7 acciones a tener en cuenta en el manejo de los bancos forrajeros mixtos

Por: 
CONtexto ganadero
06 de Febrero 2020
compartir
Bancos forrajeros mixtos 2020, bancos mixtos de forraje, bancos de forrajes mixtos, alimento ganado, manejo de los cultivos en ganaderías, comida para el ganado, Producción de Semillas, CIPAV, FNG, Fedegán, SENA, CONtexto ganadero, ganadería Colombia, Noticias ganaderas Colombia
Luego de diseñar y establecer el banco forrajero, hay que implementar una estrategia de manejo para conservarlo. Foto: ganaderiacolombianasostenible.co

Una vez haya seleccionado el terreno y se haya hecho el diseño para el establecimiento del banco forrajero mixto (BFM), los productores deben implementar los procedimientos para mantener el cultivo de forma diaria y lograr el éxito del sistema.

 

La primera acción que usted debe determinar es calcular el área que debe cortar diariamente, haciendo un aforo ajustado a la producción promedio por metro cuadrado de los forrajes que componen el BFM.

 

Para ello, utilice un marco de madera, hierro o PVC de 1m x 1m, póngalo en el lote y corte los forrajes contenidos en el marco de acuerdo con su tipo: leguminosas arbóreas, arbustos o pastos de corte.

 

Luego proceda a pesar el forraje cortado. Tome 5 muestras de la misma manera para promediar la cantidad de forraje verde producido. (Lea: Aspectos claves para la selección de los arreglos en los bancos mixtos)

 

Para mantener el cultivo, la segunda acción es cortar los forrajes con un machete afilado y pesado, haciendo cortes en bisel de abajo hacia arriba para evitar la entrada de hongos e infecciones en los desgarres.

 

Por ejemplo, árboles como leucaena, morera y matarratón se cortan a una altura de 1 m, mientras que los arbuestos como el botón de oro a 70 cm, el tilo a 80 o 90 cm; y los pastos de corte y caña de azúcar, a ras de suelo.

 

La tercera es seleccionar los árboles que servirán de fuente de semilla y que darán sombra regulada al cultivo. Elija los más vigorosos y de buena conformación a una distancia de 10 m entre ellos o en los sitios óptimos para la sombra.

 

A continuación, debe tener en cuenta los tiempos del primer corte para cada especie: la leucaena y el matarratón se cortan a los 7 meses de sembrado y luego cada 45 a 90 días. (Lea: La fórmula de los Bancos Forrajeros Mixtos)

 

Los lotes de ramas leñosas se deben dejar para que se descompongan y aporten materia orgánica al suelo. El botón de oro se corta después de la primera floración para permitir un mejor enraizamiento de las plantas, y luego cada 40 o 50 días.

 

La quinta acción es la fertilización constante de los cultivos. Después de cada corte, hay que aplicar materia orgánica al suelo, entre 1 y 1,5 toneladas por hectárea. Si usa estiércol fresco, riéguelo alrededor de cada planta a una distancia de 30 a 50 cm para prevenir quemaduras.

 

La sexta es el control de arvenses, retirando aquellas que puedan afectar al cultivo. Finalmente, la última comprende el riego luego del corte según las condiciones climáticas. (Lea: 5 criterios para diseñar bancos forrajeros mixtos)