Colombia tendría que importar 5.9 millones de toneladas de maíz para el 2030

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Julio 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, plan estratégico ‘Maíz para Colombia’ CONtexto ganadero, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, maiz para colombia, Cimmyt, CIAT, maíz colombia, plan estrategico maiz, maíz, maiceros colombianos, productor maiz, colombia maiz 2030
Maíz para Colombia es un plan con una estrategia con una visión a 2030 para el sustento y rentabilidad del sector. Foto: mas-mexico.com.mx

En el marco de Agroexpo 2019 se lanzó el plan estratégico ‘Maíz para Colombia’ que, con una visión a 2030, busca volverlo sustentable, rentable y que supla la demanda nacional. 

 

El Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, CIMMYT y el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, crearon el proyecto ‘Maíz para Colombia’ visión 2030 con el fin de hacer más competitiva la producción nacional de maíz, además de satisfacer la demanda nacional actual contribuya a la reducción de las importaciones. En el plan participaron 50 actores de la cadena del maíz en Colombia, acompañados de expertos del sector público, privado y de la academia.

 

En Colombia, el maíz es el tercer cultivo más importante después del café y el arroz. Sin embargo, también es el primer país importador en Suramérica y el séptimo en el mundo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, FAO.

 

Bram Govaerts, director global de desarrollo estratégico y representante regional para las Américas, CIMMYT indica que Colombia resguarda 23 razas de los maíces originales.

 

Govaerts afirma que “el plan estratégico consolida información estadística, macrodatos duros y aportes directos de múltiples actores públicos, privados y sociales vinculados a la cadena productiva de este grano. Estas bases sólidas sustentan las respuestas dadas a las tres preguntas que han guiado la construcción de este plan desde el primer momento: ¿dónde estamos?, ¿hacia dónde vamos? y ¿cómo lograr un futuro mejor a 2030?”.

 

A partir de esto se generó una serie de pasos que serán traducidos en un plan táctico que debe ir acorde con todos los resultados y retos que tiene el sector maicero en el país. (Lea: Maíz: estudian cómo diseñar semillas multirresistentes)

 

Hoy en Colombia el consumo anual humano per cápita es de 30 kilogramos, que representa el 9% de suministro diario de su energía en la dieta. (Lea:¿Sabe cómo preservar los granos en poscosecha?

 

El consumo de maíz a nivel nacional proviene en un 85 % de maiz amarillo -que se destina al consumo animal- y el 15% del blanco para la dieta humana, siendo esta ultima un aspecto que ha cambiado porque se ha encontrado que la población colombiana está comiendo altos niveles de proteína animal.

 

“En el país hay un sistema tradicional que produce casi 0.5 millones de toneladas (Mt) y tiene un rendimiento de 2 toneladas por hectárea (t/ha). Además hay un sistema tecnificado que produce 1.16 Mt con un rendimiento de 5.4 t/ha, lo cual nos una producción nacional de 1.6 Mt con un rendimiento promedio de 3.6 t/ha”, asegura Govaerts.

 

De esta forma, Colombia cada vez se ha vuelto más dependiente de las importaciones de Estados Unidos, que se ve reflejado en la brecha que existe entre el sistema tradicional del arroz y el tecnificado.

 

Los resultados de escenarios posibles a 2030 no son alentadores. Se espera un aumento de 27.4% respecto a la demanda total de maíz que para el 2016 fue de 6.2 Mt, debido al crecimiento de la demanda de maíz amarillo. Por su parte la producción solo aumentará un 4%, por lo que, acorde con las proyecciones, para 2030 habrá un déficit de 5.9 Mt, que conduce a un incremento de las importaciones en 39% y un retroceso de autosuficiencia de 26 a 21%, según el CIMMYT y el CIAT.

 

Para eso se crearon los 5 motores de cambios que constituyen un abanico de opciones que facilitaría la articulación del Plan de Ordenamiento de la Producción Agropecuaria para el Maíz, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR. (Lea: En México proyectan desarrollar soluciones poscosecha para pequeños productores de granos)

 

Estos motores se basan en: adopción de semilla mejorada, seguridad nutricional, agricultura sostenible al clima, redes de acompañamiento a la innovación y vinculación de productores competitivos al mercado.

 

Finalmente, Govaerts precisa que “‘Maíz para Colombia’ está construido para aumentar la productividad y rentabilidad del maíz de manera sustentable en Colombia, además para ampliar los ingresos de los maiceros y ofrecer a los consumidores alimentos sanos y nutritivos”.