Mauricio Espinosa, productor que hace 20 años formó una exitosa empresa ganadera

Por: 
Melanny Orozco Zabala
31 de Agosto 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ganaderos, ganaderos colombia, mauricio espinosa, empresa ganadera, ganadero cordoba, ganadería cordoba, relación academia y sector rural, sistemas silvopastoriles intensivos, rentabilidad ganadera
Acorde con Espinosa, es importante que las entidades educativas instruyan a técnicos de alto nivel para ser contratados en el sector rural. Foto: Cortesía

Mauricio Espinosa es un zootecnista de 50 años que es egresado de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA) de Bogotá. Su pasión por el campo lo llevó crear una empresa ganadera.

 

Su explotación de ceba está ubicada en el departamento de Córdoba, lugar donde ha trabajado con muchas personas que le han dejado infinidad de enseñanzas durante estos casi 27 años. Hoy es promotor de los sistemas silvopastoriles intensivos, pues cree que esta es la solución al difícil momento por el que atraviesa la ganadería. (Lea: Así surgió D. Justino con el Programa Ganadería Colombiana Sostenible)

 

En los estudio encuentra el amor por el campo

 

“La pasión por el campo nació desde la universidad, pero siempre me han gustado las carreras del agro, especialmente la zootecnia porque es la parte productiva del agro donde uno puede demostrarse en todo lo referente a negocio y rentabilidad”, detalla Espinosa.

 

Durante estos 27 años de trabajo en el agro, este productor ha aprendido mucho tanto en la academia como en la práctica, que llevada a campo hace que las cosas se vuelvan un poco más complejas pero entretenidas.

 

Este mismo amor y pasión por el sector rural del país hizo que Espinosa quisiera crecer y convertirse no solo en profesional del campo, sino en un productor que día a día ve crecer y producir a sus animales bovinos.

 

“El momento en que me he sentido más realizado fue hace 20 años cuando adquirí mi finca, porque ya tengo el predio que tomé como punto de partida para establecer mi negocio, por eso puedo decir que fue ahí cuando me sentí realmente satisfecho”, expone Espinosa.

 

La carrera de productor agropecuario

 

Espinosa empieza trabajando en el sector rural por medio del suministro de ganado a medias, siendo ese otro negocio distinto a tener la propia infraestructura, donde este último procedimiento es claramente más rentable.

 

A partir de ese momento, “mi día a día se divide en dos partes, en la administrativa y la operativa, pues comienzo impartiendo las instrucciones del diario a mis empleados, para luego departir un rato con ellos. Después me dedico a la parte administrativa que hace referencia al negocio como tal con las subastas y las ventas de ganado”, agrega Espinosa.

 

Además de estas tareas, en las últimas temporadas, este productor está tratando de buscar valores agregados para la finca, de tal forma que el negocio se desarrolle mejor y se pueda aportar al crecimiento del sector.

 

La finca, una empresa

 

“He tratado de enfocar el negocio en el registro de información, pues hay que sacar cuentas de cuántos son los costos fijos de la empresa ganadera para poder establecer unos parámetros de producción, bien sea de leche o carne, y en mi caso puntual es de esta última”, describe Espinosa. (Lea: Granja Santa Catalina, reconocida por alto genética ovina)

 

Para el productor es importante que en el predio se pueda tener claro los kilogramos de carne al día que se necesitan producir para llegar al punto de equilibrio y cubrir los costos fijos.

 

“No hay que ufanarse tanto en las producciones individuales del animal, sino de la empresa ganadera como tal”, resalta Espinosa.

 

Un camino sin obstáculos, no es claro

 

A lo largo de estos 27 años de trabajo en el campo, Espinosa considera que muchos son las dificultades a las que se ha enfrentado, pero la más clara es la falta de seguridad en los campos del país, específicamente en el sector donde está ubicado el predio.

 

“El principal obstáculo para el crecimiento en el sector ha sido la inseguridad en la que vivimos, pues es difícil producir en el campo cuando se ve una carencia de ley y autoridad. Nos azota mucho el abigeato, carneo y la extorsión, pues la guerrilla nos ha venido perjudicando por más de 50 años en el país”, comenta Espinosa.

 

Como productor del campo del país, Espinosa se ha visto directamente afectado en varias ocasiones por la inseguridad, situación que no solo ha ralentizado el crecimiento, sino que también ha generado causado angustia en la población.

 

La clave para una empresa ganadera exitosa

 

Sin embargo los obstáculos no han sido problema para Espinosa, quien constantemente ha logrado levantarse y promover el trabajo en el campo, razón que lo llevan a hoy contar con una exitosa empresa agropecuaria.

 

“La clave ha sido llevar todo anotado y llevar registros, así como procesar una información verídica. De acuerdo a esta, el productor tiene un poder de análisis que le permiten tomar ciertas decisiones que llevan a lograr una empresa exitosa, pues si no eso no sucede así, no se sabe cuál es el rumbo de la empresa”, describe Espinosa.

 

Todo esto, va ligado con la academia, pues para Espinosa el sector necesita contratar profesionales más instruidos y que cuenten con la capacidad de asumir los retos a los que se enfrenta día a día el sector ganadero. (Lea: ¿Qué debe hacer para industrializar su ganadería?)

 

“Por ejemplo, en el sector de la mano de obra, las empresas ganaderas nos enfrentamos a que no hay empleados con el perfil que necesitamos. Es decir, el SENA no nos está dando esos técnicos de alto nivel para que seamos nosotros quienes los contratemos en nuestras empresas. Además, hay que tener en cuenta que la mano de obra en Colombia es costosa, entonces hay personas que no tienen el perfil, por lo que la academia debe ir de la mano con el sector productivo”, asegura Espinosa.

 

El campo de Colombia al día de hoy

 

Siendo un productor activo del campo del país, Espinosa considera “hay una falta de políticas agropecuarias por parte del Gobierno Nacional, pues no se han puesto la misma camiseta que el sector ganadero y hay muchas situaciones que no deberían pasar”.

 

Por esta razón el productor invita a todos los miembros y entidades que hacen parte del sector a que se unan con un solo fin, pues es la economía del país y los ciudadanos que lo conforman los directamente beneficiados.

 

Un sueño llevado a la sostenibilidad

 

“Mi sueño es aumentar el hato ganadero siendo más productivo y amigable con el medio ambiente, pues así se pueden bajar los costos y ser mucho más eficiente en la explotación. Esto lo digo porque no es solo tener grandes extensiones, sino ser eficiente y armónico con el medio ambiente. Hoy en día estoy trabajando en sistemas silvopastoriles intensivos, que me han llevado a tener una mejor rentabilidad en mi predio”, concluye Espinosa.