Otro frijol biofortificado entregó Agrosavia a los productores del Caribe

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Diciembre 2018
compartir
Colombia, Agrosavia frijol, frijol biofortificado, productores del Caribe, Agrosavia entregó otro frijol biofortificado a los productores del Caribe, Corpoica Rojo 43,  contiene mayor concentración de hierro y zinc, CIAT, Caribe seco (departamentos de Cesar, La Guajira, Magdalena y Bolívar), deficiencia nutricional, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
El estatus de biofortificado de este frijol lo convierte en un alimento clave para enfrentar la deficiencia nutricional que se presenta en la región del caribe seco. Informó Agrosavia, agrosavia.co
Una nueva variedad de fríjol rojo semi arbustivo más nutritivo entra al mercado del Caribe colombiano. Su nombre es Corpoica Rojo 43 y contiene mayor concentración de hierro y zinc. 
 
Este fríjol, por el solo hecho de contener mayor concentración de hierro y zinc, característica especial que le da el estatus de biofortificado, lo convierte en un alimento clave para enfrentar la deficiencia nutricional que se presenta en la región.
 
Esta variedad biofortificada fue desarrollada por AGROSAVIA y el CIAT, y se distribuirá en el Caribe seco (departamentos de Cesar, La Guajira, Magdalena y Bolívar).
 
La prueba piloto se hizo hace 8 años financiada por la gobernación del Cesar y fue vital para seguir probando en campo esta variedad mejorada que sale al mercado con el nombre de Corpoica Rojo 43, y que se distribuirá en los departamentos del Cesar, La Guajira, Magdalena y Bolívar, área conocida como Caribe seco, para la cual se registró ante el ICA.
 
El Caribe seco se caracteriza por el alto consumo de fríjol de sus habitantes, pues este grano hace parte de la canasta familiar.
 
El promedio de consumo por persona a nivel nacional se estima que está alrededor de los tres kilos de fríjol al año, por tanto, esta ingesta regular aseguraría buenos niveles en el organismo de micronutrientes y así evitaría el hambre oculta, un tipo de desnutrición soterrada que se ha convertido en una problemática de salud pública que trasciende todos los estratos sociales.
Adriana Tofiño, investigadora Ph.D. de AGROSAVIA y líder del proyecto, dijo que esta nueva variedad podría incluirse en los programas públicos o privados de soporte nutricional y seguridad alimentaria de la región.
 
Dentro de las características más sobresalientes de la Corpoica Rojo 43, se destaca la tolerancia moderada a plagas y enfermedades como el virus mosaico dorado, muy común en la zona Caribe. Tiene alta adaptación a las condiciones ambientales de la región y su tolerancia a la sequía permite obtener al menos dos cosechas anuales sin riego, bajo riego pueden obtenerse 3 cosechas.
 
Esta nueva variedad se diferencia de la lanzada en agosto pasado en el color del grano que es rojo claro, el contenido de micronutrientes es aún mayor y la planta por ser semi arbustiva facilita su siembra asociada con maíz y con yuca, lo cual es ideal para las etnias y los sistemas de agricultura familiar en zonas de ladera. (Lea: De Agrosavia: frijol biofortificado con aporte social)
 
Además, esta característica favorece que los gremios como ASOHOFRUCOL, FENALCE, FEDECACAO y la FEDERACIÓN DE CAFETEROS regional Cesar y Guajira, incluyan a la variedad biofortificada Corpoica Rojo 43 en sus programas de diversificación productiva y seguridad alimentaria al referir al fríjol como acompañante ideal para el asocio con maíz, cacao, café, frutales y rotación con otras hortalizas.

Carina Cordero, investigadora máster del Centro de Investigación Motilonia declaró que “la variedad de fríjol biofortificado Corpoica Rojo 43 es la segunda variedad de fríjol común registrada para la subregión Caribe seco, que debido a su tolerancia a la sequía se pueden obtener dos cosechas anuales y se recomienda su siembra en abril y octubre; esta también presenta uniformidad de maduración de las vainas, lo cual evita la pérdida de grano por cosecha de vainas inmaduras”. 

 
Las investigaciones del CIAT dan cuenta de una larga y exitosa trayectoria en el desarrollo de variedades con resistencia genética a las principales plagas y enfermedades que afectan al cultivo.
 
Actualmente, los científicos de este Centro hacen énfasis en el desarrollo de líneas de alto rendimiento con tolerancia a enfermedades radicales, altas temperaturas, sequía y a condiciones adversas de suelo como baja disponibilidad de fósforo y compactación.
 
Fuente: Agrosavia