El futuro de la ganadería del Guaviare

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Junio 2018
compartir
Guaviare, El futuro de la ganadería del Guaviare, talas y quemas, la economía del Guaviare, el agua escasea en el Guaviare, las fincas vitrina, Comite de Ganaderos de Guaviare, Ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, Contexto ganadero
Sobre la reconversión propuesta nos preocupa el comercio. Algunos ganaderos serán interesados en se sembrar yuca, chontaduro, asaichi, y plátano, pero el precio no sirve, afirma Aldemar Gavilán. Foto: Fedegán
Ganaderos de Guaviare le apuestan a una ganadería sostenible económica y ambientalmente, y analizan los pros y contras de los proyectos de reconversión productiva, y de la necesidad de frenar la deforestación.

Guaviare es uno de nuestros departamentos que ha sufrido el atraso que han generado las condiciones sociales, económicas y políticas del país. Pero es un departamento cuyas gentes están cambiándole la cara. Fue presa por muchos años de la colonización  con una feroz deforestación, y otros problemas. Hoy los ganaderos son conscientes de la necesidad de cambiar su cultura, aplauden las acciones de reconversión que se han planteado, pero señalan algunos problemas que prácticos que afectan su implantación, especialmente en temas de mercado, vías, y rentabilidad.

Aldemar Gavilán Reina es responsable técnico del Comité de Ganaderos de Guaviare, y su director ejecutivo, hace una radiografía del tema ambiental, y explica las acciones que ha emprendido el Comité para avanzar en el cambio de cultura, pero también pone énfasis en que están trabajando solos. 

En igual sentido se pronunció la directora general del instituto Sinchi, Luz Marina Mantilla Cárdenas, quien afirmó que hay que generar sistemas productivos sostenibles más acertados dentro del contexto de San José del Guaviare, pues señaló que esto no es llano sino la tras icono de la Orinoquia a la Amazonia que tiene unas condiciones de uso del suelo distintas, y concluye que hay que generar sistemas sostenibles que reconozcan el calor de la selva.

El agua

Es un tema que nos preocupa, señala Aldemar Gavilan, porque la ganadería es uno de los renglones del que se dice que ha causado más deforestación. Pero más allá de eso, ya están hechas las praderas, ya está la ganadería, que es la actividad que constituye la economía del Departamento. Aquí no hay otro renglón estable que no sea la ganadería. Pero es evidente que el agua se ha escaseado bastante.

La tala y la quema 

Nos preocupa también la tala de los bosques en los nacederos, en las diferentes fuentes hídricas que hay en el departamento, porque todavía  hay algunos que no tienen conciencia del hecho de proteger estas fuentes que son las que nos van a alimentar muchos animales y nos va a sostener la biodiversidad. Entonces nos preocupa que se siga talando el bosque, que sigan acabando los nacederos, que les sigan metiendo candela y no los protejan. De hecho este año se quemó mucha parte del Guaviare.

Eso es preocupante porque cuando se nos venga un verano -con dos meses que no caiga una gota de agua-, muchas de las ganaderías se van a quedar sin agua pese a que tengan reservorios, pues por evaporación esta agua se seca. 

La sensibilización sobre el tema ambiental

Por eso le hemos hecho un llamado a los ganaderos para que cuiden las fuentes hídricas; estamos haciendo charlas de sensibilización, para que aprovechemos esos terrenos en pasturas, pero también para analizar cómo vamos a proteger el medio ambiente, cómo vamos hacer barreras cortavientos, cómo vamos a ir sembrando árboles que nos sirva de sombríos, de barrera, y que nos sirvan también para proteger las fuentes hídricas.

¿Eso ha sido una iniciativa de ustedes o el gobierno local ha apoyado?

"No. Desafortunadamente nosotros estamos haciendo esas campañas con los pocos recursos que tenemos. Hacemos en diferentes centros poblados charlas con ganaderos, las cuales van más allá del tema ganadero. Están enfocadas en que todos tenemos que mirar que la ganadería tiene que ser sostenible no sólo económicamente sino ambientalmente, porque de esta manera vamos a tener más recursos naturales que se reflejarán más adelante en una ganadería rentable individualmente".

Y eso es evidente porque no vamos a tener sequías, porque vamos a tener mejor ganado, mejores crías, pero a esa parte también hay que darle un manejo adecuado.

