Ganadería tendrá una favorable retención de hembras bovinas hacia el mediano plazo

Por: 
Contexto ganadero
27 de Mayo 2022
compartir
Ganadería retención de hembras bovinas
Los favorables precios del ganado que se registran en todo el territorio colombiano impulsan a los productores a retener y conservar las hembras en sus hatos. Foto: Fedegán

La participación de las hembras en el sacrificio, que bordea el 37,7 %, es una cifra buena que se mantendrá en un horizonte de mediano plazo, y permitirá cubrir la demanda de animales.

 

No obstante que el sacrificio de hembras bovinas ha aumentado en el país, pues culminó el 2021 en 36,2 % y en el 2022 subió a 37,7 %, el sector ganadero colombiano se encuentra actualmente en ciclo de retención de vientres favorable, o lo que es mejor, los ganaderos están reteniendo y conservando las hembras bovinas de sus fincas productivas para responder a la demanda de animales.

 

Así lo indicó el “Balance y perspectivas del sector ganadero colombiano 2021-2022” realizado por Fedegan-FNG. (Lea: Conozca las perspectivas económicas de la ganadería en 2022)

 

“La retención de hembras que se observa desde hace algunos años atrás continúa aportando al crecimiento del inventario ganadero colombiano”.

 

De acuerdo con el informe, esto se infiere al revisar la participación de las vacas en el sacrificio de ganado o lo que en términos técnicos se conoce como la liquidación del hato.

 

“Revisando la variable de liquidación de hembras se observa una disminución en el promedio reportado en 2020 con respecto al 2021. Mientras en el 2020 alcanzó en promedio un 37,1% de hembras sacrificadas, en el 2021 esta actividad llegó al 36,2%”, describe el informe.

 

Explica que la citada disminución obedece a la necesidad de mantener las hembras como activo generador de riqueza ante los buenos precios tanto de animales en pie como de leche cruda.

 

Describe que es evidente que en 2021 se mantuvo la fase de retención del ciclo ganadero, que continuará por un horizonte al menos de mediano plazo, mientras que llegan a sacrificio las vacas de descarte por haber cumplido su vida útil.

 

“Esto sucede en medio de las expectativas positivas sobre los precios y sobre la apertura de nuevos mercados internacionales”, agrega.

 

No obstante, el 2022 inició con un porcentaje de hembras al sacrificio de 37,7%, cifra que muestra que se mantiene el periodo de retención de hembras, para poder satisfacer en adelante la demanda de animales que se ha presentado desde 2020 con mayor dinámica. (Lea: 2022 será un gran año para la ganadería colombiana, auguran expertos)

 

 

Situación favorable

 

La pregunta que se haría cualquier persona que analice el tema es ¿la cifra actual del sacrificio de hembras del 37,7 % significa una situación crítica o normal en cuánto a la evolución del inventario bovino se refiere?

 

“La respuesta es que la cifra es buena. Cuando Venezuela cerró el mercado a Colombia en el año 2009 el sacrificio de hembras llegó a ser del 47 %”, sostuvo Oscar Cubillos, economista y jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegan-FNG, autora del documento “Balance y perspectivas del sector ganadero colombiano 2021-2022”.

 

Para este analista “una cifra estándar que sería ampliamente favorable es que fuera del 30 %, por ende, el índice actual del 37 % es muy bueno”.

 

 

Dos factores lo confirman

 

Por ahora Colombia se encuentra en ciclo de retención de vientres, esto en otros términos quiere decir que los ganaderos están reteniendo y conservando las hembras bovinas de sus fincas. (Lea: Claves para hacer una retención de vientres de forma rentable)

 

De acuerdo con Cubillos, esto se concluye con base en dos factores primordiales: el primero es que los favorables precios del ganado que se registran en todo el territorio colombiano impulsan a los productores a retener y conservar las hembras en sus hatos.

 

“El segundo factor es que al observar las cifras del inventario bovino no se registra disminución alguna de la participación de las hembras”, puntualizó.