Colombia necesita más profesionales en carreras agropecuarias

Por: 
CONtexto Ganadero
29 de Marzo 2013
compartir
Carreras agropecuarias no son apetecidas en estudiantes del país.
Las carreras relacionadas con el sector agropecuario tienen 59.958 estudiantes matriculados en el país. Foto: Fundación Semana.
Gracias a una inversión realizada por el Ministerio de Educación, se destinarán $18.000 millones para brindar a los bachilleres la posibilidad de cursar áreas como veterinaria o zootécnica y, de esta forma, tener profesionales competentes de cara a la entrada de los TLC.
 
En Colombia existe un marcado déficit de personas que estén pensando o estén adelantando un carrera profesional en el sector agropecuario. Tan sólo el año pasado, un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura, FAO (por sus siglas en inglés), develó que en el país sólo existen cerca de 17mil expertos en áreas como veterinaria y zootecnia. Para prevenir un impacto desastroso con los Tratados de Libre Comercio, TLC, y en vista de esta situación que aqueja al sector, el Ministerio de Educación concedió $18.000 millones en diferentes becas para que los alumnos que se gradúen de bachilleres vean las carreras agropecuarias como un camino a seguir.
 
Aunque en varias instituciones universitarias ya se ofrecen diversos programas como la zootecnia o la veterinaria, ha existido un cambio orientado a los negocios y al desarrollo sostenible del área rural. Diferentes cálculos han establecido que el campo es una industria con potencial de desarrollo que puede introducir cambios a futuro diferentes a solo cultivar la tierra. (Las carreras agropecuarias no son tan apetecidas en las universidades). 
 
Luz Sotelo Díaz, decana del pregrado de Ingeniería de producción agroindustrial de la Universidad de La Sabana, “a los estudiantes en esta carrera, que tiene una orientación científica para el desarrollo de negocios en el campo, se les enseña y se les educa en áreas como bioprocesos, diseño de productos, operaciones unitarias y tecnologías de procesamiento. Todo lo anterior, lo dictamos en el claustro con una combinación entre herramientas financieras y gestión para que la ruralidad sea vista como un negocio futuro”.
 
De igual forma, el mercado demandó administradores del campo para la protección de la cadena de valor. Antes, esta gestión era sólo limitada para mantener un negocio, ahora ésta implica la apertura a nuevos mercados nacionales e internacionales, y a un desarrollo tecnológico de la industrial como tal.
 
Otra universidad que ofrece programas relacionados con el desarrollo del campo, es la Salle, en Bogotá. Allí, con su programa Administración de Agropecuaria, los estudiantes adquieren aprendizajes convencionales de agronomía y zootecnia desde el punto de vista de la administración. La directora de este proyecto, Patricia Álvarez Ochoa, afirma que “esta disciplina es de carácter social y multidisciplinaria, por lo que gestiona integralmente a las empresas vinculadas a la producción animal, agrícola y al desarrollo agroindustrial”. 
 
Por otro lado, Internet ha permitido que el déficit en la cobertura se reduzca en las regiones apartadas. La Universidad Nacional a Distancia, ofrece una amplia oferta de programas agropecuarios desde el nivel técnico hasta la especialización. María Rey Vásquez, decana de la Escuela de Ciencias Agrícolas, Pecuarias y del Medio Ambiente de esta universidad, asevera que “los programas que ofrecemos en la institución contienen una alta pertinencia regional, pues estos dan apoyo al sector productivo de las diferentes zonas del país, dando solución, de esta forma, a las necesidades de cada sector”. (Jóvenes de Orinoquía y Amazonía tendrán acceso a educación superior). 
 
En conclusión, aunque existe un avance académico en carreras afines al sector rural, aún se necesita involucrar a los estudiantes de carreras agropecuarias en el desarrollo de energías renovables. De esta forma, se podrá contar con profesionales en diferentes áreas para aumentar la producción y poder combatir con hechos los Tratados de Libres de Comercio con otros países.