"A la ruralidad colombiana le falta inversión del Estado": R. Hernández

Por: 
Julián Pérez Mujica
09 de Mayo 2013
compartir
Rafael Hernández Fedearroz
El presidente ejecutivo de Fedearroz, Rafael Hernández, aseguró que tienen que hacerse cosas que impacten al sector rural. Foto: CONtexto ganadero
CONtexto ganadero dialogó con el gerente de la Federación Colombiana de Arroceros, Rafael Hernández, quien aseguró que el sector agropecuario requiere de una inversión importante, reitero la necesidad de contar con políticas claras para su mejora y de lo que piensa vendrá para el país tras los diálogos de paz en La Habana.
 
El líder gremial también se refirió a lo que se viene haciendo desde Fedearroz a través de iniciativas como el AMTEC, de los estudios en genética y de su rol en la Junta Directiva de Corpoica, cargo para el que acaba de ser nombrado.
 
CONtexto ganadero (CG): Usted sostuvo en día pasados que los diálogos en Cuba empobrecerán el país, en especial a la ruralidad, la semana pasada admitió el Gobierno la lentitud del proceso. ¿Cómo cree usted que terminará la negociación del punto de tierras?
 
Rafael Hernández (RH): Hay un punto que preocupa mucho que es el de la distribución de la tierra. Yo me he referido a la reforma agraria del año 68. No se trata de darle tierra a quien no la tiene sino que se le de tierra productiva. En ese año a los parceleros que se les dio tierras y que aún hoy en día es propiedad de sus descendientes, se les entregó tierra con infraestructura. Si usted mira hoy en día por ejemplo a los de Saldaña, de Campoalegre, donde les dieron tierras con agua una familia pudo vivir porque era rentable.
 
Lo que más me preocupa es ver que no se están haciendo proyectos a gran nivel para preparar esas zonas del país que se van a repartir, para que quien las reciba pueda vivir dignamente y derivar su sustento de trabajarlas dignamente.
 
Yo espero que el Gobierno logre una negociación que haga respetar la propiedad privada, que no se desate una persecución contra todo aquel que tenga algo, porque lo poco que se ha logrado es gracias a esta inversión privada. (Lea: "Diálogos en Cuba empobrecerán la ruralidad del país”: Fedearroz)
 
El estado debe preparase y preparar al país sobretodo en lo que tiene que ver con el campo. Es hora de mirar el campo, somos el 25% de la población del país.
 
CG: Usted se ha mostrado crítico con quienes se oponen a la ganadería extensiva, ¿cómo explicarle a la gente la necesidad e importancia de esta actividad?
 
RH: La mayoría de las tierras que se dedican a la agricultura son aptas para la ganadería en cuanto a que tienen una buena calidad de suelos, esa es un actividad que no requiere la infraestructura que otras actividades agrícolas por lo que yo pienso que muchos de quienes se dedican a esta actividad lo hacen es no por contar con ella.
 
La ganadería tiene mucho que ver con la agricultura. El pasto hay que cultivarlo, las pasturas hay que cultivarlas y eso requiere de recursos importantes, muchos ganaderos si los tuvieran pensarían en dedicarse a otra actividad o aplicarían una ganadería realmente extensiva en sus terrenos.
 
CG: Usted ha defendido la urgencia de generar inversiones para el campo, cuál es la responsabilidad del Estado en la situación actual en la que se encuentra  la ruralidad colombiana?
 
RH: La ruralidad Colombia está donde está por falta de inversión del Estado. No hablo solo de la infraestructura, esencial para la inversión, también en el tema de salud, de educación, de vivienda. Creo que llegó el momento para el Gobierno de volcar su mirada y atención hacia el campo colombiano, yo siempre insisto en que como dice todo el mundo: “Si la violencia comenzó en el campo, en el campo debe terminar”.
 
Las empresas que generan más riqueza son las de la minería, pero no son esas las que generan más empleo.
 
Yo creo que si este país quiere desarrollar un grado de desarrollo perdurable tienen que hacerse cosas que impacten al sector rural, que mejoren su calidad de vida y su estatus a todos los campesinos y agricultores de este país. (Lea: Arroceros piden soluciones al Gobierno)
 
La situación del grano en Colombia
 
CG: Se aprobó hace poco la importación de arroz, algo frente a lo cual usted fue claro al afirmar no es una solución. ¿En qué va ese tema?
 
RH: El Gobierno aprobó la importación de 90 mil toneladas de la comunidad andina, y si bien es cierto que el país ha tenido algún tipo de déficit de arroz precisamente por la ausencia de políticas claras, porque si las hubiera creo que la situación sería distinta, pues se tuvo que recurrir a esto.
 
