10 pasos para hacer el establecimiento de una pradera

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Junio 2018
compartir
Pasos para establecimiento de praderas, protocolo establecimiento de praderas, manejo de praderas, establecer una pradera ganadería, pradera ganadería, potrero ganadería, pastos de corte, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Un óptimo establecimiento garantiza el éxito de la pradera durante mucho más tiempo. Foto: Ecología con Asocebú
Para lograr el mayor rendimiento y duración de un potrero, es necesario cumplir con un protocolo adecuado que garantice la calidad y cantidad de forraje necesarios para el ganado. A continuación, algunos consejos para realizar este proceso.
 
Como lo precisa el Manual Práctico de Ganaderos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, una de las decisiones previas al establecimiento de la pradera es escoger la especie de pasto que se va a sembrar. (Lea: Recomendaciones a la hora de cambiar de especie de pasto)
 
En esta guía, ofreció algunos de los materiales que más se adaptan a cada una de las condiciones del suelo del país. Por ejemplo, para terrenos bien drenados, se puede emplear el kikuyo, raigrás o alfalfa, mientras que para terrenos aluviales se pueden usar guinea, angleton o brachiaria.
 
En esta elección, Fedegán le recuerda que debe evitar el monocultivo. Una vez haya escogido las especies más adecuadas para producir forraje y tener un desempeño óptimo de la pradera a futuro, usted podrá iniciar el establecimiento.
 
Este proceso incluye múltiples actividades como la preparación del suelo, aplicación de correctivos y fertilizantes, la siembra, el control de malezas y la resiembra en caso de ser necesaria. (Lea: Estos son algunos aciertos y errores en el establecimiento de praderas)
 
Para explicarlo de forma más resumida, el zootecnista Raúl Rojas Cortés, gerente técnico de forrajes de la empresa Sáenz Fety S.A.S desarrolló en un texto un protocolo que contiene 10 pasos con los cuales usted podrá tener una pradera formada con excelente calidad y cantidad.
 
Antes de mencionarlos, el experto recordó que la mejor época iniciar este proceso es al inicio de las lluvias, “puesto que las plantas en sus etapas iniciales son muy susceptibles a la falta o al exceso de humedad y para lograr el éxito en el establecimiento se debe contar con humedad constante (ni exceso, ni deficiencia) durante los primeros 45 días.
  1. Medir e identificar potreros
  2. Realizar un análisis de suelos (Lea: Recomendaciones para tomar una muestra de suelo)
  3. Disponer del material forrajero a sembrar. Recuerde emplear siempre semillas certificadas.
  4. Control de arvenses o malezas. Si el proceso de establecimiento se ha hecho correctamente, se puede realizar este control de forma manual.
  5. Realizar la preparación del suelo, que incluye mecanización. Recuerde que el terreno debe estar moderadamente húmedo y evitar que quede excesivamente polvoso.
  6. Incorporar enmiendas y terminar de preparar el terreno, que implica aplicación de correctivos como la cal y de abonos
  7. Regar la semilla y taparla máximo a 2 cm de profundidad. Aquí se debe tener en cuenta la distribución del material y cómo se dispone en el suelo.
  8. Aplicación de fertilizantes, tanto al inicio como durante el mantenimiento
  9. Realizar un nuevo control de malezas
  10. Control de plagas (Lea: Conozca la dinámica del crecimiento de sus praderas
El manual de Fedegán explica que, al final de este proceso, se debe apelar a la resiembra cuando al cobertura de forraje es muy baja, de menos de 4 plantas por m2. En este caso, se deben revisar los factores que impidieron la adecuada germinación o desarrollo de las plántulas y se procede a regar la semilla nuevamente.