La materia seca se convierte en carne y leche

21 de Abril 2014
compartir
´Lola´ es una de las vacas de Don Jacinto. Ella representa muy bien cómo es una vaca de cualquiera de los hatos colombianos: pesa 450 Kg, produce cuatro litros de leche al día en promedio y da una cría cada 18 meses. Don Jacinto, como la gran mayoría de nuestros ganaderos, se guía por el estado corporal de Lola para saber si está bien alimentada.
 
Como es la generalidad, la alimentación de esta vaca se basa en el consumo de pasto fresco, que lo ingiere en unas 10 horas de pastoreo, y rumia en varios períodos al día por espacio de 8 horas. Dos horas pasa entre ir al establo a ser ordeñada y regresar al pastoreo, y las cuatro restantes entre descanso y traslados.
 
Además de la pastura fresca, que le suministra en forma controlada con manejo de cuerda eléctrica a razón de unos 45 kg de forraje verde al día, le da, en ciertas épocas del año, silo como complemento, a razón de 5 kg al día. También le proporciona sal mineralizada, en la cantidad que Lola requiera; y cuando está en ordeño, alimento balanceado, dos kilogramos al día. (Lea: Cómo hacer rentable una finca y convertirla en “fábrica de comida”)
 
¿Y la materia seca?
 
En un evento de gestión de conocimiento realizado por la Oficina de Investigaciones Económicas de Fedegán, Carlos, un veterinario también de la entidad, le hace caer en cuenta a Jacinto la importancia y necesidad de suministrarle materia seca a Jacinta.
 
La materia seca-MS, dice nuestro veterinario, es el alimento –forraje– al cual se le ha quitado el agua. ¡Pero eso no alimenta, replica Jacinto! Claro que sí, pero su función principal es la de nutrir las bacterias del rumen para producir carne y leche. (Lea: Con la Ganadería Sostenible se duplican ganancias)
 
Bueno, ¿y cómo calculo cuánto forraje seco, que Usted llama ´materia seca´, le debo dar?
 
Fácil. Lola es nuestro principal activo, la que nos produce el dinero, y hay que prepararle su dieta. Para calcular cuánto MS se obtiene de pastura seca se hace de la siguiente manera:
 
1. Pese una cantidad de pasto verde hasta completar 100 gramos.
 
2. Sométalo a calor moderado, en un horno, para que el agua se evapore.
 
3. Lo que queda es la porción de materia seca de ese alimento. Si quedan 20 gr de los 100 iniciales, eso significa que en ese momento se obtiene un
20% de MS de la pradera donde se tomó la muestra.
 
4. Para el silo se procede de la misma manera.
 
5. El alimento balanceado contiene, por lo general, 90% de MS.
 
Conociendo la cantidad de materia seca de cada alimento de la dieta y la cantidad de alimento consumido al día, es muy sencillo calcular el consumo diario de nuestra vaca “Lola”:
 
1. Materia seca del forraje verde: recordemos que consume 45 kg de pasto al día y cada kg tiene 20% de materia seca, luego consume 9 kg de MS (45 kg X 20%).
 
2. Silo: consume 5 kg al día con 25%, el resultado es 1,25 kg de MS.
 
3. Alimento balanceado: 2 kg. El consumo de MS es de 1,8 kg.
 
Sumando los tres componentes de la dieta en materia seca (forrajes, silo y alimento balanceado), el consumo total es de 12,05 kg de MS al día.
 
¿Eso es mucho o es muy poquito?
 
Nuestro profesional de Fedegán nos dice que ´Lola´, con sus 450 kg de peso, requiere para desarrollar el potencial productivo y reproductivo el 3,7% de su peso vivo en MS. Calculadora en mano eso equivale a 16,65 kg de MS (450 kg X 3,7%). (Lea: Ganadería: un negocio que anda solo)
 
Como se le está ofreciendo solo 12,05 kg de MS, ´Lola´ tiene un déficit de 4,6 kg de MS al día. Eso explica –nos dice Carlos– el porqué tan solo produce 4 litros de leche como promedio al día y tiene una cría cada 18 meses… Le falta la materia seca requerida para mantenerse y ser más productiva.
 
¿Qué hacer para cubrir el déficit?
 
Sencillo. ¡Alimentarla y nutrirla mejor! Para esto debemos calcular bien la oferta forrajera mediante aforo de pasturas. Fedegán, a través de la Revista Carta Fedegán (No.134, página 62) y de la Cartilla “Planeación forrajera”, que está publicada en www.fedegan.org.co, e igualmente en www.contextoganadero, y en la Página del Ganadero (28 julio de 2013), muestra diversos métodos para hacerlo. Recordemos:
 
1. La cantidad real y adecuada de alimento en forraje verde, de acuerdo con estudios técnicos, es de alrededor de 14% del peso vivo de la vaca. Por tanto, Lola deberá comer al día 63 kg de pasto (450 X 14%). Como solo está consumiendo 45 kgs al día, se necesita mover la cerca eléctrica un poco más para abrirle mayor cantidad del espacio. Ideal es brindarle el mayor espacio en la tarde en razón a que la pastura ha recibido más luz solar y tiene por tanto mayor concentración de nutrientes. También podemos ajustar las rotaciones de las praderas para ofrecerlas antes de floración. Los 63 kg con MS del 20 % nos dará 12,6 kg de MS (63 kg * 20%), es decir 3,6 kg de MS adicional.
 
2. Respecto al silo, lo deseable es conocer su valor nutricional. Para esto se deben realizar exámenes bromatológicos del material, de tal manera que nos permita conocer la cantidad de MS, la calidad de las fibras y la cantidad de almidones (esto es muy importante y se tratará en otro artículo). Sí aumentamos la MS del silo de 25 al 35%, estaremos ofreciendo 1,75 kg de MS, luego al prepararlo debe tener un mejor afirmado y, si es de maíz, que contenga el grano debidamente fraccionado (si se le da entero, lo expulsa por las heces y no alimenta nada). Nos da 0,5 kg de MS adicional.
 
3. El alimento balanceado se programará de acuerdo al tercio de lactancia y en las cantidades adecuadas de acuerdo al reto en producción y al costo asociado. Si llevamos entre pasturas y silo 14,35 kg de MS, y ´Lola´ requiere 16,65 kg, luego restamos de sus necesidades lo que ofrecemos hasta ahora y arroja 2,3 kg de MS, lo cual se debe suplementar con cerca de 3 kg de alimento balaceado.
 
Con las anteriores mejoras en la dieta, se logra aumentar la producción, el número de destetos en la vida productiva de la vaca, y la cantidad de leche por lactancia. Desde luego que esto se debe asociar al costo de la ración y al manejo gerencial de la empresa ganadera. Los Centros de Servicios Tecnológicos de Fedegán están en capacitad de proveer los expertos que usted requiere en su hato, quienes están en capacidad de formular las raciones, calidades de forraje, silos, henos, henolajes, subproductos y alimentos balanceados.