¿Qué opinan ustedes de las cifras que reporta la UPRA, en el sentido que en el Guaviare solo hay 7 mil hectáreas con vocación ganadera pero él área actualmente utilizada es mucho mayor?

Nos preocupa mucho porque se han hecho muchísimas praderas. Bienvenidos todos esos programas de reconversión ganadera que se están impulsando desde el gobierno, pero estos programas están diseñados para zonas más intervenidas y cercanas a centros poblados -a las capitales, a los municipios-, pero no se están haciendo en zonas de corte de reforestación. Las zonas de reforestación se están dejando libres, y allí uno encuentra gentes que están abriendo la frontera de deforestación y allá no se está llegando, y lo que tenemos que llegar es a "cero deforestación".

Ahora, los proyectos de reconversión ganadera son muy pequeños, pero eso no es la solución porque son proyectos transitorios -de un año, dos años-, que no tienen continuidad. 

También tenemos claro que si no se hace un seguimiento, se vuelven a utilizar esas pocas zonas de bosques que tenemos. 

¿Que van a hacer entonces con la ganadería?

No se trata de decirles a los ganaderos que vamos a utilizar esas zonas en agrícolas o forestales, porque no lo van a hacer. Lo que estamos buscando es no meter más áreas en ganadería. Lo que vamos a hacer es en esas ganaderías extensivas es aprovechar mejor los potreros, a mejoras esas pastoras, y vamos hacia sistemas silvopastoriles, a recuperar unas áreas cercanas a las fuentes hídricas pero vamos a dejar un buen corredor sobre estas fuentes hídricas. Vamos a recuperar algo. 

Sobre la reconversión propuesta nos preocupa el comercio. Algunos ganaderos serán interesados en se sembrar yuca, chontaduro, asaichi, y plátano, pero el precio no sirve. El año pasado por ejemplo, hubo mucha producción de yuca, pero el precio no sirve. Hoy vale 3 mil pesos la bolsa, y eso vale la embolsada, y con el costo del transporte es muy probable que se pierda todo ese trabajo. Además no tenemos las vías ni buen estado de la que existen en los doce meses del año, y en algunas partes no hay paso.

Entonces al ganadero no se le puede decir que siembre porque no se tienen las condiciones. En el caso del sacha hinchi, que se dice que en bueno, o de la yuca, con vías en mal estado y con una gran intermediación -que son quienes en últimas se ganan la plata porque el producto sí sale para abastos, pues no es negocio para el productor porque los precios no sirven. Más aún, muchas veces no le sirve al productor ni siquiera recoger la cosecha. 

Todo eso va en contra de la reconversión, y no permite que se logre el cambio en la cultura ganadera. El ganadero tiene sus vaquitas, que se convierten en la caja menor para cuando se vendan los animales destetos y mientras tanto tienen la leche que les ayuda muchísimo, pero la alternativa de la reconversión bajo esos escenarios introduce mucha incertidumbre.

Las fincas vitrinas

Otro de los proyectos que está implantando el Comité de Ganaderos de Guaviare es el de fincas vitrina. Actualmente se está montando una parcela de demostración de 6 hectáreas en el municipio de San José del Guaviare. 

Consiste en llevar al ganadero al terreno, en áreas muy pequeñas, sin tanta tecnología ni tantos recursos, en donde se pone en práctica el tema de la reconversión hacia sistemas silvopastoriles, pero en principio se van a mostrar barreras cortavientos, sombrío, con calles formadas con árboles maderables y con cerca eléctrica para que los animales no nos la vayan a tumbar. Allí se tendrán árboles, barreras protectoras siembra de forrajeras, un pequeño establo, todo para mejorar los indicadores como es la ganancia de peso diario y tener mayor producción de leche.

Se llevarán a estas fincas para que vean y repliquen en su finca, lo que verán, pero fundamentalmente para que den cuenta que se puede mejorar sin aumentar área, ni tumbar más selva. 
 
Creemos que la ganadería seguirá siendo el eje económico del departamento, pero que sea una ganadería sostenible y rentable, aprovechando lo que tenemos. Debemos mejorar la genética, que sea sostenible en el tiempo, porque como señale al principio, la ganadería seguirá siendo una de las actividades más estables del Guainia.