Cómo congelar y descongelar carnes

06 de Julio 2015
compartir
Método para congelar carne
 
Congelar las carnes es un método ideal al momento de querer conservarlas por mayor tiempo sin alterar sus nutrientes e impedir la formación de bacterias.
 
Para hacerlo de la forma correcta, solo tenemos que tener en cuenta algunos sencillos consejos.
 
Hay ciertas normas que debemos conocer para poder congelar carnes y que estás conserven su calidad, higiene y salubridad.
 
 
Congelar las carnes es un método ideal al momento de querer conservarlas por mayor tiempo sin alterar sus nutrientes e impedir la formación de bacterias. (Lea: Madurar la carne. Qué sucede y cómo hacerlo)
 
La carne que congelaremos tiene que ser de muy buena calidad y sobre todo fresca. Principalmente, hay que congelar la carne lo más rápido posible y no dejarla en la heladera si ya sabemos que no la usaremos.
 
Si es un trozo grande, lo mejor es cortarla del tamaño en que la vamos a consumir, ya que así solo tendremos que descongelar lo que vamos a usar, sin perjudicar las condiciones del resto de la carne.
 
Cada trozo debe ser envuelto en papel film, de aluminio. Lo ideal es optar por las bolsas y separadores para freezer, que son muy económicas y prácticas a la hora de utilizarlas. También es conveniente separar por raciones o porciones. (Lea: El lado B de la vaca: los cortes alternativos)
 
Es conveniente eliminar la grasa antes de congelar, ya que suelen alterarse con facilidad.
 
Si lo que se desea es congelar un trozo de carne congelada, se procede de la misma manera (envasando en papel film o aluminio), y no habrá
inconveniente. El único detalle a tener en cuenta es que la carne esté fría al momento de guardarse en el freezer.
 
La carne se puede congelar entre 6 a 12 meses, según el corte.
 
Cómo descongelar la carne correctamente
 
El descongelamiento debe ser un proceso que realicemos a conciencia, para que todo el cuidado que pusimos en el congelamiento de la carne no haya sido en vano.
 
Lo mejor es descongelar la carne de forma lenta y de manera natural, ya sea en el caso de las carnes crudas como en las carnes cocidas. Para ello hay que sacar la carne del freezer y pasarla a la heladera, si bien así se demora mas, se conserva mejor el sabor de la carne. (Lea: ¿Por qué la carne tiene diferentes colores?)
 
Apenas termine de descongelarse, debemos utilizarla, ya que se deteriora más rápido que una carne sin congelar.
 
La carne que descongelamos no se puede volver a congelar en el mismo estado. Es decir, la carne cruda no se puede volver a congelar cruda, pero si la hemos cocinado podremos congelar sin mayores inconvenientes.
 
También se puede descongelar a temperatura ambiente, pero no es recomendable.