Lo grave de esto es que el volumen de importaciones viene aumentando lo que perjudica de forma notoria a los productores. Que yo sepa nunca una importación ha favorecido al sector arrocero ni a los productores.
 
Para evitar esto tenemos que mejorar nosotros. No se trata de decir que no importemos para que no se afecten los agricultores, lo que hay es que ayudarlo para que sea competitivo frente a esos mercados internacionales. (Lea: 'Con importaciones no se estabilizan los precios': Fedearroz)
 
Si nosotros podemos readecuar nuestras tierras estamos en capacidad de hacer que nuestro grano compita con el de Estados Unidos, con el de Perú, el de Ecuador o cualquiera.
 
CG: ¿Qué es lo que está pasando en la industria que ha generado un incremento en los precios del arroz para el consumidor final?
 
RH: Eso fue fruto de un incremento en los precios al productor que se ocasionó por varias razones. El cambio climático ha sido sin duda fundamental en todo este tema, al no ser manejable repercute en una baja producción, los grandes industriales competían, subieron el precio y eso al final no fue malo para los productores, pues vieron en esto una mejora en sus ingresos luego de las pérdidas sufridas precisamente como consecuencia de ese cambio climático.
 
Es lógico que al pasar esto se debía presentar alguna incidencia en el precio que pagaban los consumidores, pero eso tras las negociaciones del mes de febrero con respecto al tema y a las condiciones del mercado ya ha recobrado una estabilidad relativa y se prevé no habrá por ahora ninguna escalada que lo afecte nuevamente. (Lea: Fedearroz y Gobierno alertan sobre altos precios del arroz)
 
Creo que fue un buen arreglo y se calmaron los altos niveles de incertidumbre que tenían los productores y consideramos que este va a ser un año de área normal, y si el clima se comporta como esperamos tendremos mejores rendimientos y estabilidad en el precio que se le ofrece al consumidor final.
 
CG: El tema del contrabando afecta de forma sustancial al sector arrocero y las penas actuales son irrisorias, ¿qué medidas se pueden tomar para frenar esta problemática?
 
RF: Lo primero es modificar la Ley. El pasado viernes se radicó un proyecto de ley en el cual nosotros intervinimos, tomamos parte activa de su redacción apoyando al Gobierno en este tema y ya se presentó al Congreso de la República.
 
Hoy en día contrabandear no es delito en nuestro país. No conozco ningún contrabandista de arroz judicializado, pero en este caso se endurecerían las penas y se les volvería mas complicado seguir dedicados a esta actividad. (Lea: Fedearroz impulsa proyecto de Ley para combatir el contrabando)
 
Esto no debe ser considerado solo como contrabando, acá se configura también un lavado de activos, ese sí, fuertemente penalizado en nuestro país.
 
Creo que con el nombramiento del coronel Moreno al frente de la Policía Fiscal y Aduaera, Polfa, y la idea del presidente Santos de crear una oficina en la que haya un zar anticontrabando algo se mejorará. Pero para esto considero que se debe crear un organismo que sea independiente, que si bien puede tener gente del Invima, del Ica, de la Dian, pues sea independiente y de golpes certeros a quienes se dedican a este delito.
 
 
CG: En el tema de la revaluación y las deudas que tienen muchos productores, ¿han sentido que el Gobierno les presta la atención suficiente?
 
RF: Puede que la intención exista, pero la mayoría de quienes están en problemas son los pequeños productores y para ellos no existe posibilidad de acceder a ese dinero disponible por no ofrecer las garantías suficientes para responder.
 
La mayoría entonces de esos recursos que se destinan a los pequeños productores terminan sin ser utilizados. Siempre debe haber un ‘Fondo Agropecuario de Garantías’, FAG, que le permita al pequeño productor brindar garantías a la entidad bancaria, pero ese fondo nunca alcanza para financiar a pequeños y muchas veces a medianos productores. (Lea: Fedearroz adelanta programa de adopción masiva de tecnología)
 
Se necesita una política más decidida sobre este tema que ayude a los productores, en especial a quienes se han visto afectados por temas de cambio climático y por el tema de bajos precios en otras épocas del año.
 
CG: ¿Cómo se están preparando los arroceros para enfrentar los Tratados de libre Comercio?
 
RF: Desde la Federación hemos impulsado el uso masivo de tecnología, readecuar lo que tenemos a nivel intrapredial y así poder reducir los costos de producción en un 30% por hectárea. A Estados Unidos poner una tonelada de arroz cáscara en Colombia le vale US$360, nosotros ya logramos ese precio en costos con la aplicación del AMTEC, pero repito se necesita la ayuda del Gobierno.
 
