Así ha aumentado el costo de la alimentación en las lecherías

Por: 
CONtexto ganadero
31 de Marzo 2022
compartir
trabajador ordeñando vaca lechería altiplano
Entre 2002 y 2017 el porcentaje de la alimentación en los costos de producción de lechería en el Altiplano cundiboyacense ha aumentado 7,1 %. Foto: ica.gov.co

Hace 20 años la alimentación en las lecherías del Altiplano cundiboyacense correspondía al 34 %, pero en 2017 registró 41 % en los costos de producción. En los últimos años este porcentaje ha seguido creciendo y no parece que dejará de hacerlo en el futuro cercano.

 

Yesid Avellaneda, zootecnista PhD e investigador de Agrosavia en nutrición de rumiantes y cultivos forrajeros, aseguró que los ganaderos se están viendo compensados por una mayor inversión en los suplementos para el ganado gracias a un mejor pago de la leche.

 

“Sin embargo, durante muchos años en los que el precio de la leche fue bajo, una queja constante de los productores era que gran parte del costo se iba a la compra de suplementos nutricionales”, anotó. (Lea: La clave está en aprender a sacarle la energía al pasto)

 

Esto se ha remediado en los últimos meses gracias a que los productores primarios han recibido un mejor precio a la hora de vender la leche, pero como detalló Avellaneda, el sistema es vulnerable a una caída súbita en el pago que ocasionaría una pérdida de la rentabilidad.

 

Además, no solo los precios de concentrados y suplementos han tenido un alza exorbitante, sino que la inversión en praderas también ha subido su costo porque los fertilizantes han aumentado de igual manera, por los factores económicos internos e internacionales.

 

“La base forrajera no es muy buena, entonces usan suplementos. Hoy en día como el precio de la leche está bueno, se pagan los suplementos, pero el sistema no es sostenible en el tiempo”, advirtió. (Reportaje: ¿Cuál es la estructura de costos de los productores lecheros?)

 

Avellaneda sugirió que los ganaderos deben preguntarse hacia qué lado del espectro quieren estar: hacia el lado de Nueva Zelanda, donde el costo de producción del litro de leche es menor porque la proporción de pasto en la dieta es más alta, o en sistemas estabulados como los de EE. UU., donde la proporción es menor o a veces casi nula, por lo que el costo es más alto.

 

Un estudio de Roche en 2009 reveló que mientras que en Nueva Zelanda, donde la inclusión del pasto en la dieta es casi de 90 %, el costo era de apenas 20 centavos de dólar, en tanto que en EE. UU., donde la inclusión era cero, el precio por cada litro se elevaba a 50 centavos.

 

Un ganadero debería moverse entre los dos sistemas y mirar cuál es la oportunidad. Por ejemplo si tiene suficiente cantidad de forraje y la puede producir, debería emplear un sistema pastoril donde controla lo que está produciendo y ofreciendo. Ahí es más rentable porque el pasto es más barato y todos los ingresos se van para las praderas, donde la inversión es baja”, dijo.

 

En cambio, si el productor no cuenta con una buena base forrajera, debe elegir los suplementos para mejorar sus ingresos. Aunque también señaló que si el productor puede recibir un mejor precio, podría añadir suplementos que sería compensados.

 

El factor determinante es el precio de la leche. Si es suficientemente bueno se puede dar una suplementación más alta. Si por el contrario es malo, como es habitual, es mejor recurrir a las pasturas”, apuntó. (Lea: Cuánto cuesta producir un litro de leche en la sabana cundiboyacense

 

En la siguiente tabla usted podrá comparar cuáles han sido en promedio los costos de producción de leche en clima frío o trópico alto en los años 2002, 2012 y 2017. Allí podrá ver cómo la alimentación ha pasado de un 34,1 % a 41 % de estos costos, mientras que la mano de obra y los insumos para praderas y suelos han disminuido.