10 recomendaciones para la siembra de maíz

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Julio 2022
compartir
Recomendaciones para la siembra de maíz
Entre las recomendaciones para la siembra de maíz se encuentra la realización de un análisis de suelo. Foto: agrolatam.com

La siembra de maíz se practica con mucha frecuencia en muchos países del mundo como Colombia, donde es materia prima para la alimentación de los bovinos. CONtexto ganadero le explica 10 consejos para llevarla a cabo de una mejor forma.

 

El maíz es una especie muy conocida alrededor del mundo, pues no solo sirve para el consumo humano sino también para el animal. Sin embargo, su siembra no es tan sencilla como se podría imaginar, razón por la que José Guadalupe Orozco Alvarado, ingeniero agrónomo, explica algunas recomendaciones que deben ser tenidas en cuenta. (Lea: Nuevas estrategias para el manejo del maíz)

 

  1. Elección del híbrido: “Dentro de esta debemos de considerar el perfil sanitario que tiene, así como la respuesta a los distintos ambientes y las características que nos brinda para poder seleccionarlo”, describe Orozco Alvarado.

 

  1. Elegir la fecha de siembra: Se debe hacer una búsqueda de la fecha ideal para evitar que cuando se fecunde el grano, 15 días antes y 15 después, pueda tener algún estrés. Esos 30 días son sumamente importante, que “va muy en conjunto con el híbrido, por lo que hay que saber si son precoces, tardíos o intermedios”, detalla el profesional.

 

  1. Preparación del suelo: Para el experto, “se deben crear condiciones en las cuales se va a tener una calidad de siembra, por eso una vez se prepare el terreno se debe considerar que el terreno debe quedar perfecto para que la semilla tenga la mejor germinación para que emerjan del suelo a una misma hora y así se incrementen los rendimientos y sacar todo el potencial genético que tiene la semilla”.

 

  1. Tener análisis de suelo: Hay que contar con estos análisis para realizar los cálculos de fertilización, siendo de suma importancia para no gastar de más, así como para aprovechar los productos en sus optimas condiciones.

 

“Este análisis es muy importante para tomar decisiones con el objetivo de aumentar el rendimiento”, sostiene Orozco Alvarado.

 

  1. Calibración del campo: Hay que tener en cuenta los implementos que se van a utilizar, la maquinaría y tecnología que se tiene, de tal manera que se pueda organizar la calidad de la siembra.

 

“Entonces cuando se va calibrando el equipo, se debe considerar la densidad que se va a utilizar para también conocer la calidad de fertilizante que se va aplicar. Además, ayuda a no gastar semilla de más y que no queden espacios sin sembrar”, dice Orozco Alvarado.

 

  1. Tratamiento de semilla: “Cuando se aplica un tratamiento a la semilla hay que tener en cuenta que no vengan con nada, porque a la hora de agregar otro, se va a ocasionar que el vigor de la semilla disminuya”, comenta el profesional. (Lea: Conozca de la mano de investigadores los requerimientos del cultivo de maíz para hacer ensilaje)

 

  1. Velocidad de siembra: Este aspecto evidencia efectos sobre la distribución de las plantas, teniendo en cuenta que no debería superar unos números determinados en la región donde se establezca.

 

  1. Mantener cultivo libre de maleza: “Hay que evitar todo aquello que impida que nuestra planta se desarrolle y no brinde el rendimiento deseado”, dice Orozco Alvarado.

 

  1. Creación de refugios: Este no aplica para todos los países. Está enfocado a que cuando se apliquen las tecnologías se tenga un porcentaje con estas y otro sin esas tecnologías, de tal manera que se evite la resistencia de plagas en el cultivo.

 

  1. Prepararse y supervisar el cultivo: El experto afirma que se debe estar revisando el cultivo, de tal manera que se puedan tomar decisiones y realizar correcciones lo antes posible, evitando que se vea afectada la siembra y se obtenga menor rendimiento.