Tambalea el futuro de la ley anticontrabando

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Junio 2014
compartir
ley anticontrabando colombia
La ley busca penalizar debidamente el ingreso ilegal de productos como el arroz, la carne, entre otros. Foto. CONtexto ganadero.
El proyecto de ley se tambalea luego de un año de haber sido radicado en la Comisión Primera del Senado, pues el próximo 20 de junio se vence el plazo para su eventual aprobación. Los más afectados: los productores.
 
Poco o nada pareció importar la solicitud de los gremios productivos del país afectados por el contrabando a los miembros de la Comisión Primera del Senado, a quienes pidieron celeridad en el trámite de la ley anticontrabando. Argumentos como: “hay que debatirlo sin afán”, “el articulado es muy complejo”, “no se pueden enviar a la cárcel comerciantes que se están legalizando”, “no es bueno para los departamentos fronterizos”, entre otros, fueron esgrimidos por los parlamentarios . (Lea: Gremios piden celeridad para aprobación de Ley Anticontrabando)
 
Con la ley se busca endurecer las penas para quienes se dedican a ingresar al país ilegalmente productos como carne de cerdo, res, pollo, leche, arroz, aceite, entre otros. Esta actividad afecta la economía del país y la de quienes se dedican a trabajar en el sector rural.
 
En su momento, Rafael Hernández Lozano, gerente general de la Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, indicó que esta medida era la primera solución para que el sector arrocero y la agricultura del país mejoraran sus condiciones productivas y competitivas.
 
Esperamos que la Ley Anticontrabando salga pronto y que los sabios del Congreso estén encaminados a que se pueda penalizar este delito, porque la única manera de controlar un perjuicio de estos, es una pena muy fuerte”, manifestó Hernández Lozano. (Lea: "A la ruralidad colombiana le falta inversión del Estado": R. Hernández)
 
A su vez, José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en repetidas ocasiones ha señalado que el contrabando con el que vive el país, es un crimen contra los productores bovinos.
 
Es necesario que se tomen medidas urgentes que permitan frenar las prácticas ilegales del contrabando que se vienen configurando en el comercio binacional con Venezuela, en especial en zonas críticas como La Guajira, Arauca y Cúcuta”, apuntó Lafaurie Rivera el pasado mes de abril.
 
El problema radica en que un año después de haber radicado la propuesta en el Congreso esta no ha sido tramitada y restan menos de 10 días para que el Parlamento colombiano deje de sesionar. En la agenda solo 2 días libres para que el debate de la ley anticontrabando se lleve a cabo. (Lea: Buscan frenar contrabando con penas de 30 años de cárcel)
 
“Es gravísimo. Yo he insistido en que para que haya una política agropecuaria justa lo primero que hay que hacer es una pelea efectiva contra el contrabando. La ley anticontrabando es un marco que apoya esta cruzada, si no se da pareciera que no hubiese interés en luchar contra este flagelo”, indicó Carlos Alberto Maya Calle, presidente ejecutivo de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores.
 
Por su parte, Andrés Rafael Valencia Pinzón, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, indicó en diálogo con CONtexto ganadero que con tan poco tiempo, lo más probable es que el debate de la ley se dé en el próximo periodo legislativo.
 
“Si el Gobierno y el Congreso empiezan a correr con el trámite se pueden presentar vicios de forma que podrían afectar la constitucionalidad de la ley. En 2 días será imposible aprobar la ley. La campaña presidencial ha interrumpido la labor del congreso y ello, tengo entendido, ha paralizado el trámite de otras leyes”, concluyó Valencia. (Lea: Así se trabaja en la entraña de la lucha anti contrabando)
 
Todo parece indicar que el debate de tan importante ley para el sector rural será tarea del próximo Congreso, este optó por priorizar otros temas y no la economía de miles de familias que derivan su sustento económico del campo y que se ven seriamente perjudicados por el contrabando.