Al 3er trimestre de 2022, el volumen de importaciones lácteas es casi igual al de todo 2021

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Noviembre 2022
compartir
importaciones derivados lácteos septiembre 2022
Con corte al 30 de septiembre, el volumen de importaciones de derivados lácteos casi iguala al de todo 2021, con menos de 14 toneladas de diferencia. Foto: Portal Lechero

Con corte al 30 de septiembre, el volumen de importaciones de derivados lácteos casi iguala al de todo 2021, con menos de 14 toneladas de diferencia. Ahora que ya se sabe que estas compras son las más caras de la historia, lo que resta saber es qué tanto más crecerán en los 3 meses que faltan.

 

En los primeros 3 trimestres de 2022 se han adquirido 60 723 toneladas de productos lácteos por un total de USD 229 377 000 (valor CIF). Este volumen es superior en 42 % a las 42 758 t obtenidas en el mismo periodo de 2021 y apenas cerca de 14 t de alcanzar el total de todo el año pasado.

 

En cuanto al costo, las importaciones superan en 84,7 % lo registrado entre enero y septiembre de 2021, y ya son un 25,8 % del registro anual de ese año, sobrepasándolo en más de USD 47 millones. (Lea: Importaciones de lácteos hasta agosto ya son las más caras de la historia)

 

Las estadísticas del DANE ya demostraron desde agosto que las importaciones lácteas en 2022 serán las más caras de la historia. Ahora solo falta saber cuánto, pues el total de estos 9 meses ya es casi USD 26 millones más alto que el anterior récord, USD 203,5 millones en 2020.

 

Al comparar el volumen, las 56 844 t son 47,7 % más altas que las de enero-agosto de 2021 y se van acercando al total de 60 737 t registradas el año pasado. Para superar el volumen histórico de 2020, que fue de 73 663 toneladas, faltan 12 940 toneladas.

 

 

Los lácteos importados en primer semestre de 2022

 

Dividido por productos, se han adquirido 20 111 t de leche en polvo entera por cerca de USD 91,6 millones (40 %). Para la compra de 24 988 t de leche en polvo descremada se han destinado USD casi 88,6 millones, lo que significa que solo en leche en polvo se han invertido más de 180 millones de dólares.

 

Le siguen 2439 t de queso fresco por USD 15,7 millones (6,8 %), 8898 t de lactosueros por USD 12,2 millones (5,3 %), 2138 t de los demás quesos por USD 9,3 millones (4,1 %), 668 t de queso rallado o en polvo por USD 5,1 millones (2,2 %) y 661 t de queso fundido por USD 3,3 millones (1,4 %).

 

También hay 365 t de las demás leches con adición de azúcar y junto con los volúmenes de yogur, queso de pasta azul, leche condensada, mantequilla, las demás leches y natas, entre otros derivados, ya completan 819 t para las que se han gastado casi 3,6 millones de dólares (1,6 %).

 

 

Países de origen de las importaciones de lácteos

 

De Estados Unidos se han importado 31 632 t por USD 112,5 millones (49,1 %), de las cuales 22 655 t son leche en polvo, siendo el mayor volumen el de descremada con más de 20 mil t. (Lea: Valor de las importaciones lácteas hasta julio superó al de todo 2021)

 

Le sigue Chile con 8153 t por USD 34,7 millones (15,1 %), Bolivia con 6497 t (solo leche en polvo entera) por USD 28,9 millones (12,6 %), Argentina con 4072 t por USD 13,9 millones (6,1 %), y el top 5 lo cierra Uruguay con 2327 t por USD 8,5 millones (3,7 %).

 

El 6º puesto es de Bélgica con 1130 t por USD 6,1 millones (2,7 %), España con 1295 t por USD 5,6 millones (2,5 %), Irlanda con 1027 t por USD 4,2 millones (1,8 %), Francia con 1028 t por USD 4 millones (1,8 %), y Alemania con 1290 t por USD 2,8 millones (1,2 %).

 

El resto de países, entre los que están otros miembros de la UE como Italia y Polonia, así como Ecuador, Brasil o incluso China suman 2272 t por USD 7,9 millones (3,4 %).(Lea: Importaciones de lácteos hasta mayo fueron 80 % más costosas que las del mismo periodo de 2021)

 

De acuerdo con Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación e Investigaciones Económicas de Fedegán-FNG, la caída en la producción interna ha ocasionado que las empresas importen más producto del exterior y lo consideran más rentable a pesar de que su costo ha crecido.

 

“La industria ha importado leche, así sea más cara, para surtir su negocio. Si bien ha habido recuperación (en el acopio interno de leche líquida), esto es comparado con 2021, que no fue el mejor año. Aún no estamos en los niveles de 2018 o 2019, que fueron mejores”, anotó.