3 errores más comunes al momento de sembrar

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Mayo 2019
compartir
Ganadería, ganadería colombia, Ganadería colombiana, CONtexto ganadero, noticias ganaderas, sembrar, errores al sembrar, Siembra, productos para sembrar, semillas, cantidad de semillas, ganaderos, ganaderos colombia
La cantidad de semillas y el escoger el tipo de alimentos son algunos de los errores que cometen los productores cuando van a sembrar. Foto: goizper.com

Sembrar es el momento más esperado por los productores porque esto se convierte en el alimento para los animales durante épocas de verano. Aprenda aquí los errores más comunes que cometen al momento de sembrar.

 

La siembra de semillas para forraje durante el invierno permite que los animales puedan soportar las inclemencias del clima que muchas veces los dejan sin alimento por largas temporadas de escases. Para esto, el proceso de siembra se convierte en un momento realmente importante para quien lo realiza, pues en ocasiones se comenten muchas equivocaciones que salen costosas. (Lea: 10 pasos para hacer el establecimiento de una pradera)

 

Eustorgia Méndez, ingeniera agrónoma, indica que muchos son los factores que influyen para que las personas cometan errores al sembrar, pero que la acción más frecuente hace referencia a la falta de asesoría por parte de las personas capacitadas.

 

  1. Cantidad de semillas

 

La compra y distribución del material forrajero es el primer paso que debe realizar el productor para determinar cuántas semillas se van a distribuir por cada terreno.

 

Lo primero es no utilizar la cantidad de semillas adecuadas o recomendada por los expertos, pues en muchas ocasiones, las personas aplican menos de lo que se les aconseja por ser costoso el material”, afirma Méndez.

 

Para corregir este error, el ganadero o agricultor debe asesorarse de un profesional que indique la cantidad de kilos por hectárea, dependiendo del tipo de semilla que se vaya a sembrar.

 

  1. No hacer uso de la variedad adecuada

 

El tipo de material que se va a utilizar para la siembra es uno de los procesos más importantes de todo el sistema. En algunas ocasiones, las personas suelen regirse bajo los consejos del vecino o de algunos conocidos que han probado la semilla. (Lea: Recomendaciones a la hora de cambiar de especie de pasto)

 

Otro error es utilizar una variedad no adecuada para la zona, es decir, lo hacen no por las condiciones agroecológicas sino por las recomendaciones de un tercero”, expresa Méndez.

 

Para su corrección, el productor debe buscar a una persona capacitada que le hable teniendo cuenta las condiciones agrologicas que tenga cada predio, donde se evalúe el suelo y sus precipitaciones.

 

  1. Protección a la siembra

 

Cuando se siembra en un terreno, las semillas son las principales víctimas de los animales e insectos que aprovechan para comérselas, acabando así con la labor del productor.

 

Lo recomendable es que se protejan las semillas de las hormigas y los pequeños animales del suelo para que estos no se las coman y puedan germinar de forma normal. La aplicación del producto debe realizarse a tiempo”, asegura Méndez.

 

La persona requiere de una asesoría previa que recomiende algún insecticida que proteja a la semilla de la llegada de animales. (Lea: Conozca la dinámica del crecimiento de sus praderas)

 

Finalmente, es fundamental que se prevea el clima y las recomendaciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM acerca del clima, pues es necesario al menos un mes de lluvias para que la semilla pueda germinas o de lo contrario mueren muy pequeñas por la falta de precipitaciones.