Inventario ganadero de Colombia creció 1 % entre 2013 y 2014

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Abril 2015
compartir
Inventario hato bovino 2013 - 2014
El aumento se produjo por la retención de vientres y las prácticas preventivas que adoptaron los ganaderos en épocas críticas. Foto: Fedegán.
De acuerdo con las cifras de Fedegán-FNG en ese periodo hubo un incremento de 194 mil animales, lo que representa el aumento de la producción de carne en 24 mil toneladas y en leche de 6.739 millones de litros.
 
Según el más reciente informe de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, entre 2013 y 2014 se registró un incremento del inventario bovino del 1%, lo que representa un aumento de 194 mil animales.
 
Es una buena noticia porque se está recuperando el hato que se perdió desde el año 2010 por el Fenómeno de El Niño y en 2011 y 2012 por el La Niña, los cuales causaron bastantes muertes y en especial daños reproductivos, lo cual hizo que el inventario cayera”, explicó en diálogo con CONtexto ganadero Óscar Cubillos Pedraza, coordinador de Planeación de Fedegán-FNG. (Lea: Mejorar los índices de reproducción, un reto multifacético)
 
El economista explicó que en 2014 se registró la recuperación antes mencionada, gracias al balance climático, aunque no descartó que se presenten cambios fuertes. “En 2013, como lo advertimos, llegamos al ciclo de retención de vientres porque los precios mejoraron, lo que hizo que el ganadero mantuviera a las hembras como activo generador de riqueza. Esta sería una tendencia creciente, que se reforzaría con la apertura de nuevos mercados”.
 
Cubillos también explicó que los cambios climáticos han dejado enseñanzas en el sector, de tal manera que los productores, con el tiempo, conocen nuevas técnicas para asumir los retos que traen tanto los excesos de lluvia, como las temporadas de sequía.
 
“Así como hay países del norte que tienen estaciones con veranos muy fuertes, en las que los animales son sometidos a condiciones ambientales naturales de 40 o 45 grados, también hay casos en que se hallan en confinamiento y no pueden salir por la nieve, aún así producen carne y leche. En el caso colombiano las enseñanzas de 2009 a 2012, en temas climáticos, dejaron buenas experiencias de manejo, pero los que siempre van a sufrir las consecuencias son los pequeños productores porque no tienen acceso a tecnologías y conocimiento”, añadió el economista. (Lea: Presentan nuevo listado con la distribución del inventario ganadero en el país)
 
Por su parte, Carlos Germán Osorio, líder de la Gerencia Técnica del FNG, en diálogo con CONtexto ganadero, hizo énfasis en la importancia de los programas que la entidad junto con Fedegán han venido desarrollando para mejorar las condiciones de los ganaderos y, por ende, la producción de carne y leche en el país.
 
“Se han puesto a disposición de los ganaderos distintos tipos de tecnologías, que han permitido aumentar la capacidad de carga en las fincas y comenzar a liderar una cultura de conservación de forrajes y de suplementación que disminuyan efectos climáticos como los que genera el Fenómeno de El Niño. Permanentemente, estamos desarrollando programas de transferencia de tecnología como las Brigadas Tecnológicas, también divulgamos las experiencias exitosas de ganaderos que tienen fincas con muy buena productividad y bajos costos de producción”, aseguró Osorio.
 
Según la cifras dadas a conocer por Fedegán-FNG, producto del incremento del inventario, la producción de carne y leche también tuvo una tendencia al alza.
 
“El peso de los animales también se incrementó, es decir, los ganaderos han hecho un esfuerzo en su nivel de productividad para que los animales lleguen al beneficio un poco más gordos. Según el Dane, hay un incremento porque en 2013 un animal pesaba en promedio 404 kilos, mientras que en 2014 el índice estuvo en 410 kilos, es decir, una ganancia de 6 kilos promedio al año y teniendo en cuenta el sacrificio aproximado de 4 millones de animales, la producción de carne entre 2013 y 2014 fue de 24 mil toneladas”, afirmó Óscar Cubillos. (Lea: Cuidado animal, clave para evitar millonarias pérdidas)
 
Con respecto a la leche, en 2013 se produjeron 6.640 millones de litros, mientras que en 2014 la cifra aumentó en 4.739 millones de litros, lo que equivale a un aumento del 1,5%.