Recomendaciones para aplicar agroquímicos en su predio

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Agosto 2014
compartir
aplicación agroquímicos
La aplicación ideal de agroquímicos depende de muchas variables. Foto: CONtexto ganadero.

Expertos indican que aspectos como humedad, temperatura, nubosidad, incluso la calidad del agua, son esenciales para que este tipo de productos tengan un buen efecto en los cultivos.

 

En la mayoría de los casos, el proceso de aplicación de un agroquímico para el control de malezas, plagas y enfermedades comienza con la recomendación técnica y culmina con la aplicación del producto, ya sea de forma aérea o terrestre.

 

En estos tratamientos muchas veces se puede observar que los controles fueron parciales y no del todo satisfactorios. En otras palabras, se culpa al producto, lo que hace que se aumente la dosis del agroquímico. (Lea: Fomentar crecimiento del agro, uno de los principales retos de Santos)

 

Pero en realidad, “muchas veces el problema no está en el producto, sino en la forma en que se realizó la aplicación”, señaló Daniel Leiva, ingeniero agrónomo de la Estación Experimental Agropecuario Pergamino, INTA, en Argentina.

 

El especialista en pulverizaciones de la Estación Experimental Pergamino Agropecuario hizo hincapié en la importancia de tener en cuenta todas las variables que afectan la correcta aplicación de agroquímicos. En primera medida se deben medir las condiciones ambientales reinantes y sus cambios a lo largo de la jornada.

 

También se deben tener en cuenta aspectos como humedad relativa del ambiente, temperatura ambiente, velocidad del viento, nubosidad y la regulación de la máquina al inicio de la jornada laboral.

 

“Es muy común que la máquina sea regulada al inicio de la jornada laboral y que la misma no sea modificada en función del cambio de condiciones ambientales”, explicó Leiva.

 

El experto del INTA señaló que las mejores condiciones ambientales, en cuanto a la velocidad del viento, están entre los 7 y 15 kilómetros por hora, cuando se trata de aplicar agroquímicos de forma aérea.

 

Vientos menores y altas temperaturas son indicativos de una inversión térmica, donde las aplicaciones de insecticidas y de herbicidas corren serio riesgo de ser altamente ineficaces”, reseñó el experto. (Lea: Brasil, la potencia biotecnológica de Suramérica)

 

Condiciones ambientales presentes al momento de la aplicación

 

Según Daniel Leiva, se debe diferenciar entre el tipo de plaga, maleza o enfermedad porque no es lo mismo controlar insectos cuya acción se encuentra al nivel del suelo que en los follajes.

 

Hay que tener en cuenta la zona en donde se aplica el agroquímico, ya que en áreas periurbanas debe privilegiar la ausencia de malezas o enfermedades”, agregó Leiva.

 

Otra de las recomendaciones a tener en cuenta es la certificación del equipo de pulverización. Es decir, la misma que contempla el control de volúmenes, presiones, velocidad de circulación y control del equipo en general.

 

Esto garantiza que todo el sistema de pulverización funcione en forma correcta, mejorando calidad de aplicación y evitando contaminaciones”, expresó Leiva.

 

Por su parte, José Carlos Marrugo, líder de pastos de Colinagro e ingeniero agrónomo, indicó que las aplicaciones de agroquímicos se ven afectadas por las condiciones ambientales, tales como lluvias, radiación, temperatura y humedad atmosférica. (Lea: No pierda la eficiencia del suplemento mineral)

 

“Hay que tener en cuenta las características del agua, que es el vehículo principal en el cual se disuelven los agroquímicos. Si las condiciones no son las ideales, los resultados de la aplicación no serán las esperadas, por eso se tienen que hacer análisis de agua, principalmente determinar el Ph, la dureza y los sólidos disueltos en el líquido”, dijo Marrugo en diálogo con CONtexto ganadero.

 

También es ideal usar coadyuvantes. De acuerdo con el ingeniero agrónomo de Colinagro, se trata de unas sustancias químicas que mejoran las condiciones de aplicación de los agroquímicos.

 

 “Si la persona tiene un problema de dureza de agua o de Ph, con este producto el agroquímico podrá realizar muy bien su función”, afirmó Marrugo. 

 

 La última recomendación que dio a conocer Marrugo se basa en las aplicaciones de los agroquímicos de acuerdo a las temperaturas adecuadas.

 

Normalmente se hace en las mañanas, cuando no hay mucha radiación solar y si hay humedades relativas aptas para que el agroquímico funcione; es decir que depende de la región en la que el cultivo se encuentre”, dijo líder de pastos de Colinagro.