El túnel ganadero que se convirtió en un cruce para automóviles

Por: 
Andrés Moncada
03 de Enero 2013
compartir
Conductores en la vía Girardot-Ibagué, usan un túnel ganadero para realizar retorno vial.
El túnel ganadero, es mal usado por conductores para hacer retorno. Foto: CONtexto Ganadero.
El paraíso, es el hato bovino de Joaquín Rojas, un productor ganadero que está preocupado porque su finca fue dividida en dos y es usada por carros para realizar un retorno en la vía Girardot-Ibagué.
 
Son las 5:00 a.m. y Joaquín Rojas, un ganadero de 49 años, se prepara como todos los días para sacar a pastorear a sus bovinos. El sol está comenzando a asomarse y Joaquín, montado en un caballo de color marrón, le indica a su ganado el espacio adonde se dirigirán hoy.
 
En total son 200 cabezas de ganado las que posee este tolimense de pura cepa, quien a la edad de 20 años heredó de su padre el amor por los bovinos. “Recuerdo que mi padre me enseñó su proceso de crianza, las formas para ordeñarlas y cómo mantener siempre mi hato ordenado y productivo”.
 
El problema para Rojas llegó con la construcción de la Variante Chicoral, que hace parte del proyecto de doble calzada Girardot – Ibagué – Cajamarca, pues justo en el tramo donde queda su finca, la vía dividió su propiedad en dos. La única solución que le dieron, fue dejarle un túnel bajo la carretera, por donde él debe pasar su ganado. (Ganaderos del Tolima podrán acceder con facilidad a alimentos subsidiados para bovinos)
 
“En septiembre de 2010, cuando fue inaugurada esta vía, supe que la idea del túnel acarrearía problemas para mi: ahora debo despertar más temprano para lograr pasar todo mi ganado por debajo de la carretera, el tiempo que pierdo es excesivo, necesito de un ayudante para lograr mis tareas diarias y el Estado nunca me dará el dinero para pagarle a él”, le dijo Joaquín Rojas a CONtexto Ganadero.
 

 
Su hato, llamado El Paraíso, cuenta con una amplia zona verde ubicada al lado norte de la finca, en el lado sur está la casa y el corral para el ganado.
 
Por lo anterior se hace necesario siempre el desplazamiento de las vacas. Pero sobre la posibilidad de modiicar esa distribución el ganadero es claro al afirmar que "no trasladaré mi casa, porque quién me responde por lo que esto me genere: nadie”.
 
Al problema del traslado de animales por el túnel se ha sumado el hecho de que la gente que se dirige de Chicoral a la alquería de Coello y Flandes, prefiere conducir su auto por la mitad del hato de Joaquín, para no tener que ir 4 kilómetros más adelante y hacer el retorno. De esta forma, se hace más peligroso el cuidado del ganado.
 
No podemos estar tranquilos: debemos estar pendientes de los animales y de los carros. Al dejar una ‘mini-vía’ en medio de nuestra finca, la gente se aprovecha y prefiere pasar por aquí, que ir hasta el peaje para hacer el retorno debido”, le narró Doris Cajamarca, esposa de Joaquín, a este diario.
 
Aunque ya se han puesto derechos de petición ante la Alcaldía de Ibagué y la policía de carreteras, ninguno de los dos entes ha logrado controlar este paso indebido de los conductores que cruzan por esta vía. (Campesinos del Tolima, beneficiarios de ‘Una vaca por la paz’)
 
“No nos queda sino esperar que las autoridades puedan hacer algo al respecto para que se mitigue el cruce de carros y yo pueda, por lo menos, pasear a mi ganado sin miedo. Veo complicado un mejor trato, por ello solo queremos tranquilidad y una finca de ganado, sin carros”, culminó Joaquín. 
 
Por ahora el ganadero seguirá levantándose aún más temprano para poder sacar a pasear su ganado, a la espera de no encontrarse con carro alguno  y poder aprovechar el túnel para aquello que le fue entregado.