablar de los sistemas silvopastoriles intensivos, todos dejaron muy claramente sentado que Colombia, era un país muy avanzado en el tema, tanto que, por ejemplo, Brasil ha trasladado nuestra tecnología”, indicó Rodríguez al destacar que desde hace 40 años iniciaron las experiencias en el país, específicamente en la finca El Hatico, en el Valle del Cauca.

Los arreglos agroforestales que viene implementándose traen consigo diversas ventajas ambientales y económicas; se destaca la captura del CO2 de la atmósfera lo que representa un cambio positivo para el cambio climático y compensa la emisión de gases de efecto invernadero propios del ganado. Así mismo, aumenta la diversidad biológica, protege las cuencas y los suelos, además de aumentar la productividad, lo que permite más cabezas de ganado por hectárea.

“Una de las metas del país debería hacer una transformación grande de la ganadería. Según Fedegán, en Colombia se dedican 34 millones de hectáreas a la ganadería y si se llegara hacer una conversión o una transformación ganadera a partir de sistemas silvopastoriles se podría llegar de 10 a 12 millones de hectáreas de la actividad ganadera para dedicarlo a otros usos”, agregó el experto.

Dentro de los beneficios que el experto califica como “muy grande”, se encuentra también el incremento en la producción de leche y carne.

“Han aumentado la carga dos o tres veces por hectárea, hasta cuatro veces en los algunos casos y eso está muy bien documentado en las evaluaciones que hizo el Banco Mundial, y la Cipav. Lo interesante es que esta tecnología se ha desarrollado para los diferentes climas colombianos, por decirlo así, para los diferentes ecosistemas ganaderos”, señaló el exministro de Ambiente.

Desafíos

Uno de los obstáculos que ha impedido la implementación de los sistemas silvopastoriles en todo el territorio nacional está relacionado con la necesidad de asistencia técnica para los ganaderos pequeños y medianos.

“Se requiere de un técnico, que mire el predio y, por consiguiente, determine cuál es la variedad de vegetación que debe establecerse en ese predio, incluyendo los árboles y arbustos. Es evidente la necesidad de una asistencia técnica fuerte, que seguramente deberá asumirla el Gobierno Nacional”, indicó Rodríguez.

Sumado a ello, se requiere también financiación, es decir, alternativas de créditos. Aunque los interesados podrían aplicar a los incentivos económicos como es el pago por servicios ambientales.

“Existen pagos por servicios ambientales, para los cuales hay mucha cooperación técnica. Y en ese caso hay recursos internacionales para pagarle a propietarios de tierras que capturen carbono mediante arreglos forestales y en ese caso, también sería un incentivo económico para quienes hagan esa transformación”, puntualizó el experto en temas ambientales.

Las más vistas