Se reavivan protestas en San José del Guaviare por cultivos ilícitos

Por: 
CONtexto Ganadero
09 de Febrero 2013
compartir
Cultivos de coca.jpg
Cerca de 500 familias de las veredas Guacamayas, Acacías, Naranjales, La 2.000, Gaviotas, Unión Baja, entre otras se unieron para protestar de manera pacífica. Foto: CONtexto ganadero.
Más de 500 familias se aglomeran en la vereda La 2.000, debido a la falta de garantías para la erradicación manual de cultivos de coca.
 
En Colombia existen 64.000 hectáreas de cultivos ilícitos, según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, las cuales se encuentran en 23 de los 32 departamentos. En San José del Guaviare se encuentra un cultivo de 150 hectáreas dentro de una reserva forestal, cercana a la vereda La Paz. De acuerdo al Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos de esta oficina, el grupo de erradicación manual inició labores a finales de 2012, lo que provocó un paro por parte de los campesinos de la zona.
 
Según Euclides Hernán, líder comunal de la vereda La 2.000, los habitantes de 6 veredas más se aglomeraron para protestar nuevamente por la falta de garantías para la erradicación de cultivos de coca. (Lea ‘La coca: combustible para la subversión en Guaviare’)
 
El pasado 9 de noviembre el Gobernador de Guaviare, Octavio Rivera, miembros de las Fuerzas Militares, Gobierno Nacional, Alcaldes de los municipios de Miraflores y El Retorno y líderes de las comunidades del corregimiento Charras Boquerón y la vereda La Paz se reunieron con el fin de lograr un acuerdo con el cual se pueda realizar la sustitución de los cultivos ilícitos, sin llegar a la erradicación forzada.
 
Están otra vez los erradicadores manuales y no entendemos dónde quedó el acuerdo con el gobierno local, se suponía que nosotros seríamos los que íbamos a quitar las matas de coca e íbamos a iniciar proyectos agropecuarios con el apoyo de ellos”, aseguró José Urrea, presidente de la vereda Acacías, en el departamento de Guaviare.
 
Razón por la cual, cerca de 500 familias de las veredas Guacamayas, Acacías, Naranjales, La 2.000, Gaviotas, Unión Baja, entre otras se unieron para protestar de manera pacífica, “estamos esperando a que el gobierno local nos de una respuesta y nos cumpla los compromisos en los que quedamos”, indicó Hernán Beltrán, presidente de la vereda Baja Unión, de San José del Guaviare.
 
Lo que estamos haciendo es tratar de buscar proyectos productivos, la idea es que los campesinos puedan establecer una actividad legal en cualquier sector”, señaló Pablo Tobón, diputado del departamento de Guaviare, quien también aseguró que la próxima semana se reunirá con los presidentes de las juntas directivas y la Brigada de Selva número 22, quienes son los encargados de prestar seguridad a los personas erradicadores.
 
 
Así mismo, Tobón, junto con el alcalde de San José del Guaviare, Giovanni Gómez, se reunirán con representantes del Gobierno nacional, con el fin de que campesinos de la región obtengan un subsidio en el que puedan ser parte del proyecto de ‘Familias Guardabosques’.