Los 2 primeros años del TLC con EE.UU. dejaron un saldo negativo

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Abril 2015
compartir
TLC Colombia con Estados Unidos
El déficit de la balanza comercial agrícola pasó de US$ -323 millones en 2012 a US$ -1.022 millones en 2014. Foto: CONtexto ganadero.
Así lo aseguran Oxfam y Planeta Paz, entidades que a partir de 2 estudios que evalúan los 2 primeros años del TLC entre Colombia y Estados Unidos revelan que los productos con mayor riesgo son los lactosueros, la leche en polvo, el trigo, el arroz y la carne de pollo.
 
El estudio denominado ‘Segundo año del TLC con Estados Unidos, impactos y riesgos para el sector agro’, realizado por las agencias internacionales Oxfam y Planeta Paz, pone nuevamente en evidencia que luego de más 700 días de vigencia del acuerdo comercial entre ambos países, el déficit de la balanza comercial en el sector agrícola creció 300 %. (Lea: Silos de maíz, la clave para enfrentar los TLC según mexicano)
 
El Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, en cuanto al sector agropecuario, estuvo muy mal negociado porque nosotros teníamos que introducir 18 productos en el país americano, algo que no se ha dado debido a las falencias de admisibilidad, pero este problema es nuestro porque no hemos podido cumplir con los requisitos fitosanitarios”, indicó en diálogo con CONtexto ganadero Indalecio Dangond, consultor en temas agroindustriales y columnista de este portal.
 
El estudio señala que de acuerdo con un ranking elaborado a propósito del informe, los productos con mayor riesgo de afectación son el trigo, los lactosueros, el arroz, la leche en polvo y la carne de pollo.
 
Jorge Saade Mejía, gerente general de la Cooperativa Integral Lechera del Cesar, Coolesar advirtió que “desde un principio dijimos que el TLC con EE.UU. iba a ser desastroso para el sector nacional. De tal manera que ahora lo que estamos viendo en la balanza no es sino una crisis anunciada y todos los días será peor la situación porque Colombia nunca ha tenido por parte del Estado una política lechera. No podemos competir con los ganaderos americanos, ellos tienen subsidio a la producción de leche, ayudas para la compra a los insumos y tarifas diferenciales entre la energía rural y la citadina”, aseguró 
 
El estudio también refleja que el déficit de la balanza comercial agrícola pasó de USD$ -323 millones en 2012 a USD$ -1.022 millones en 2014. Sin embargo, la balanza comercial agropecuaria sin pesca ni agroindustria continuó deteriorándose; al pasar su saldo de USD$1.799 millones en el año anterior a USD$ 1.077 millones 2 años después de la entrada en vigencia del TLC.
 
Las estimaciones de los investigadores de este estudio indicaban que el TLC impactaría negativamente los ingresos del 70 % del campesinado en Colombia. (Lea: Carne y leche colombiana siguen en desventaja con el TLC)
 
Lo que nosotros tenemos que hacer es buscar políticas que impulsen las siembras de nuestros cultivos, que sea una política agresiva en materia del establecimiento de reservorios, si no comenzamos a reservar el recurso hídrico no vamos para ningún lado. Segundo, necesitamos mecanizar los cultivos, porque con el uso de maquinaria reducimos costos y aumentamos la productividad”, agregó Dangond.
 
El consultor en temas agropecuarios también hizo énfasis en el papel que debe desempeñar el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, para que ayude a los diferentes sectores en el cumplimiento de los protocolos fitosanitarios que se deben tener en cuenta a la hora de exportar cualquier alimento, y por último pidió que se fomente el acceso al crédito por parte de pequeños y medianos productores.
 
Adicional a este estudio, se analizaron 10 casos de diversos productores en cuanto a tamaño y producto, los cuales confirman que el sector agropecuario colombiano ha salido perdiendo con el Acuerdo y corroboran altos niveles de amenaza sobre la producción campesina.
 
Los resultados completos de los 2 estudios, que no tienen en cuenta este último año, elaborados por Aurelio Suárez Montoya y Fernando Barberi Mora, se conocerán públicamente este martes 28 de abril, en Bogotá. (Lea: Informe especial: La sigilosa batalla entre carnes nacionales y las que vienen de EE.UU.)