Jesús Jaime, el ganadero que está venciendo la sequía

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Abril 2022
compartir
jesus jaime reyes
Así ha logrado Jesús Jaime vencer la sequía y mantener activa su producción ganadera en Zacatecas (México). Foto: gob.mx

A pesar de ocho meses seguidos sin lluvia, este productor ganadero con un manejo adecuado ha logrado mantener a su ganado con el pasto de su agostadero.

 

Jesús Jaime Reyes es un ganadero de la comunidad de Mesillas, municipio de Sombrerete, que le está ganando la batalla a uno de los grandes efectos de la sequía cada vez más prolongada en Zacatecas (México): la escasez de forraje y sus altos precios. (Blog: Ganadería regenerativa: restaurando la biodiversidad del suelo para combatir el cambio climático)

 

Gracias a un proyecto de manejo holístico de agostaderos que inició en 2017 y a pesar de que padeció ocho meses seguidos sin lluvia, Jesús Jaime no tiene que comprar alimento para su ganado, ya que tiene pasto suficiente para todo el periodo, hasta que llegue un nuevo temporal.

 

Todo inició con un curso sobre el tema al que me invitaron de la Secretaría de Agricultura, porque antes de eso, manejaba mi ganado de forma tradicional”, relató el productor.

 

Jaime Reyes explicó que su proyecto de manejo holístico de agostaderos consiste en una planeación en la que fracciona el agostadero en potreros y deja pastar al ganado por periodos cortos de tiempo, es decir, va haciendo rotación del hato para evitar el sobrepastoreo y permitir que la regeneración de la cubierta vegetal sea más rápida.

 

La clave está en solo mantener el número de animales que soporta el agostadero y en dejar al ganado en cada uno de los potreros únicamente el tiempo necesario. (Blog: Ganadería regenerativa, oportunidad de rentabilidad y resiliencia)

 

Jaime Reyes detalló que con esta práctica se beneficia el suelo con el estiércol de las vacas y con el movimiento que hacen del mismo al pisar, se evita la sobreexplotación de la capacidad del agostadero, se propicia la conservación del suelo y agua, la recuperación de la biodiversidad y se logra mejorar la productividad del suelo.

 

“Ya hay más de todo aquí, los pastos ya crecen de buen tamaño, hay presencia de más animales silvestres y principalmente que mi ganado está en buenas condiciones, dan más crías, cada año la vaca da su cría”, aseguró.

 

El manejo holístico de agostaderos no solo ayuda a disminuir los costos de producción, al ahorrar gastos para producir y trasladar el forraje, sino que se conserva la tierra y se hace más productiva.

 

“Yo me ahorro combustibles para moler, uso de maquinaria, incluso tiempo, no tengo que andar dando de comer diario, las vacas solas trabajan el agostadero y solas se alimentan, por eso invito a más productores a manejar sus agostaderos, a gastar menos y a producir más fácil y de más calidad”, finalizó. (Blog: Enfoque holístico: una respuesta posible a la puja entre negocio y ambiente)

 

La experiencia de Jesús demuestra que se puede producir con calidad sin abusar de los recursos naturales, incluso en regiones donde los periodos largos de sequía son una constante.

 

Jaime Reyes está certificado en manejo holístico de agostaderos, por eso está dispuesto a compartir su experiencia y conocimientos con más productoras y productores ganaderos, a fin de que se extienda esta práctica que es rentable y sobre todo sostenible.