Ministerio de Agricultura: de lado de la industria y no de los productores de leche

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Abril 2017
compartir
leche, lechería, precio de la leche, ministerio de agricultura, lechería colombia, contexto ganadero, ganadería colombia
Precio competitivo: Darle competitividad de la industria en detrimento del ganadero colombiano. Foto: CONtexto ganadero.
El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR, acaba de publicar en su página web un proyecto de resolución mediante el cual da entrada a los intereses de la gran industria en detrimento del país y específicamente de los ganaderos dedicados a la actividad lechera.
 
Se trata de adicionar a la Resolución 017 de 2012, mediante la cual se estableció el sistema de pago de leche cruda al proveedor (ganadero), el precio competitivo de exportación sobre la base de pagar un menor precio a los productores por los excedentes del producto cuando su nivel sobrepase el volumen pactado de venta en los contratos de proveeduría, que para efectos prácticos se da cuando existe sobreoferta del líquido. 
 
El proyecto de resolución, que recoge los elementos de la propuesta que en su momento expuso la industria con base en un estudio que ordenó a Fedesarrollo (octubre de 2014), y que no fue avalada por el Gobierno habida cuenta del castigo que imponía a los ganaderos al fijar un precio por debajo de los $350/litro en los casos de excedente, desecha los acercamientos recientes que sobre el tema habían tenido la industria y los ganaderos. (Lea: Fedegán se opone a reducción en valor del litro de leche propuesta por industria)
 
En efecto, en semanas pasadas el Ministerio de Agricultura convocó al Consejo Nacional Lácteo con el fin de buscar alternativas que permitieran mejorar la situación del sector lechero colombiano ante el gran crecimiento que han tenido las importaciones de leche y derivados lácteos recientemnte. Sólo en el último año se importó el equivalente a 55 mil toneladas de leche cruda.
 
Especialmente el Ministerio de Agricultura mostró gran interés en un modelo que ha defendido la gran industria lechera en cabeza de Asoleche, denominado 'el precio de exportación', con algunas adiciones como el contrato de proveeduría o la voluntariedad del modelo.
 
A pesar de la disposición de los ganaderos de sentarse a escuchar la propuesta y de expresar que muchos de los conceptos de ella pueden ser útiles y otros totalmente inútiles; la sensación que queda en el ambiente es que la cartera Agropecuaria quiere imponer la iniciativa que solo beneficia a los industriales de la leche a costa de los recursos de los ganaderos.
 
Dicha propuesta consiste en pagarle al ganadero los excedentes que pacte con el industrial, de acuerdo al comportamiento del precio internacional de la leche, descontándole al mismo productor el costo de la maquila y del transporte. Esta fórmula termina generando un precio por litro bajo que se debe compensar con recursos del Fondo de Estabilización de Precios para que no sea tan pequeño sino mediano. Aun así, compensado, no termina siendo atractivo. (Lea: La industria sólo compra la mitad de la producción nacional)
 
La industria y MADR defienden el modelo expresando que el precio del litro de la leche continuará pagándose con el cálculo normal y que el precio de exportación solo aplica para los excedentes que se pacten, todo en contratos de proveeduría.
 
Además expresan que dicho modelo es voluntario, solo para quien esté interesado. Pero vale la pena recordar que hoy día existen unas bonificaciones voluntarias que son permanentemente burladas por la industria cuando debe pagarle al ganadero. ¿Es entonces bueno lo voluntario?
 
Llama la atención que no se ha tenido una maduración suficiente del modelo que defiende el Ministerio de Agricultura y la gran industria cuando ya aparece publicado en la página de la cartera el proyecto de resolución de dicha propuesta, menospreciando los reparos, dudas y hasta acciones de mejora que los ganaderos tienen y proponen sobre la iniciativa del MADR.
 
Tan solo se ha reunido 2 veces la comisión encargada de revisar los temas técnicos de esta propuesta, en donde se han encontrado graves dificultades para ponerlo en marcha. Han surgido inquietudes de los productores, aun sin respuesta, como por ejemplo: ¿son suficientes los recursos del Fondo de Estabilización de Precios para compensar a todos los ganaderos que quieran participar? ¿Dicho modelo de compensación de precios no está invalidado por la Organización Mundial del Comercio por aplicar como subsidios directos? ¿Por qué el costo de maquila debe ser del 30 % del precio, si la industria se ufana de ser muy eficiente? ¿Por qué el costo de maquila no es el 10 % o 15 % del precio? ¿Por qué el valor de transporte debe correr solo por cuenta de los ganaderos? (Lea: No cesan las denuncias de los lecheros contra la industria)
 
Pero además hay que señalar que la industria nacional nunca ha mostrado eficiencia en las exportaciones, ni siquiera con tipo de cambio favorable en su momento. Estas han sido esporádicas y con ayudas del Fondo de Estabilización. Además en los mercados internacionales vender volúmenes ocasionales no es negocio porque no se tiene capacidad de negociación. Exportar con plata de los demás es fácil pero no es sostenible, porque en el fondo se trata de transferir recursos de los ganaderos a consumidores externos.  
 
Vale la pena que MADR escuche más e imponga menos, pues todo parece indicar que su consigna en Semana Santa es crucificar a los lecheros. La realidad es que ahora el país tiene 2 ministerios de industria y ninguno de agricultura. Por lo pronto se tiene plazo hasta el 25 de abril para hacer observaciones al proyecto de resolución