Para Jairo Villanueva, “los ganaderos de ahora ya tienen más la vocación de agricultor”

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Noviembre 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, ganadería en colombia, obstaculos ganaderia en Colombia, Jairo Villanueva, Semillano, semillas, establecimiento de pasturas, agricultor antes que ganadero, futuro del agro colombiano
Villanueva es un profesional que desde el 2008 ha venido trabajando con una empresa que se encarga de impulsar variedades de arroz y líder en pasturas. Foto: Cortesía

Jairo Villanueva, es un apasionado del sector agropecuario que trabaja incansablemente por el campo de la región de los Llanos Orientales. Su pasión ha sido el conocimiento por las semillas y nuevos materiales que puedan impulsar y reverdecer el campo de la región.

 

Es un ingeniero agrónomo que estudió en la Universidad de los Llanos, lo cual le ha permitido trabajar en todo lo relacionado con pasturas, directamente para esta importante zona agropecuaria del país. Desde muy joven, ha visto en el campo colombiano una gran oportunidad para desempeñarse, lo cual le ha permitido conocer a miles de ganaderos con quien comparte grandes experiencias.

 

“Soy egresado de la universidad en el año 2007, pero fue en el 2008 con la empresa Semillas del Llano, cuando comencé de lleno a trabajar directamente con el campo. Desde esa época he estado vinculado a Semillano, que es una empresa líder en la comercialización se semillas de arroz, y en la venta, establecimiento y asesoramiento de pasturas a los ganaderos a nivel nacional”, explica Villanueva. (Lea: Juan Camilo Tamayo visualiza a Colombia como líder agropecuario)

 

Una familia que impulsa a salir adelante

 

“Mi familia está conformada por mi esposa, mi hija de 16 años, un bebé de 15 meses, lo cual me motiva a seguir trabajando en pro de la familia, del desarrollo de mi actividad porque es un trabajo bastante grato que me permite recopilar muchas experiencias, y más en este país en el cual aún podemos ser muy productivos y seguir echando para adelante”, expone Villanueva.

 

El campo colombiano: las piedras en el camino que nunca faltan

 

El profesional asegura que personalmente no ha tenido un obstáculo el cual lo haya hecho replantear su trabajo en el campo. Sin embargo, sí existen inconvenientes que ralentizan el crecimiento del sector y su desarrollo.

 

“En la zona donde tenemos injerencia, sobre todo para el llano, uno de los mayores obstáculos son las vías de comunicación y algunos aspectos relacionados con la comunicación porque existen algunos sitios remotos en los cuales no hay señal de internet ni para telefonías móviles”, dice Villanueva.

 

Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, el mismo productor asegura que “somos un país pujante, que en donde haya ganado y agricultura, se puede llegar a trabajar. Eso es lo bonito de Colombia, pues a pesar de todos los problemas, las personas pueden trabajar y salir adelante”.

 

Su trabajo desde 2008

 

“Semillano ha sido una empresa que ha impulsado el desarrollo de muchas variedades de arroz, lo cual ha permitido que muchos agricultores hayan salido adelante. En el tema de pasturas hoy somos una empresa líder en el establecimiento de pasturas, manejo y acompañamiento a los ganaderos, lo cual ha sido muy importante porque para los años 70 y 80 no se conocía especies como las Brachiarias y nosotros fuimos de las primeras empresas en comercializarlas y sembrarlas”, menciona Villanueva.

 

Esto le ha permitido tener un crecimiento profesional importante, ya que ha tenido la oportunidad, no solo de aprender, sino de crecer en su campo y de relacionarse día a día con personas a las cuales le son muy útiles sus conocimientos y experiencias.

 

“Por el lado personal, llevo un tiempo bastante largo con la empresa, donde son innumerables los ganaderos que he tenido el gusto de atenderlos, orientarlos y asesorarlos para el establecimiento de sus pasturas, bien sea para procesos productivos de cría, levante de ganado, engorde, ceba o lechería. Entonces es una satisfacción haber podido aportar al desarrollo de la Orinoquía y Llanos Orientales de Colombia”, describe Villanueva.

 

Las semillas para los Llanos Orientales

 

“Este ha sido un trabajo bastante arduo, pero con receptividad por parte de los productores y ganaderos. Siempre que sale un material o tecnología nueva, los productores vienen con una cultura bien arraigada, pero hemos hecho un trabajo de promoción, de dar a conocer los productos lo cual ha facilitado el proceso porque en campo mostramos los resultados de las investigaciones”, comenta Villanueva.

 

Todo esta ardua labor de cambiarle el ‘chip’ a los productores ha sido con la intención de demostrar que todos los cambios son en pro del beneficio y del crecimiento del sector agropecuario.

 

“La cultura ha cambiado tanto, que anteriormente se manejaban grandes extensiones de tierra pero ahora todo ha cambiado porque por cada hectárea se podrían manejar hasta 10 animales, lo que quiere decir que ha habido un cambio bastante significativo y a las personas se les ha hecho bastante énfasis en que el pasto es un cultivo, y como tal hay que manejarlo, teniendo claro que todo parte desde el comienzo haciendo una buena adecuación, preparación y mecanización del terreno, aplicando las enmiendas, correctivos y fertilizantes que requieran”, afirma Villanueva.

 

Esto lleva a que el profesional haga un acompañamiento con sus clientes en todo el manejo de las pasturas, desde el inicio hasta el establecimiento del material, pues de esto se deriva la rotación de potreros, periodos de ocupación, de descanso, control de malezas, control de plagas, etc. Todo esto, con la intención que sean los productores quienes se sientan comprometidos con el suelo y lo que siembran en este.

 

“Los ganaderos de ahora ya tienen más la vocación de agricultor, antes que ser ganadero porque hay que manejar el pasto como un cultivo”, agrega Villanueva. (Lea: Luis Guillermo Altahona, un líder que quiere ver que el Estado trabaje más por el campo)

 

Esta es la razón por la cual Villanueva asegura que están trabajando fuertemente en traerles materiales nuevos a los productores de la región de los Llanos Orientales, que toleren algunas enfermedades, con buenos rendimientos en sus producciones y todo el manejo agronómico que evalúan los productores.

 

Además, “continuamos haciendo énfasis en manejar el pasto como cultivo, teniendo en cuenta que algunas zonas que eran que eran bastante ganaderas ahora cambiaron a otro tipo de cultivos, lo que ha generado una migración a soja, maíz, arroz, caña, haciendo que la ganadería se desplace un poco más lejos de las ciudades principales”, sostiene Villanueva. 

 

El futuro del agro colombiano

 

Villanueva ve con buenas perspectivas el futuro del agro del país, pues a pesar de todo los problemas e inconvenientes que se viven día a día, es “un país que en su gran mayoría trabaja con el sector agropecuario, tenemos aún grandes extensiones para explotar y trabajar. De forma responsable con el medio ambiente Esto quiere decir que podemos seguir echando para adelante porque el cado de la Orinoquia Colombia y en especial el Vichada es uno de los departamentos catalogado como una despensa agrícola para el futuro tanto en ganadería, como en agricultura”.