A los animalistas también los invaden

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Agosto 2022
compartir
Invasión a predio de Fundación Paz Animal
Un predio dedicado al refugio de animales fue invadido por campesinos y extranjeros ocasionando graves daños. Foto: wradio.com.co

Un nuevo caso de invasión se presentó esta semana cuando cerca de 200 personas encapuchadas y armadas se tomaron una finca donde funciona la Fundación Paz Animal, en el municipio de Dagua, Valle del Cauca, y hogar de animales rescatados.

 

Según denuncias de la comunidad, citadas por el diario El País, de Cali, una gran cantidad de personas ingresó al lugar utilizando machetes y otros objetos contundentes, e incluso dañaron los corrales de los caballos. Se desconoce quiénes son los responsables de esta invasión contra el predio que brinda atención integral a unos 300 animales, entre perros, gatos, cerdos y caballos, que fueron abandonados.

 

Sin embargo, Ana María Sanclemente, alcaldesa de Dagua, en declaraciones a la revista Semana manifestó que los invasores serían campesinos de la región y ciudadanos extranjeros, al parecer de nacionalidad venezolana. “Llegaron al predio con machetes, aducen que necesitan tierras para trabajar y que cuentan con el respaldo del presidente Petro”, aseguró.

 

También El País recoge el testimonio de uno de los invasores que señaló que “algunos nos pueden decir que no lo podemos hacer porque es un predio privado. Esto no es predio privado, esto ya es del Estado. El Gobierno dice que todas las tierras decomisadas pasarán al campesino para que cultive y produzca”.

 

La alcaldesa, en declaraciones a Blu Radio, pidió al presidente (Petro) que “de claridad para que las comunidades entiendan cuál es su sentir y cuál es el mecanismo que se están planteando para que estos bienes pasen a manos de las comunidades y nos evitemos estas confrontaciones y situaciones que nos están generando conflicto dentro de los municipios”. (Lea: Gremios alertan sobre invasiones de tierras por indígenas)

 

Agregó que “es muy preocupante la situación y la verdad es que las personas no entienden eso de la voz de la alcaldesa ni de la gobernadora, porque lo escucharon del presidente de la república y bajo eso se están argumentando".

 

En diálogo con RCN Mundo, la funcionaria advirtió que las personas que están invadiendo el predio, que es una reserva forestal, están talando árboles y destruyendo los encierros, argumentando que ahora les pertenece el lugar y que lo hacen con el aval y el respaldo del gobierno del presidente Gustavo Petro.

 

A su vez, la directora de la Fundación Paz Animal, Liliana Ossa, señaló que "es difícil la situación de seguridad en cercanías al predio, en el corregimiento de Borrero Ayerbe, hay solo dos patrulleros de la Policía para toda la zona. A la entrada del albergue empezaron a llegar primero grupos de 10 personas, y luego, con el paso de las horas, la cifra fue aumentando".

 

La finca pertenece a la Sociedad de Activos Especiales (SAE) pero es administrada por una familia, que en estos momentos cuenta con una adulta mayor de 80 años.

 

Sin embargo los invasores señalaron que el presidente Petro dijo que "a partir de hoy, todos los bienes en extinción de dominio de la SAE pasarán a ser la base de la nueva economía productiva administrada por las organizaciones campesinas". (Lea: Indígenas ya empezaron a invadir tierras, azucareros las primeras víctimas)

 

"Es peligroso, me dijeron que los invasores llegaron con cuchillos, machetes y armas de fuego, la verdad no sabemos qué hacer. Las autoridades del departamento nos confirmaron que el proceso de desalojo tomaría entre 24 y 48 horas", indicó.

 

Añadió que “podemos operar sin ningún inconveniente, porque los estatutos fundamentales de los predios que tiene la SAE es que son entregados, dados en comodato, arriendo o en disposición a personas ajenas al gobierno, básicamente para lograr un beneficio social. Como es este caso, que somos ayuda de los animales y que además de eso es un predio sobre una reserva forestal”.

 

En el lugar hace presencia la Policía, el Ejército, funcionarios de la Alcaldía de Dagua, así como de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), encargados de llegar a un consenso con las personas y realizar el respectivo desalojo de los terrenos de la Fundación.

 

De acuerdo con lo expuesto por Ossa en caso de no lograrse resolver la situación en menos de 48 horas, harán una convocatoria nacional entre activistas de los derechos de los animales para defender la actividad de su Fundación.