Compac, una mano amiga para los agricultores colombianos

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Enero 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Sonsón, westfalia, westfalia colombia, aguacate hass, aguacate hass a sonsón, jacinto trigo
La multinacional neozelandesa pretende seducir a más empresarios del agro colombiano. Foto: Cortesía.
Tras la instalación de una moderna máquina por parte de la compañía en las instalaciones de Westfalia Fruit Colombia, en Sonsón, la multinacional ya firmó otro contrato con otra empresa y aspira a seguir creciendo en el país.
 
El pasado 18 de enero, fue inaugurada en Sonsón, Antioquia, un calibrador de aguacates que tiene una capacidad de proceso de unas 25 toneladas por hora, lo cual varía un poco de acuerdo con el peso promedio de cada uno de los frutos. (Lea: Aguacate hass: de Sonsón a Europa
 
Lo que hace la máquina que está en las instalaciones de Westfalia Fruit, además de pesar aguacate por aguacate, para hacer su calibración y posteriormente proceder al empaque, lo más importante es que tiene un sistema para clasificación de calidad interna, más precisamente materia seca.
 
"La materia seca es un indicador del contenido de aceite del aguacate, y además tiene una correlación con el grado de madurez de la fruta. El problema que presenta Colombia es que en el árbol del fruto es posible hallar flores, fruta grande y pequeña, es decir, ha distintos estados de maduración", explicó Jacinto Trigo, director regional para Latinoamérica de Compac.
 
El experto indicó que una de las dificultades del fruto colombiano es que por fuera no es posible establecer el estado y la maduración del producto, entonces cuando se embala (empaca) la fruta sin usar la tecnología, no se conoce el estado de cada aguacate y la caja que se vende puede ser bien heterogénea. (Lea: Compac, líder mundial en soluciones de clasificación de frutas, llega a Colombia)
 
Añadió que el problema radica al momento de exportar la fruta hacia Europa, pues una vez llega a destino después de 35 días de tránsito, ahí si se manifiesta el estado de maduración y en consecuencia el aguacate que se envió maduro desde Colombia, llega sobremadurado y debe enviarse a la basura.
 
"El sistema lo que hace es homogenizar el nivel de madurez en la caja y en el momento de embalar decidir teniendo en cuenta el tiempo de tránsito– a qué mercado va. Eso reduce la merma, el comprador estará más satisfecho con su producto y se evita el desperdicio de materia prima", expresó.
 
Recordó que el proceso de instalación de la maquinaria tardó menos de 3 meses, fue un proceso rápido, considerando que Westfalia partió de cero. Cuando se cerró el negocio a finales de marzo el año pasado, la compañía tenía el terreno vacío, por lo que tuvo que hacer nivelación de suelos, construir todo el empaque, sistemas de frío, electricidad y todos los servicios. Una vez todo eso estuvo listo, Compac entró con la tecnología, pero fue un proceso que no tomó mucho tiempo. (Lea: Sector hortofrutícola de Colombia tiene un nuevo aliado neozelandés)
 
Trigo remató diciendo que la compañía va a seguir trabajando en Colombia, de hecho ha cerrado otro negocio para frutas, cuyo nombre no fue revelado por cláusulas de confidencialidad.
 
Sin embargo, la empresa, desde 2014, está haciendo presencia en el país y en 2018 firmó un acuerdo con otra entidad con el propósito de conocer a profundidad las necesidades del agro nacional y a partir de ahí prestar un servicio posventa de calidad.