“El sector lácteo está pagando los platos rotos de los TLC firmados por Colombia”: José Félix Lafaurie

Por: 
CONtexto Ganadero
21 de Noviembre 2012
compartir
José Félix Lafaurie, durante su ponencia en el Congreso de la República
José Félix Lafaurie, durante su ponencia en el Congreso de la República

El Presidente Ejecutivo de FEDEGAN señaló el riesgo de desaparición de la vida productiva de más de 300 mil pequeños ganaderos como consecuencia de la mala negociación de los TLC, que a su vez generarían hambre, miseria, desplazamiento y violencia en el campo colombiano. Así también la importación en la actualidad de más de 8 millones de  toneladas de alimentos por falta de políticas públicas en materia del sector agropecuario, contrastan con la dificultad que tienen los agricultores y ganaderos para sacar sus productos desde los pueblos y veredas con la pobre infraestructura vial, especialmente en cuanto a vías terciarias.
 

¿Hará falta un paro del sector lechero, como estuvo a punto de suceder en el gobierno de Uribe? Se planteó Lafaurie, para presionar al país a evaluar y revisar las condiciones del sector lácteo dos años después de aquel documento firmado por el entonces presidente del Senado, doctor Javier Cáceres Leal, y el presidente de la Cámara de Representantes de entonces, el doctor Gómez Román, donde el Estado Colombiano se comprometía con los instrumentos de política diseñados para que el sector ganadero pudiera enfrentar el TLC y éste  tramitarse en el honorable Congreso de la República.

 

“Aquí no se ha hecho nada, debo decir que aquí todas las cosas están en pañales, ni en materia sanitaria, ni en los instrumentos productivos, ni en los instrumentos de encadenamiento, aquí estamos como el primer día”, afirmó el presidente de FEDEGAN.

Y continuó en su discurso diciendo que “en Colombia también nos acostumbramos como los malos estudiantes, a intentar hacer la tarea el día previo en que nos toman el examen y claro el examen que fue el TLC con Estados Unidos, se negoció el 24 de febrero de 2006, 6 años después ¿qué hemos hecho? Claro por supuesto, a mi no solamente me preocupa Europa, me preocupa la combinación de los TLC porque hoy los acuerdos pactados permitirían que más de 30 mil toneladas de leche en polvo ingresen al país y aquí tengo el dato y tengo la curva.

 

En 2001 la enlechada que generó una caída de precios ruinoso para el sector ganadero, no alcanzaron a 27 mil toneladas. ¿Por qué? Porque aquí hay una clara asimetría, ya no solamente con el competidor sino hacia el interior del encadenamiento productivo. Aquí cinco grandes industrias acopian el 60% del total de la producción y en consecuencia la capacidad que tiene de imponer el precio al productor es la que quiera…

Y por duras que sean las inclemencias ambientales, por duros que sean los veranos, por fuertes que sean las Niñas en Colombia hay suficientemente leche fresca para que la industria transformadora eventualmente tenga de donde acopiar. Aquí importar termina siendo un pecado contra el pequeño”.

Lafaurie, quien viajó con más de 200 ganaderos a conocer la experiencia de México, Estados Unidos y Canadá, expone una radiografía muy diciente para nuestro país: En México había cuando el TLC con Estados Unidos más de 180 mil productores, hoy no quedan 30 mil. 150 mil, que son las dos terceras partes de los productores mexicanos, desaparecieron. Sin embargo, en México hay vías e infraestructura de desarrollo.

 

En cambio en Colombia “sacar un calambuco de leche, al pueblo más cercano de producción, implica usar una mula, pero no un camión, yo sí creo que estamos en una situación verdaderamente lamentable para poder enfrentar los TLC”.
 

Al referirse a Estados Unidos, un simple ejemplo resulta aplastante: “La lechería más grande especializada en Colombia difícilmente tiene 400 vacas en ordeño, esa es una lechería pequeña en Wisconsin”.
 

Europa produce 134 mil millones de toneladas de leche en polvo contra 6.400 de Colombia, y tiene los excedentes más grandes, a pesar de que la cantidad de subsidios han venido disminuyendo porque no es igual la Europa de los 12 que la Europa de los 27, hay unas restricciones económicas importantes.
 

En el panorama nacional, Lafaurie indica que hay más de 300 mil muy pequeños ganaderos, como dice la caracterización, y  403 mil ganaderos tienen menos de 50 animales,  244.103 tienen menos de diez. “Entonces, los apoyos de la Unión Europea, son bienvenidos, pero son insuficientes.

 

El Senado de la República tiene la responsabilidad de decirle al país que aprueba el tratado de libre comercio y que 300 mil ganaderos van a quedar en la ruina. Si hoy tenemos un descalce de 40% en el precio imagínese lo que se puede venir en el curso de los próximos años, la ruina del sector ganadero colombiano”.