“El campo necesita con urgencia política agraria de Estado”: SAC

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Noviembre 2013
compartir
Congreso Agrario Nacional, Colombia
Rafael Mejía habló sobre la construcción de un sistema que permita darle una solución al campo. Foto: SAC.
En el acto de clausura de la versión 37 del Congreso Agrario Nacional, Rafael Mejía, presidente de la SAC, le dijo a Juan Manuel Santos que no hay que descuidar las necesidades del sector, ya que contribuyen a la construcción de la política agraria de Estado.
 
El pasado 6 de noviembre Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, durante la versión 37 del Congreso Agrario Nacional, señaló que este es un momento determinante para el sector agropecuario porque “es la oportunidad que se ha venido reclamando por décadas para que al sector se le dé el tratamiento que corresponde”.
 
Durante su intervención el dirigente gremial dijo también que temas como el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz estable y duradera; la iniciación del  Pacto por el Agro y el Desarrollo Rural, no se pueden pasar por alto y por ello hizo referencia a cada uno de ellos. (Lea: MinAgricultura se compromete a construir políticas agropecuarias)
 
La institucionalidad, un bien público de la sociedad
 
Mejía le expresó a Juan Manuel Santos, presidente de la República, que para superar los problemas que hay actualmente en el sector se requiere de soportes institucionales tanto públicos como privados, con el fin de que haya una economía cada vez más integrada; agregó que es necesario contar con gremios fuertes y autónomos, que defiendan los intereses de los asociados y que en ese sentido también promueven programas de investigación y asistencia técnica, entre otros.
 
“Como resultado se ha logrado no solo contribuir en el desarrollo de estrategias para enfrentar mercados más exigentes y reducir el impacto de situaciones adversas en la producción y los mercados, sino la consolidación de centros de investigación, de programas de capacitación al recurso humano. Señor presidente, le hacemos una invitación proactiva y respetuosa a promover la organización gremial desde el Estado, en los diferentes niveles territoriales, priorizando su interlocución a través de  los gremios de los sectores organizados y con el diseño de estrategias que permitan la promoción de la asociatividad y el desarrollo empresarial como ejes transversales de la Política de Estado”. (Columna: Lineamientos para una política de Estado)
 
“La paz, un anhelo de todos los colombianos”
 
Frente al tema del proceso de paz, el presidente de la SAC recordó que la agremiación respalda este tipo de iniciativas que buscan condiciones de convivencia pacífica entre los colombianos. Sin embargo, como lo afirmó Mejía, lo que resulta apremiante es que con proceso o sin proceso se aborden y se de solución a los grandes problemas que afectan al sector.
 
Es necesario atacar de manera frontal los cuellos de botella que impiden el desarrollo en el campo. Buena parte de estos rezagos están asociados a la ausencia de una política agraria de Estado, en la que sin consideración al Gobierno de turno, o a los responsables en cada una de las carteras ministeriales, y en el marco de unas estrategia, y unos objetivos claros, se asuma el compromiso de responder a las necesidades estructurales del campo”.
 
Pacto por el agro, la oportunidad para la construcción de política de Estado
 
Para Rafael Mejía el punto de partida que le daría inicio a esta iniciativa que beneficia al campo radica en la creación de un sistema para el pacto, que busca reunir las disposiciones del Gobierno nacional, el sector privado y todos los involucrados y de esta manera construir una institucionalidad fuerte tanto en lo nacional como en lo territorial y municipal.
 
“Hacemos un llamado a todos nuestros afiliados para que utilicen estos escenarios para la construcción de la política de estado de abajo hacia arriba y con criterio incluyente. El pacto, en nuestra opinión debe incorporar medidas, mecanismos, propuestas normativas y demás aspectos que le den respuesta a los grandes problemas que afectan al sector”. (Lea: "A la ruralidad colombiana le falta inversión del Estado": R. Hernández)
 
El crecimiento del agro
 
Por su parte, el presidente Santos expresó que Colombia es un país lleno de recursos, gente buena, de oportunidades y con un enorme potencial de crecimiento. Sin embargo, el país está estancado con temas como la guerra, la pobreza, la desigualdad y la corrupción.
 
“Esa es la deuda inmensa que Colombia tiene con su campo. Un campo que ha sido abandonado, no en los últimos años, ni en las últimas décadas; ha sido abandonado por siglos. Y hemos permitido que la pobreza y la desigualdad se vayan concentrando en nuestro territorio rural.”
 
Santos también recordó que el campo en el segundo trimestre del año el sector agropecuario tuvo un crecimiento en un 7,6%, lo cual jalonó la economía en ese periodo. “No hay que olvidar que el agro pasó de periodos de crecimiento negativo en 2008 y 2009 a volver a crecer en 2011 y 2012, una tendencia que, por fortuna, se mantiene en este año”. (Columna: Gobernando con agendas trastocadas)
 
Entre tanto, Mejía hizo énfasis en la lucha contra la pobreza, que está sustentada con la producción agropecuaria, la cual crece mucho menos que la economía en conjunto, “en la última década, el PIB del sector creció a una tasa promedio anual del 2%, mientras que la economía en su conjunto lo hizo a una tasa del 4.4%”.
 
El sector agropecuario colombiano no ha tenido un buen desempeño, y ello es expresión, en esencia, de la falta de rentabilidad y de condiciones para la inversión. Hemos insistido en que la dinámica de la producción agropecuaria, con crecimientos destacados en ocasiones y en algunos rubros, no refleja necesariamente una situación favorable para los productores”.
 
El líder gremial puntualizó diciendo que para ello el 4x1.000 debe ser permanente para tener un mejor presupuesto para el agro y hacerlo viable. “Señor presidente estamos construyendo entre su Gobierno, el sector gremial formalizado, pero además incluyendo otras voces e ideas, la Política Agraria de Estado”.