Meta le rindió un sentido homenaje a Jaime Triana

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Noviembre 2012
compartir
Una multitudinaria marcha recorrió las calles de Villavicencio rechazando la Violencia
Una multitudinaria marcha recorrió las calles de Villavicencio rechazando la Violencia

‘Basta ya’, fue el nombre de la campaña que nació después del atentado que acabó con la vida de Jaime Triana Restrepo, y que reunió a unas 20 mil personas en las principales calles de Villavicencio para marchar con el propósito de rechazar los actos de violencia e inseguridad que se han registrado en el Meta.

Encabezadas por José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, con la presencia de más de 15 asociaciones y vestidas de blanco, centenares de personas sentaron su voz de protesta contra los hechos de violencia que se han presentado en la región.

 
 

“Sorprendente la solidaridad del pueblo llanero para rechazar la violencia y honrar la memoria de una persona que como Triana tanto contribuyó al desarrollo de la altillanura”, atinó a decir conmovido Lafaurie, para quien además “la marcha tiene un inmenso simbolismo. Es el primer paso para rechazar las múltiples manifestaciones de violencia que se vienen dando a lo largo y ancho del país.”

La región, víctima de varios hechos violentos en los últimos días, respondió al llamado. Ganaderos, comerciantes, políticos, entre otros, salieron a marchar por la misma causa.

“Jaime Triana era sin duda uno de los hombres más preciados del departamento. Con su muerte perdimos una pieza fundamental para el desarrollo de la región llanera”, afirmó Alfonso López, presidente de Corcebullanos y miembro de la Junta Directiva de Asocebú.

La marcha comenzó en la Cámara de Comercio Av 40 y luego de aproximadamente 2 horas de recorrido terminó en el parque Santander. Quienes no pudieron asistir se asomaban curiosos por las ventanas y muchos agitaban alguna prenda de color blanco, solidarizándose así con el sentir de quienes caminaban

“Los ganaderos, que desbordadamente salieron a las calles a exigir seguridad, no están dispuestos a permitir que la larga noche de terror que afectó a los colombianos en el pasado regrese, luego de haber recuperado la tranquilidad pública que se tenía y que le había restablecido a todos la posibilidad de vivir en paz, de generar trabajo y bienestar”, aseguró el presidente de Fedegán.

Muchos, entre ellos López, afirmaron que era la primera vez que se veía algo así en las calles de la ciudad.

 

Voces contra la violencia

 
 
Pancartas con mensajes de tipo y el profundo y respetuoso silencio que por momentos se vivía entre quienes marcharon, hicieron que la tristeza se apoderara de ellos, en especial de quienes por su cercanía con Jaime Triana sentían la fuerza de su ausencia.

Uno de ellos, Hernán Gómez, excandidato a la gobernación, sostuvo que la marcha “es un llamado y un grito a esos grupos armados al margen de la ley para que no nos utilicen como instrumentos en ese conflicto que ellos mantienen”… y aseguró también
que “la violencia genera retroceso para el desarrollo de nuestra región, por eso pedimos que no haya no más violencia, no más secuestro ni extorsión”.

 
 
 

El mismo sentir y la misma forma de pensar al respecto tiene Jaime Bernal, presidente del comité de ganaderos del Meta.

“En el respaldo de la gente a la marcha se evidencia el cansancio que tenemos de tanta violencia, extorsiones, secuestros y de cualquier tipo de violencia no solo en el campo colombiano, sino en las ciudades también”, dijo Bernal.

López, con voz entrecortada afirmó: “estamos haciendo el mejor honor a nuestro gran amigo y colega ganadero Jaime Triana. Alguien que desde el punto de vista ganadero dejó al sector sin alguien que entregó 20 años de servicio al gremio y que aún sin ser de la región logró generar  tan copiosa marcha”.

Tratando de pasar la página, calificada de dolorosa por José Félix Lafaurie, el dirigente gremial es enfático:  “Más que diálogos infructuosos lo que exigimos es que ese bien público que es la seguridad sea garantizado por las autoridades”.

 
 
 

Por eso, el llamado que hace Lafaurie es a que todos los ganaderos y ciudadanos de bien tengan una comunicación permanente con las autoridades, para se eviten hechos tan dolorosos como el de Jaime Triana y se retomen las bases de confianza existentes durante el periodo de la seguridad democrática.