No me cansaré de pedir apoyo porque nosotros como sector privado hacemos un esfuerzo, el agricultor pone parte del dinero; nadie le está diciendo al Estado que regale nada, pero si queremos que los créditos sean asequibles para los productores.
 
El día que logremos lo anterior el agricultor acudirá de manera masivamente a solicitar créditos que le permitan renovar su parque de maquinaria, equipos con más caballos de potencia, niveladoras, equipos de rayos x, sembradoras de precisión, entre muchos otros, y así poder hacer una agricultura rentable para el productor u que pueda enfrentar los TLC.
 
Hemos demostrado con resultados que podemos dar grandes beneficios, si el Gobierno nos escucha y nos facilita la posibilidad de acceder a créditos blandos podremos no solo enfrentar los embates del TLC con EE.UU., sino hacerle frente a los arroces provenientes de otros países del mundo.
 
CG: Varios gremios de la producción han vuelto a recurrir a las vías de hecho, los paros, para exigir respuesta a sus demandas. ¿Qué opinión le merece ese proceder?
 
RH: Lo que han pedido estos movimientos no tiene nada distinto a lo que siempre hemos pedido por ejemplo en el caso del arroz. Desafortunadamente en el país han escuchado a los que se hacen escuchar por las vías de hecho y muchas veces eso ha implicado el poner en tela de juicio la efectividad de los gremios.
 
Un gremio no puede andar promoviendo paros, marchas, el corte de vías de comunicación porque no es su objeto.
 
Los gremios estamos para representar a los productores, para negociar con el Gobierno, pero desafortunadamente acá optan por esas vías, eso lo que hace es desinstitucionalizar  los gremios. (Lea: Tras protestas, paperos negocian con el Ministerio de Agricultura)
 
Todo el mundo se va ahora a la calle, lamentablemente es la única forma de recibir esa atención de quien ha olvidado durante tanto tiempo a este importante sector.
 
CG: Se graduaron hace poco 80 expertos en manejo de cultivos de arroz, ¿qué otras iniciativas de este tipo gestiona Fedearroz?
 
RH: La integración hacia adelante de los productores, que puedan secar su arroz para que lo puedan negociar en estado no perecedero; esa me parece que es la última etapa de conseguir productividad. (Lea: Fedearroz gradúa a 80 expertos en manejo de cultivos de arroz)
 
Yo pienso que en esto uno debe dedicarse a 2 o 3 propuestas puntuales a favor del sector, no en 10 o más que no va a poder realizar.
 
Hay que tomar medidas, ejecutar medidas que impacten al sector, una medida es precisamente bajar los costos de producción, aumentar los rendimientos y así mejorar la competitividad; el día que el agricultor en Colombia sea competitivo porque pudo adecuar su tierra, porque pudo utilizar 50% de la semilla, de los fertilizantes y los insumos se arreglarán muchos de los problemas.
 
Por ahora debemos sacar adelante nuestro proyecto de adecuación intrapredial, de bajar costos, mejorar competitividad y terminar con la integración hacia adelante. Estos 80 graduandos salen expertos en AMTEC, personas completamente diferentes a los asistentes técnicos como se le conocen hoy en día.
 
La Federación está invirtiendo más de $6.000 millones en equipos y en contratación de gran parte de estos ingenieros agrónomos que hemos preparado, para que nos  ayuden a hacer la transferencia de tecnología rápidamente y reconvertir nuestro sector.
 
CG:  Fue nombrado hace poco parte de la Junta Directiva de Corpoica, ¿cuál será su aporte en dicha institución?
 
RH: Bueno,  los aportes nuestros tienen que ser trabajar mancomunadamente. La Federación tiene un ente de investigación muy importante que es el Fondo Nacional del Arroz, y como se lo expresaba al director de Corpoica, Juan Lucas Restrepo, trabajando unidos y no volvernos replicadores de lo que hace el otro y así volver mucho más eficiente la investigación. (Lea: Juan Lucas Restrepo nuevo presidente del GFAR)
 
Yo creo en el modelo de Corpoica y también le digo a los usuarios de la investigación que deben tener paciencia, eso es el resultado del trabajo de técnicos, de gente que se ha enviado al exterior a hacer sus posgrados y que una vez lleguen preparadas podamos pensar en otra variedad de arroz.
 
Para todo esto se necesita la adecuación de las tierras, no se trata solo de mejorar la parte genética ni de buscar aumentar los rendimientos sino de conocer la importancia del manejo de cultivos. Potencial hay bastante pero se necesita el medio adecuado para poderlo expresar.
 
Mi trabajo entonces será entonces colaborar, trabajar unidos porque es la forma de obtener resultados mucho más positivos para el sector.