Así llevó a la ruina a un ganadero la falta de apoyo del Estado

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Septiembre 2016
compartir
Ganadero Cundinamarca perdió todo, falta de atención del Gobierno, falta de apoyo del Estado, Banco Agrario, solicitud de créditos en Banco Agrario, créditos agropecuarios, ganaderos se quejan del Banco Agrario, ganaderos tienen dificultad para acceder a créditos, ganaderos con problemas económicos, Verano intenso, afectaciones colombia fenómeno de el niño, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El ganadero de Villapinzón decidió abandonar el negocio pecuario porque no encontró apoyo del Gobierno. Foto: CONtexto ganadero
Néstor Uriel López, productor de Cundinamarca, lamentó la indiferencia del Gobierno frente al sector pecuario y decidió abandonar el negocio, pues nunca pudo recuperarse de las pérdidas que sufrió a raíz del paro agrario de 2013 y el fenómeno de El Niño.  
 
López heredó el terreno de su familia, ubicado en el municipio de Villapinzón, y decidió incursionar en la ganadería siguiendo el ejemplo de su padre. Con gran esfuerzo, logró adquirir más animales y consolidar su explotación ganadera con mejoramiento de praderas y suplementación. (Lea: Ganaderos están al borde de la quiebra por problemas económicos)
 
Los problemas comenzaron durante el paro agrario de 2013. Hasta mediados de ese año, López estaba viviendo una época dorada. Tenía 120 animales, entre los cuales había 47 vacas produciendo 1.000 litros de leche diarios, un promedio de 21.2 por animal.
 
Sin embargo, cuando se detuvo todo el transporte y ya no pudo sacar más leche, lo que antes era una bendición se convirtió en un suplicio, pues no sabía qué hacer con tanto líquido. Pasaron 16 días sin que pudiera vender el lácteo y por esta razón, perdió cerca de $15 millones en esas 2 semanas.
 
De esa cantidad, solo pudo aprovechar alrededor de 2.000, que vendió como antaño a cruderos y queseros de la zona para tratar de recuperar algo del dinero invertido. (Lea: 3 historias sobre malas experiencias con entidades financieras del sector)
 
Para disminuir la producción, tuvo que hacer el proceso contrario al que estaba habituado: en lugar de mejorar la dieta de sus vacas, se vio obligado a restringirla, haciendo que produjeran menos litros por día.
 
Luego llegó el verano y nunca más pudo volver a los niveles que consiguió antes del paro. Al día de hoy, lleva 3 años seguidos trabajando a pérdidas, que se acentuaron a principios de 2016 con la sequía que afectó a los productores de todo el país.
 
Tradicionalmente, López destinaba una parte de sus terrenos a los pastos para alimentar a sus animales y la otra a la siembra de cultivos como papa, zanahoria y fresa, de manera equitativa. No obstante, desde que se intensificó el verano utiliza el 85 % de los potreros para el ganado, con lo cual ha disminuido la entrada de dinero por la venta de los productos agrícolas. 
 
“Cuando estuvo duro el verano, como hasta abril de este año, yo salí de muchas vacas que ya eran mayores. Además se me enfermaron muchos animales porque no estaban bien alimentados y algunos se murieron”, contó. (Lea: Problemas que enfrentan ganaderos al solicitar créditos del Banco Agrario)
 
Debido al verano, López pasó de tener más de 40 vacas en ordeño a 27 actualmente, y de sacar 800 litros a 320. Explicó que la producción de 1.000 litros quedó en el pasado y por más que lo intentó, jamás volvió a tener esos niveles.
 
Para recuperarse, el productor solicitó un préstamo en el Banco Agrario dentro de la línea de crédito de retención de vientres. Agotó todos los recursos y dejó de trabajar en la finca por hacer los trámites, pero nunca obtuvo el préstamo porque hacia el final del proceso salió reportado en Datacrédito por un embargo de hace muchos años.
 
“En el último filtro que ellos tienen para ver que no haya ningún problema en la cuenta que se va a desembolsar, me apareció el embargo y que estaba reportado en Datacrédito y no me dieron el préstamo. Entonces me tocó endeudarme con particulares y pagar al 4 % (de interés). En este momento, estoy muy mal económicamente e incluso ya puse en venta la finca y la ganadería”, añadió.
 
Escuche las declaraciones del productor de Cundinamarca
 
López atribuyó su abandono del negocio a la escasa o nula ayuda que le brindó el Gobierno. Criticó la falta de atención en el sector agropecuario y la forma como la actual administración manejó el paro de 2013. (Lea: Ganaderos de Yacopí reclaman por abandono del Estado)
 
También reprochó que el Estado no tenga en cuenta a los ganaderos más apurados, aquellos que han tenido pérdidas por el verano y que están endeudados. Para él, deberían destinarse recursos a los más necesitados para que puedan salir adelante.
 
Nunca logré recuperar lo que perdí en el paro agrario. A mí nadie me dijo, usted fue afectado y el Gobierno le va a dar un crédito o le va a ayudar”, declaró el productor.