5 temores del sector rural por cuenta de la reforma tributaria

Por: 
Julián Pérez Mujica
14 de Octubre 2016
compartir
Reforma tributaria, reforma tributaria colombia, ganadería reforma tributaria, CONtexto ganadero
Los ciudadanos deben prepararse para los rigores de la que se prevé será una de las más fuertes reformas tributarias. Foto: educacionydesarrollorural.wordpress.com / www.salmonexpert.cl.
Luego del plebiscito del pasado 2 de octubre, en el país el tema más importante es la presentación de la reforma tributaria, que debería darse la próxima semana. En el sector rural hay grandes dudas por lo que puede representar para el bolsillo de los productores.
 
En medio de las negociaciones que se adelantan por estos días entre el Gobierno y algunos de los voceros del No, que ganó las elecciones, los colombianos se preparan para otro importante tema: la reforma tributaria.
 
El enorme hueco fiscal de la Nación ha obligado al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, a buscar la manera de encontrar recursos que permitan alivianar la difícil situación. (Lea: No olvide que luego del plebiscito viene la reforma tributaria)
 
La medida más importante para conseguirlos será la reforma tributaria, aplazada hasta esta época del año para evitar que incidiera en los resultados electorales de la jornada del domingo 2 de octubre.
 
Ahora, los ciudadanos deben prepararse para los rigores de la que se prevé será una de las más fuertes reformas tributarias en la historia del país. El sector rural no solo no es ajeno al tema, sino que muchos aseguran va a ser uno de los principales damnificados.
 
A continuación se exponen 5 de los principales temores que hay entre los ciudadanos, sobre los cuales solo habrá claridad una vez el texto llegue al Congreso de la República para su aprobación.
 
IVA para productos de la canasta básica familiar
 
De lejos el miedo más grande, pues abarca tanto a productores como a consumidores finales. Productos de la canasta que hasta ahora siempre han estado exentos podrían ser gravados con el Impuesto de Valor Agregado, IVA. (Lea: El bolsillo será uno de los más afectados de aprobarse el plebiscito)
 
Lo que se ha escuchado es que con el impuesto serían afectados el huevo, la carne, el pollo e incluso la leche, situación que desincentivaría su consumo, especialmente en los estratos sociales más bajos con las consecuencias que ello implica.
 
Incremento de la informalidad
 
Otro de los miedos que existen entre los productores del campo es que para evitar tener que pagar más impuestos, muchas personas opten por recurrir a actividades ilícitas asociadas a su actividad correspondiente.
 
Sacrificio, contrabando, hurtos, son solo algunas de las prácticas delincuenciales que podrían ver incrementados sus ya de por sí elevados números; de igual manera, la compra y venta de los productos podría hacerse a través de mecanismos clandestinos que ayuden a evitar el pago del tributo y eviten que se reduzcan los márgenes de ganancia.
 
Que no eliminen el impuesto al patrimonio
 
Actualmente, el gravamen se le cobra a quienes tienen activos por más de $1.000 millones, sin importar si los tienen quieto o produciendo. En su momento el Gobierno anunció que este impuesto sería dejado de cobrar, pero ya se han visto casos en el pasado de anuncios en ese sentido sobre los cuales se reversan las decisiones iniciales.
 
Lo que se ha expresado desde diversos sectores es que se debe cobrar un impuesto por lo que se gana, no por lo que se tiene y que no genera ingresos. Asimismo se dice que en caso de que no quiten el impuesto al patrimonio se terminará de empobrecer al sector, pues no puede ser posible que se deba pagar por ambos conceptos: lo que se tiene y lo que se produce. (Lea: Reina el pesimismo sobre la financiación del posconflicto)
 
Que elementos necesarios en el campo aumenten su IVA
 
Luego de muchos intentos, gestiones y trámites se consiguió que algunos de los productos que componen la canasta básica de costos agropecuarios pagaran menos impuesto de valor agregado y así ayudarlos en algo con sus márgenes de ganancia.
 
Varios de esos productos, fertilizantes e insumos entre ellos, vieron disminuir el IVA del 16 al 10 y 5 %, medida que ha ayudado en algo a enfrentar coyunturas difíciles, pero la nueva reforma tributaria podría dejar las cosas como estaban inicialmente, afectando con ello a miles de agricultores.
 
Lo anterior afectaría a todos los integrantes de la cadena, pues obligaría a vendedores a subir los precios, a los productores a ingeniar maniobras para evitar incrementar sus pérdidas y al consumidor final a pagar por lo que requiere a un mayor precio.
 
Que se pierda el beneficio de las devoluciones del IVA
 
Uno de los pocos incentivos que tienen aquellos que trabajan en el campo es la devolución de unos puntos del impuesto de valor agregado, dinero con el que una gran mayoría cuenta para nuevas inversiones, el pago de trabajadores o sobrellevar temporadas difíciles. (Lea: Gobierno descuida otros sectores por andar de campaña por plebiscito)
 
Al igual que como ya sucedió con las personales naturales que han dejado de recibir el dinero que por este concepto se les devolvía en algunos casos puntuales, se teme que con la nueva reforma tributaria se extienda la medida a quienes trabajan en el sector rural del país y se afecta aún más el flujo de caja.
Se espera que la reforma sea presentada la próxima semana, momento en el que se podrán dilucidar todas las dudas que existen sobre este tema y los productores tener claro lo que les espera de caro al pago de impuestos en 2017.